En casos raros, la viruela del simio puede provocar una peligrosa inflamación en el cerebro

LUNES, 12 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Aunque parece que el riesgo es pequeño, una nueva revisión sugiere que, en casos raros, la viruela del simio podría desencadenar unas complicaciones neurológicas graves, entre ellas convulsiones e inflamación en el cerebro.

Los hallazgos se basan en una observación de 19 estudios que se llevaron a cabo en Estados Unidos, Reino Unido y África.

En casos raros, la viruela del simio puede provocar una peligrosa inflamación en el cerebro

Todas las investigaciones trabajaron con datos recolectados antes del inicio del brote actual de viruela del simio en mayo. Y los investigadores advirtieron que no está claro qué tan aplicables son las experiencias pasadas a la actual, ya que los tipos virales, la atención médica y los perfiles de los pacientes podrían diferir de manera considerable.

Aun así, las investigaciones anteriores indicaban, en conjunto, que los pacientes con viruela del simio se enfrentan a un riesgo de un 2 a un 3 por ciento de sufrir al menos una convulsión, una hinchazón grave en el cerebro (encefalitis) o confusión mental.

"En general, la viruela del simio se considera como una enfermedad de la piel", comentó el autor del estudio, el Dr. Jonathan Rogers, investigador de trastornos neuropsiquiátricos de la división de psiquiatría del Colegio Universitario de Londres, en Reino Unido.

"Pero la viruela, una infección viral relacionada, se ha asociado con unas complicaciones neurológicas graves", añadió. "Deseábamos averiguar si en la viruela del simio había algo similar".

La respuesta parece ser que sí, apuntó Rogers, una conclusión que calificó de "preocupante".

En conjunto, los estudios incluyeron a poco más de 1,500 pacientes, de los cuales poco más de 1,000 tuvieron una infección confirmada con la viruela del simio.

El equipo determinó que la depresión y la ansiedad son síntomas comunes entre los pacientes con viruela del simio, al igual que los dolores musculares, la fatiga y los dolores de cabeza.

En términos de los síntomas más raros, los autores del estudio anotaron que no todos los estudios bajo revisión tenían datos sobre todos los tipos de complicaciones neurológicas. Pero al reunir los datos, el equipo al final determinó que el riesgo de convulsiones era de un 2.7 por ciento, el riesgo de confusión de un 2.4 por ciento, y el riesgo de desarrollar una encefalitis discapacitante de un 2 por ciento.

Los investigadores apuntaron que la mayoría de los pacientes que experimentaron inflamación del cerebro habían sido hospitalizados en ese momento, y por tanto ya estaban enfermos de gravedad.

Pero Rogers anotó que la revisión "no encontró que las complicaciones graves se restringiera a los grupos muy vulnerables".

Sin embargo, Rogers enfatizó que dada "una brecha masiva en nuestra comprensión de esta afección", es imposible sacar alguna conclusión firme sobre qué efecto podrían tener estas complicaciones en la salud del paciente.

El informe se publicó en la edición en línea del 8 de septiembre de la revista eClinicalMedicine.

Por otro lado, Rogers comentó que incluso si el riesgo de estas complicaciones graves es bajo, los que se encuentren en riesgo durante este brote más reciente deberían aprovechar la vacuna contra la viruela del simio, Jynneos.

"Si le ofrecen la vacunación como parte de un grupo de alto riesgo, póngasela", aconsejó. "Simplemente no sabemos quién podrían enfermar de gravedad con la viruela del simio".

La Dra. Erica Johnson, presidenta de la Junta de Enfermedades Infecciosas de la Junta Americana de Medicina Interna (American Board of Internal Medicine), y profesora asistente de medicina de Johns Hopkins Medicine, en Baltimore, se hizo eco de esta idea.

"Pienso que la vacunación es una forma importante de controlar el brote", apuntó Johnson. "Y continuar con la administración de la vacuna a todas las personas en riesgo posibles, lo antes posible, debe seguir siendo un importante foco de salud pública".

Johnson también repitió la advertencia de Rogers respecto a que, hasta que se realice más investigación (con pacientes afectados por el brote más reciente), seguirá sin estar claro qué tanto aplica todavía el riesgo neurológico observado en brotes anteriores.

Pero añadió que "creo que las manifestaciones clínicas más comunes que observamos en el brote actual, sobre todo el dolor asociado con las lesiones, y el largo periodo que las personas deben estar aisladas debido al riesgo de transmitir la infección, son motivos importantes para que los individuos en riesgo se pongan la vacuna tan pronto como esté disponible para ellos".

Más información

Para más información sobre la viruela del simio, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Jonathan Rogers, MD, PhD-candidate, researcher, neuropsychiatric disorders, division of psychiatry, University College London, London; Erica Johnson, MD, chair, Infectious Disease Board, American Board of Internal Medicine (ABIM), and assistant professor of medicine, Johns Hopkins Medicine, Baltimore; eClinical Medicine, Sept. 8, 2022, online

Comparte tu opinión