Encontrar su voz: la modificación vocal puede ser clave para las personas trans

MIÉRCOLES, 13 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Unos ocho meses después de que Ari Toumpas, una mujer transgénero, comenzó el proceso de transición tanto social como médicamente, comenzó a pensar en su voz.

Toumpas, profesora de idiomas y estudiante de postgrado de la Universidad Estatal de Ohio, había estado probando algunos ejercicios de feminización vocal que había descubierto en línea, pero sin éxito.

Encontrar su voz: la modificación vocal puede ser clave para las personas trans

Una remisión de su médico de atención primaria llevó a Toumpas hasta Anna Lichtenstein, una terapeuta de modificación de la voz para la afirmación de género del Centro Médico Wexner de la universidad, que ofrece una amplia variedad de servicios de atención de la salud para la afirmación de género.

"Ha sido un proceso de simplemente cambiar varias cosas pequeñas y cosas grandes sobre mi vida, que me hacen sentir más cómoda al vivir como un ser humano con un cuerpo, y parte de esto era mi voz", comentó Toumpas, que tiene 25 años.

Tras 12 semanas de trabajo con Lichtenstein y más práctica en casa, "me siento muy cómoda con mi voz", dijo Toumpas. "Sé lo que estoy haciendo. Es más bien natural. Llego a mi voz cada día cuando despierto en la mañana... me paro frente a mi clase y enseño, y es cómodo".

La modificación de la voz es solo una pieza de la atención para la afirmación de género que puede ayudar a los individuos transgénero a sentirse más en armonía con sus cuerpos.

Lichtenstein señaló que "usamos nuestra voz a lo largo del día para comunicarnos, y como patóloga del habla, todo mi entrenamiento es para ayudar a las personas a comunicarse en el mundo con más confianza, más eficiencia y con un sentimiento de éxito".

Hay muchos aspectos del género que influyen en la comunicación, anotó Lichtenstein, y los pacientes transgéneros, no binarios y con inconformidad de género que Lichtenstein atiende en su trabajo acuden a ella por una variedad de motivos, y con una variedad de metas.

Algunos buscan que la gente no los identifique como transgénero en su comunidad, a veces porque les preocupa la seguridad. Otros desean una mayor sensación de control y comprensión de su voz. Al mismo tiempo, algunas personas transgénero no están interesadas en cambiar su voz. Se identifican con la forma en que suenan, apuntó Lichtenstein.

"Pero sin duda está dentro del ámbito de la atención para la afirmación de género, y es importante porque la atención para la afirmación de género puede en general de verdad salvarles las vidas a estas personas, dependiendo del lugar en que viven y qué atención de la salud necesitan o buscan", enfatizó Lichtenstein.

La patología del lenguaje y del habla y la terapia de voz es en sí un campo muy diverso, que abarca desde trabajar con pacientes pediátricos que necesitan ayuda con la articulación y la fluidez del lenguaje, hasta pacientes adultos en la atención aguda como parte de la recuperación de un accidente cerebrovascular.

En el caso de Lichtenstein, comenzó de forma gradual a añadir a más adultos y jóvenes transgénero a su lista de casos antes de que este trabajo se convirtiera en su enfoque principal.

'La voz es muy personal'

"De verdad me interesé en proveer atención para la afirmación de género, y deseaba ser la mejor y más competente proveedora que pudiera ser en esta área de la salud para esta población de pacientes", comentó Lichtenstein.

Aunque Lichtenstein piensa que no es común que los terapeutas del habla se enfoquen en la atención para la afirmación de género, hay más terapeutas del habla que comienzan a realizar este trabajo en Estados Unidos, al añadir a pacientes transgénero a sus listas de pacientes existentes.

Ahora, es más común que los programas de postgrado ofrezcan un currículo que incluya terapia de voz para la afirmación de género. También existen entrenamientos especializados para los profesionales, añadió.

Emparejar la terapia de voz con la cirugía es poco común, pero posible. Este tipo de cirugía puede reducir y cambiar la forma de las cuerdas vocales.

Pero, primero, el proceso de terapia de modificación de la voz comienza con una reunión con un laringólogo para evaluar la salud vocal del paciente.

La próxima reunión es con un patólogo del habla, para hablar sobre la calidad de vida y las metas.

Después de esto, en general hay (más o menos) 10 sesiones de 30 a 45 minutos. Lichtenstein trabaja con sus pacientes para que comprendan y controlen el flujo del aire, los patrones de inflexión, el tono, la resonancia y la ubicación del sonido.

"Lo abordo desde un punto de vista científico de la salud vocal, y trabajo desde el nivel del sonido hasta el nivel de las palabras hasta el nivel de las oraciones, y hasta la lectura y la conversación", apuntó Lichtenstein.

