En un pequeño estudio, no hay señales de que el coronavirus se pueda transmitir al bebé durante el embarazo

En un pequeño estudio, no hay señales de que el coronavirus se pueda transmitir al bebé durante el embarazo

MIÉRCOLES, 12 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Una buena noticia sobre el coronavirus: una investigación preliminar sugiere que el virus no puede ser transmitido de una mujer embarazada infectada al feto.

Los investigadores enfatizaron que la población del estudio fue pequeña (solo nueve mujeres embarazadas), y que varios factores más significan que quedan preguntas sobre la transmisión de madre a feto.

En el estudio, los investigadores analizaron los expedientes médicos de las mujeres, que tenían de 26 a 40 años. Todas las mujeres vivían en Wuhan, China, el epicentro del brote del recién nombrado coronavirus COVID-19, que hasta ahora ha infectado a casi 45,000 personas y acabado con las vidas de 1,113 en China.

Todas las mujeres habían desarrollado neumonía como resultado de su infección, y todas estaban en el tercer trimestre, según un equipo dirigido por Yuanzhen Zhang, del Hospital de Zhongnan de la Universidad de Wuhan, en China. Todas las mujeres se recuperaron de la enfermedad, y recibieron antibióticos y terapia de oxígeno. Seis también recibieron terapia antiviral.

En cuanto a los partos, hubo dos casos de sufrimiento fetal, una afección en que el bebé experimenta un nivel temporal bajo de oxígeno, y en dos partos hubo una ruptura prematura de la membrana fetal, pero los nueve embarazos resultaron en nacimientos vivos.

Lo más importante es que seis de los nueve bebés recién nacidos recibieron pruebas, y no mostraron señales de infección con el COVID-19. La presencia del virus se evaluó en los bebés mediante muestras de la garganta, de la sangre del cordón umbilical y de muestras del tejido amniótico, anotó el equipo. Ninguna de esas muestras arrojó un resultado positivo del COVID-19.

El muestreo se realizó en la sala de partos en el momento del nacimiento, para ayudar a garantizar que la contaminación externa no interfiriera con los resultados.

El estudio se publicó el 12 de febrero en la revista The Lancet, y fue motivado por un informe anterior sobre un bebé que nació de una madre infectada con el coronavirus. El bebé tuvo un resultado positivo del coronavirus en un plazo de 36 horas tras nacer.

El nuevo estudio sugiere que no es probable que haya una infección en el útero. Pero el equipo chino enfatizó que sus hallazgos se basan en un pequeño número de casos, recolectados durante un periodo corto. Además, los casos solo incluyeron a mujeres que estaban al final del embarazo, y que dieron a luz mediante cesárea.

Esto significa que todavía no está claro cómo la infección con el coronavirus durante el primer o el segundo trimestres afecta a las madres y a sus bebés, o si el virus se puede transmitir de madre a hijo durante un parto vaginal.

"Es importante anotar que faltan muchos detalles clínicos importantes de este caso, y por ese motivo, no podemos concluir a partir de este caso si la infección intrauterina es posible. No obstante, debemos continuar prestando una atención especial a los recién nacidos de madres con neumonía por el COVID-19 para ayudar a prevenir infecciones en ese grupo", planteó Zhang en un comunicado de prensa de la revista.

La coautora del estudio, Huixia Yang, del Primer Hospital de la Universidad de Pekín, añadió que "estudiar esto es importante porque las mujeres embarazadas pueden ser particularmente susceptibles a los patógenos respiratorios y a la neumonía grave, porque su sistema inmunitario está comprometido y debido a los cambios fisiológicos relacionados con el embarazo".

En una conferencia de prensa, Yang señaló que los factores vinculados con el embarazo "podrían ponerlas en un riesgo más alto de malos resultados. Aunque en nuestro estudio ninguna paciente desarrolló una neumonía grave ni falleció de su infección, debemos seguir estudiando al virus para comprender los efectos en un grupo más grande de mujeres embarazadas".

Se necesita un seguimiento de las mujeres y los niños de este estudio para evaluar su salud a largo plazo, comentaron los autores de estudio.

Los investigadores anotaron que estos hallazgos son similares a los de la infección con el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en las mujeres embarazadas. No hubo evidencias de que el virus del SRAS se transmitiera de madre a hijo durante el embarazo o el parto.

Los resultados del estudio son valiosos para la prevención y el tratamiento del COVID-19, escribió Jie Qiao, del Tercer Hospital de la Universidad de Pekín, en un editorial publicado junto con el estudio. Anotó que en este pequeño estudio, la tasa de complicaciones obstétricas con el COVID-19 parece ser más baja que la observada entre las mujeres embarazadas infectadas con el SRAS.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión