¿Más que un ronquido? Estas son las señales de la apnea del sueño

¿Tu compañero de cama te dice que roncas?

Si es así, no lo ignores, probablemente pueda tratarse de apnea obstructiva del sueño (AOS), señala una publicación de HealthDay.

¿Más que un ronquido? Estas son las señales de la apnea del sueño
Mujer no puede dormir por los ronquidos de su pareja. | Foto: ISTOCK

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno potencialmente grave, ya que hace que la respiración se detenga y se reanude repetidamente mientras dormimos.

Existen varios tipos de apnea del sueño, pero la más común es la obstructiva. Este tipo ocurre cuando los músculos de la garganta se relajan intermitentemente y bloquean las vías respiratorias durante el sueño.

Un signo característico de apnea obstructiva del sueño es el ronquido, aunque no necesariamente el único.

Cuando no se trata, la apnea del sueño puede conducir a graves problemas de salud, de forma que la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASM), aconseja considerar si se trata de algo más que un ronquido.

"Aunque no todo el que ronca tiene apnea del sueño, los ronquidos son una señal de advertencia que se debe tomar en serio", enfatizó el doctor Kannan Ramar, presidente de la AASM.

"Si tu compañero de cama ronca, o te han dicho que roncas, es importante hablar con un proveedor médico sobre la detección o las pruebas para la apnea del sueño", agregó.

Tratar la apnea del sueño puede mejorar la salud y la calidad de vida en general.

Casi un 70% de los estadounidenses que duermen con una pareja afirman que su compañero de cama ronca, según una encuesta de la AASM de 2021.

La misma encuesta encontró que un 26% de los estadounidenses no están familiarizados con la AOS, y que un 48% no conocen sus síntomas.

Casi 30 millones de adultos de EE. UU. tienen AOS, pero la AASM calcula que 23.5 millones de esos casos no han sido diagnosticados.

Estas son las cinco señales de advertencia que debes conocer:

  1. Roncar.
  2. Ahogarse o quedarse sin aliento durante el sueño.
  3. Fatiga o somnolencia diurna.
  4. Obesidad.
  5. Hipertensión.

Otras indicaciones de la apnea incluyen un sueño que no restaura, insomnio, dolores de cabeza en la mañana, despertarse durante la noche para ir al baño, dificultades para concentrarse, pérdida de la memoria, reducción en el deseo sexual, irritabilidad, o dificultades para mantenerse despierto mientras ves la televisión o conduces.

"Retrasar el tratamiento de la apnea del sueño puede conducir a problemas de salud más graves", advirtió Ramar.

"Por suerte, muchos de los efectos nocivos de la apnea del sueño se pueden frenar, e incluso revertir, a través del diagnóstico y el tratamiento con un equipo de sueño en un centro de sueño acreditado, donde los pacientes reciben atención en unas instalaciones seguras y cómodas".

El tratamiento típico para la apnea del sueño es la terapia de presión positiva continua de las vías respiratorias (PPCVR).

La PPCVR mantiene las vías respiratorias abiertas al proveer una corriente de aire continua a través de una máscara que se usa mientras duerme.

Usar la PPCVR puede mejorar la calidad del sueño, fomentar la alerta diurna, concentración y estado de ánimo, e incluso mejorar la salud del cerebro y corazón, según informa la AASM.

Otros tratamientos incluyen terapia postural, terapia con aparatos orales y cirugía.

Fuentes consultadas: American Academy of Sleep Medicine, news release, June 8, 2021, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo.

Comparte tu opinión