"Y provee mucho respaldo a los pacientes durante todo el proceso", continuó Lichtenstein. "Lo que hacemos es muy personal. La voz es muy personal. Está muy vinculada con el sentido de uno mismo y el sentido de identidad".


Las personas que son transfemeninas buscan la terapia de voz para la afirmación de género con una mayor frecuencia que las que son transmasculinas, anotó Lichtenstein.

El motivo es que la testosterona que se toma para hacer la transición de femenino a masculino engrosa a las cuerdas vocales, lo que puede alterar y bajar la voz. Esto no sucede cuando se toman hormonas femeninas, como la progesterona y el estrógeno.

Sin embargo, Lichtenstein sí atiende a pacientes transmasculinos que eligen abandonar la terapia hormonal y que desean aprender a cambiar la voz o que tienen otros problemas.

Un tema de seguridad

Para Toumpas, la decisión de hacer terapia de voz se debió a motivos tanto estéticos como de seguridad. No deseaba experimentar la discriminación ni el abuso de las personas transfóbicas. Su meta no era estar en uno de los rangos de más alta resonancia, sino sonar como las cantantes griegas cuyas voces admiraba.

"Pensé mucho en la estética de mi género y la forma en que deseaba jugar con mi voz, y Anna fue muy buena al trabajar en esas cosas sobre la marcha", dijo Toumpas.

Muchas personas transgénero y no binarias tienen la experiencia compartida de sentir que sus cuerpos en realidad no les pertenecen, observó Olivia Hunt, directora de políticas del Centro Nacional para la Igualdad Transgénero (National Center for Transgender Equality), una organización de defensoría en Washington, D.C. que trabaja para lograr que Estados Unidos sea un lugar más seguro y amigable para las personas transgénero.

Para muchos de los que se someten a una transición médica, armonizar su cuerpo con la forma en que se ven a sí mismos es una parte esencial de vivir sus vidas, enfatizó Hunt.

Se trata de un tema de dignidad y realización propia, pero también de un asunto de seguridad personal, añadió Hunt.

La encuesta de la organización de 2015 encontró que casi la mitad de todas las personas transgénero de EE. UU. reportan que han sufrido discriminación, acoso, o que han sido tratadas con violencia.

"Tener otras formas de protegerse para que no les saquen del armario, que el estatus transgénero no se le revele a las personas con quienes está interactuando de forma casual, puede ser un tema de seguridad, porque si su voz lo identifica mientras están en una tienda haciendo la compra, esto puede conducir a un acoso completamente innecesario de parte de totales desconocidos que decidieron que solo quieren hacerle la vida difícil a una persona trans", aseguró Hunt.

Hunt también anotó que los individuos transgénero tienen unas tasas de desempleo superiores al promedio, lo que también puede significar una falta de acceso al seguro o un seguro limitado, lo que hace que les sea más difícil pagar la atención de afirmación de género, incluso la terapia de voz.

Lichtenstein dijo que siempre intenta asegurarse de que sus pacientes tengan todos los recursos que necesiten para otros servicios de afirmación de género necesarios, dependiendo de dónde están en su proceso, y además de ayudarlos a orientarse respecto al seguro.

Factura sus sesiones al seguro, pero qué tan bien está cubierta la terapia varía mucho según el plan y las políticas que las compañías de seguro crean respecto a qué atención cubren. Este es un tema que la Estatal de Ohio intenta cambiar de forma directa, al abordar a las compañías para ofrecer presentaciones que detallan la atención y por qué es necesaria.

Las propuestas legislativas también podrían afectar a este tipo de atención de la salud para quienes la necesiten. Ohio, por ejemplo, ha propuesto dos proyectos de ley en su legislatura que afectarían a la comunidad LGBTQ, entre ellas una que evitaría que los menores de edad transgénero accedan a cualquier atención de la salud para la afirmación de género, si se promulga.

"Mi lista de casos incluye a pacientes adolescentes que acuden a mí para la voz cada semana, y ellos son quienes dicen que son, y todos los servicios de atención de salud que buscan son los servicios que necesitan", enfatizó Lichtenstein. "Pienso que es muy aterrador que esto pudiera potencialmente convertirse en algo ilegal en Ohio".

Más información

La Asociación Americana del Habla, el Lenguaje y el Oído (American Speech-Language-Hearing Association) ofrece más información sobre la terapia de voz para la afirmación de género.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Anna Lichtenstein, MA, speech language pathologist and gender-affirming voice modification therapist, department of otolaryngology-head and neck surgery, Ohio State University's Wexner Medical Center, Columbus; Olivia Hunt, JD, policy director, National Center for Transgender Equality, Washington D.C.; Ari Toumpas, BA, graduate student and teacher, Ohio State University, Columbus

¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?


¿Le ha sido útil esta página?

Was this page helpful?

Comparte tu opinión