En unos EE. UU. estresados por la pandemia, las protestas empeoran la tensión mental

En unos EE. UU. estresados por la pandemia, las protestas empeoran la tensión mental

MARTES, 2 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Justo a medida que los estadounidenses comienzan a salir de las cuarentenas por la COVID-19, con la esperanza de reanudar su vida normal pero todavía temerosos de la infección, las protestas contra la violencia policial están arrasando a ciudades de todo el país.

Y se prevé que millones seguirán sin empleo, mientras una economía floja intenta reiniciarse.

¿Cómo se espera que las personas afronten todo esto?

"Muchas personas podrían estar llegando al límite en términos de la cantidad de estrés e incertidumbre que están experimentando", señaló Vaile Wright, directora sénior de innovación en la atención de la salud de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).

Mantener la calma en momentos como este requiere mucho autocuidado y autorreflexión, afirman los expertos en la salud mental.

Uno de los pasos más importantes es aceptar que uno está estresado, y determinar el origen de la ansiedad o la depresión, aconsejó la Dra. Renee Binder, expresidenta de la Asociación Americana de Psicología.

"Es un inmenso polvorín de sentimientos", dijo Binder. "Siempre que las personas sienten ansiedad, siempre que se sienten deprimidas, es muy importante determinar qué es realista y qué no lo es. Qué es una reacción normal y qué es dramatizar, sentir que el mundo se está acabando cuando no es así".

Es normal y natural sentir confusión, miedo, tristeza e indignación relacionados con que unas protestas pacíficas estén recibiendo como respuesta violencia policial, y con las protestas violentas que dejan estelas de destrucción, aseguró Wright.

"Aunque esos sentimientos sean incómodos, no tienen nada de malo", dijo Wright.

También es esencial aceptar que las personas que lo rodean quizá no se sientan exactamente igual que usted, añadió.

"Es importante que las personas se sientan validadas en cuanto a cómo se sienten ahora mismo, aunque no sea una experiencia con la que usted pueda relacionarse. De verdad es importante que no usemos nuestras propias experiencias para quitarle validez, sin quererlo, a la de otra persona", enfatizó Wright.

Las personas que se sientan abrumadas por la cantidad de eventos deberían hacer pausas regulares de los medios sociales y las noticias, concurrieron Wright y Binder.

Las familias quizá deban fijar unos límites estrictos sobre los momentos en que sus miembros pueden entrar en internet para ver las noticias o leer los medios sociales.

"Cada vez es más difícil desconectarse, mientras se reciben notificaciones en el teléfono con cada última hora", dijo Wright.

Las personas pueden ayudarse a sentirse mejor al controlar lo que sí puedan en sus vidas, por ejemplo, al usar una máscara al hacer la compra y lavarse las manos con regularidad.

Otras formas de autocuidado también son importantes, como el ejercicio, la relajación, una alimentación saludable y un sueño suficiente, comentaron los expertos.

Las personas que se sientan desesperanzadas quizá deban encontrar formas constructivas de contribuir a su comunidad: trabajar en una campaña, implicarse en una causa o hacer voluntariado, planteó Binder.

"Cualquier cosa que haga para intentar cambiar esta situación es algo bueno, y mientras tanto, mantenga su propia salud y seguridad", aconsejó Binder.

Ahora mismo, los niños se están sintiendo muy estresados, y pocos comprenden la causa de su ansiedad, añadieron los expertos.

"Los niños sintonizan naturalmente con las emociones de los adultos que los rodean", afirmó Wright. "Es de verdad importante que los padres hagan todo lo que puedan para modelar una buena gestión del estrés. Si usted pierde los nervios, sus hijos perderán los nervios".

Los padres deben estar listos para responder a las preguntas de los niños sobre las protestas o la COVID-19, en términos que sean adecuados para su nivel de desarrollo, observaron Binder y Wright.

"Los niños saben que están recibiendo información honesta y que los padres son fiables, y creen lo que sus padres les dicen", aseguró Binder. "La mayoría de los niños desean saber que están seguros, pero también desean comprender qué está sucediendo. Es importante tener mucha empatía y comprensión cuando un niño hace una pregunta real, y darle información honesta para reducir su ansiedad".

Wright añadió "intente crear un espacio seguro para que sus hijos expresen sus sentimientos, hagan preguntas, y entonces implíquelos en actividades familiares agradables que ayuden a los niños a encontrar cierta estabilidad en estos tiempos tan inciertos".

Más información

La Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness) ofrece más información sobre la gestión del estrés.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión