En las áreas con más partidarios de Trump hay menos distanciamiento social, según un estudio

VIERNES, 23 de abril de 2021 (HealthDay News) -- La política importa para la salud de los estadunidenses. Un nuevo estudio muestra que los republicanos con unos ingresos más bajos son menos propensos a practicar el distanciamiento social que los demás.

Los datos, de más de 15 millones de usuarios de teléfonos celulares en más de 3,000 condados de EE. UU., entre marzo de 2020 y enero de 2021, también encontraron que los afroamericanos y los estadounidenses de origen hispano eran menos propensos a mantener la distancia física.

En las áreas con más partidarios de Trump hay menos distanciamiento social, según un estudio

Los hallazgos fueron publicados en la edición en línea del 22 de abril de la revista American Journal of Preventive Medicine.

"Iniciamos este proyecto en abril de 2020 porque deseábamos comprender los factores sociales, económicos y políticos que impulsan a las personas a implicarse en el distanciamiento social", señaló el autor principal, Nolan Kavanagh, estudiante de medicina de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

"Un año es mucho tiempo para preparar respuestas políticas y educar al público", comentó Kavanah en un comunicado de prensa de la revista. "Pero los mismos tipos de comunidades que tuvieron dificultades para implementar la distancia física al principio siguen teniéndolas ahora".

Para medir el distanciamiento social, los investigadores utilizaron los promedios de las distancias recorridas por persona entre ubicaciones de los teléfonos celulares.

El mayor distanciamiento social se observó entre finales de marzo y principios de junio del año pasado, y luego volvió a unos niveles más bajos. El distanciamiento comenzó a aumentar de nuevo a principios de septiembre.

Los investigadores encontraron que un predictor constante del distanciamiento fue tener unos ingresos más altos, y que un predictor constante de la falta de distanciamiento fue haber votado por el expresidente Donald Trump.

A principios del estudio, los condados con más residentes negros e hispanos eran menos propensos a practicar el distanciamiento social. Esas diferencias se estrecharon durante el verano, antes de volver a surgir en otoño.

Los investigadores apuntaron que varios factores subyacen a estos hallazgos.

Por ejemplo, las personas con unos trabajos con unos salarios más bajos o por tareas específicas quizá no pudieran trabajar desde casa. Las personas con unos ingresos más bajos tal vez no pudieran realizar grandes compras, y por tanto tuvieran que comprar comida y otros artículos con una mayor frecuencia.

Estos hallazgos también muestran que las diferencias políticas que conforman al distanciamiento social abarcan más allá de las elecciones de 2020.

Las personas tanto con unos ingresos bajos como con simpatías republicanas tenían el mayor riesgo de COVID-19, anotaron los investigadores.

"Estos resultados sugieren que las respuestas políticas a la pandemia no han logrado nivelar el campo", lamentó Kavanagh. "No hemos resuelto los desafíos contra el distanciamiento físico a los que se enfrentan los estadounidenses con unos ingresos bajos, por ejemplo trabajar desde casa. Y los mensajes de los líderes tanto políticos como de salud pública no han llegado a las poblaciones que podrían tener unas creencias distintas sobre el riesgo de enfermedad".

Planteó que unos análisis como este, que monitoricen las disparidades a lo largo del tiempo, pueden ayudar a las autoridades a dirigir las intervenciones de salud pública y económicas a las comunidades que más las necesiten.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, news release, April 22, 2021

Comparte tu opinión