Encuentran pistas de por qué las convulsiones epilépticas pueden parar la respiración

Encuentran pistas de por qué las convulsiones epilépticas pueden parar la respiración

MIÉRCOLES, 4 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Unos niveles más altos de serotonina, una sustancia química del cerebro, se vinculan con un riesgo más bajo de unas pausas en la respiración potencialmente letales vinculadas con las convulsiones en las personas que sufren de epilepsia, aseguran unos investigadores.

Los hallazgos sugieren que la serotonina podría ayudar a proteger a las personas con epilepsia de esta amenaza, según los autores de un estudio que se publicó en la edición en línea del 4 de septiembre de la revista Neurology.

"Se sabe que la serotonina, una hormona que transmite señales entre las células nerviosas del cerebro, regula la respiración y el despertar del sueño, pero lo que no se sabe es cómo podría influir en la respiración antes, durante y después de las convulsiones", comentó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Samden Lhatoo.

Lhatoo es profesor de neurología en la Facultad de Medicina McGovern de la Universidad de Texas, en Houston.

"Nuestros hallazgos muestran que unos niveles más altos de serotonina tras una convulsión se asocian con menos disfunción respiratoria, y aunque no podemos determinar ningún vínculo entre los niveles de serotonina y un riesgo de muerte súbita e inesperada en la epilepsia [SUDEP, por sus siglas en inglés], nuestra investigación podría ofrecer algunas pistas importantes, dado que la SUDEP se ha vinculado en investigaciones anteriores con una disfunción profunda de la respiración después de unos ataques convulsivos generalizados", comentó Lhatoo, que realizó la investigación en la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland.

El estudio incluyó a 49 pacientes con una edad promedio de 42 años, que tenían una epilepsia difícil de tratar. Mientras estaban en una unidad de monitorización de la epilepsia, se evaluaron la actividad eléctrica del cerebro y del corazón, los niveles de oxígeno en la sangre y los cambios en el flujo sanguíneo durante una convulsión epiléptica.

Para medir los niveles de serotonina, se recolectaron muestras de sangre en un plazo de unos 10 minutos de una convulsión, y una vez más al menos 12 horas después.

En total, un 35 por ciento de los pacientes dejaron de respirar temporalmente durante las convulsiones, y un 30 por ciento dejaron de respirar temporalmente después.

Los niveles de serotonina tras una convulsión eran más altos que antes de la convulsión en los pacientes que no dejaron de respirar temporalmente durante ni después del evento. Entre los pacientes que dejaron de respirar temporalmente, los niveles de serotonina no fueron significativamente más altos antes ni después de una convulsión.

"Nuestros resultados ofrecen una información novedosa sobre un vínculo posible entre los niveles de serotonina y la respiración durante y después de una convulsión", señaló Lhatoo.

Dijo que esto da esperanzas de que en el futuro se pudieran desarrollar terapias nuevas para ayudar a prevenir la muerte súbita e inesperada en la epilepsia. Pero añadió que el estudio actual fue pequeño, y que se necesita más investigación para confirmar los hallazgos.

"También es importante anotar que un exceso de serotonina puede ser perjudicial, así que desaconsejamos con firmeza que alguien intente encontrar formas de aumentar los niveles de serotonina en respuesta a los hallazgos de nuestro estudio", concluyó Lhatoo.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la epilepsia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión