En la era de la COVID-19, hay menos visitas relacionadas con el suicidio a emergencias, y los expertos están preocupados

En la era de la COVID-19, hay menos visitas relacionadas con el suicidio a emergencias, y los expertos están preocupados

LUNES, 8 de junio de 2020 (HealthDay News) -- La pandemia de la COVID-19 ha tenido unos efectos abarcadores, y un nuevo estudio apunta a otro más: quizá esté evitando que las personas busquen atención de emergencia por la ideación suicida.

El estudio, de un sistema de salud de gran tamaño en Ohio, encontró que las visitas a emergencias por la ideación suicida se redujeron en más de un 60 por ciento en el mes tras la orden de confinamiento en casa instituida por el estado.

Y eso es preocupante, afirmaron los investigadores, porque en todo caso, este es un momento en que se prevé que las necesidades de salud mental sean más agudas que nunca.

"La pregunta es dónde están ahora esos pacientes", planteó el investigador sénior, el Dr. Baruch Fertel, de la Clínica Cleveland, en Ohio. "¿Están pasando sus problemas por alto? ¿O están recibiendo ayuda a través de la telemedicina?".

O, lo que es más preocupante, ¿algunas personas se están suicidando en lugar de recibir ayuda?

En este momento no hay forma de saberlo, lamentó Fertel, porque no hay números disponibles. "Lamentablemente, solo lo averiguaremos luego, cuando podamos estudiar las tasas de suicidio", comentó.

Los hallazgos, que se publicaron el 1 de junio en la revista American Journal of Emergency Medicine, son la instantánea más reciente de cómo la pandemia de la COVID-19 ha afectado a todos los aspectos de la atención médica.

Los estudios de EE. UU. han registrado declives en todo, desde las admisiones al hospital por un ataque cardiaco y los trasplantes de órganos, hasta las vacunas infantiles.

En las áreas muy afectadas por la enfermedad, los sistemas de salud se inundaron, y los procedimientos médicos no urgentes se pospusieron. Pero incluso en las regiones con relativamente pocos casos de COVID-19, las órdenes de confinamiento en casa y el miedo del público a los hospitales y a los consultorios médicos parecen estar teniendo un impacto.

El nuevo estudio, dijo Fertel, observó el efecto de esas órdenes en un área de la atención de la salud que todavía falta por investigar: las visitas al departamento de emergencias relacionadas con la salud mental. Esto incluye a las personas que están en crisis debido al abuso de las drogas o del alcohol, o a los pensamientos suicidas.

Los investigadores encontraron que, en las salas de emergencias de la Clínica Cleveland, las visitas de salud mental se redujeron en un 28 por ciento en el mes tras la entrada en vigor de la orden de confinamiento en casa, en comparación con el mismo mes en el año anterior.

La diferencia fue incluso mayor en las visitas relacionadas con la ideación suicida, que se redujeron en un 60 por ciento.

"Queremos que las personas sepan que estamos abiertos y que estamos aquí para ellas", aseguró Fertel, que es director de operaciones y mejora de la calidad de los departamentos de emergencias de la clínica.

Los hallazgos son "importantes", aseguró el Dr. Ken Duckworth, director médico de la Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness, NAMI), una organización sin fines de lucro.

Pero dado que los investigadores solo tenían información sobre lo que estaba ocurriendo en emergencias, apuntó Duckworth, es difícil saber si las personas encontraron una atención alternativa.

Varía según la región, pero algunos sistemas de salud tienen "capacidad móvil de crisis", en que los proveedores acuden a los hogares de las personas, comentó Duckworth.

"Otras fuentes de datos proveerían un panorama más completo", dijo. "Estos hallazgos son importantes, pero ofrecen un panorama parcial. Es un primer paso".

Duckworth anotó que lograr una comprensión más amplia conllevará tiempo. En primer lugar, dijo, el impacto completo en la salud mental de la pandemia podría ocurrir más adelante, y no de inmediato. Y hay que recolectar los datos que los investigadores necesitan para estudiar.

Por ahora, Duckworth recomendó que si las personas tienen un proveedor regular de salud mental, o un médico de atención primaria, hablen con ellos sobre cualquier servicio que necesiten. También pueden consultar a su plan de salud, o ponerse en contacto con la oficina local de NAMI para recibir respaldo, añadió.

Más información

La Red Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline) tiene ayuda disponible.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión