SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El uso de parches de analgésicos en los pacientes de Alzheimer es una causa de preocupación

Los investigadores se preocupan sobre el uso a largo plazo junto a otros fármacos que provocan somnolencia

Los investigadores se preocupan sobre el uso a largo plazo junto a otros fármacos que provocan somnolencia

JUEVES, 8 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- El uso a largo plazo de unos potentes analgésicos opiáceos podría ser común entre los pacientes con enfermedad de Alzheimer, y quizá sea una causa de preocupación, informan unos investigadores.

Los investigadores analizaron datos de más de 67,000 pacientes de enfermedad de Alzheimer en Finlandia. Encontraron que un 7 por ciento había usado opiáceos durante más de seis meses para el alivio de un dolor no relacionado con el cáncer.

Un tercio de los pacientes que comenzaron a usar opiáceos se convirtieron en usuarios a largo plazo, y los investigadores encontraron un potente vínculo entre los parches cutáneos de opiáceos y el uso a largo plazo.

Aunque las tasas de uso de opiáceos a largo plazo fueron más o menos las mismas que en la población general, el uso a largo plazo de parches cutáneos fue el doble de común entre los pacientes de Alzheimer, mostró el estudio. Las personas en la población general tomaban pastillas con mayor frecuencia.

Los investigadores de la Universidad del Este de Finlandia también encontraron que el uso a largo plazo de los opiáceos junto con las benzodiacepinas era común. Señalaron que el hallazgo es preocupante, porque ambos fármacos provocan somnolencia.

Las benzodiacepinas se usan para aliviar la ansiedad, relajar los músculos y prevenir convulsiones; incluyen a Valium y a Xanax.

Los investigadores, dirigidos por Aleksi Hamina, estudiante doctoral de la Facultad de Farmacia de la universidad, enfatizaron que el uso a largo plazo de los opiáceos es problemático cuando se gestiona el dolor no relacionado con el cáncer. Las evidencias sobre sus beneficios son limitadas, y el riesgo de efectos secundarios adversos es superior en comparación con los tratamientos a corto plazo, dijeron en un comunicado de prensa de la universidad.

Cambiar las dosis y dejar de usar los parches de opiáceos requiere de una monitorización más cuidadosa, de forma que el uso de dichos parches se debe evaluar con regularidad en las personas que sufren de demencia, apuntaron los investigadores.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Pain.

Más información

El Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU. tiene más información sobre los opiáceos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad