SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El uso de drogas desciende a mínimos históricos entre los adolescentes de EE. UU.

El uso de tabaco y alcohol también se ha reducido significativamente, encuentra un informe federal

El uso de tabaco y alcohol también se ha reducido significativamente, encuentra un informe federal

MARTES, 13 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- El uso de drogas está en mínimos históricos entre los adolescentes de EE. UU.

Ese es el alentador hallazgo de una nueva encuesta del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU.

Menos adolescentes están usando drogas ilegales que nunca antes, encontró la encuesta, y menos están cayendo víctimas de la epidemia de abuso de medicamentos recetados que está asolando a muchos adultos en Estados Unidos.

Muchos adolescentes también están evitando beber alcohol y fumar tabaco, dijo la directora del NIDA, la Dra. Nora Volkow.

"Hay reducciones significativas en los patrones de consumo de drogas entre los adolescentes de nuestro país", afirmó Volkow. "Bastante significativas, hasta el punto en que hay varias drogas en los niveles más bajos que hemos visto desde que se inició la encuesta".

Los resultados provienen de la encuesta Monitorizando el Futuro de 2016, un estudio anual de las conductas y elecciones de los adolescentes de octavo, décimo y decimosegundo cursos.

La encuesta de este año encontró que:

  • El uso de drogas ilícitas, aparte de la marihuana, está en su nivel más bajo en la historia de la encuesta en los tres cursos. Por ejemplo, un 14 por ciento de los estudiantes de decimosegundo curso dijeron que usaban una droga ilícita, frente a un 18 por ciento en 2013.
  • El uso de analgésicos recetados entre los adolescentes muestra una tendencia a la baja entre los estudiantes de decimosegundo curso, con una reducción de un 45 por ciento en el uso en comparación con hace cinco años. Por ejemplo, casi un 3 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria usaron mal el analgésico opiáceo Vicodin (acetaminofén/hidrocodona) en 2016, frente a casi un 10 por ciento hace una década.
  • Solo un 5 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria dijeron que fumaban cigarrillos a diario, frente a un 22 por ciento hace dos décadas. Respecto a los estudiantes de décimo curso, la tasa de los que fumaban a diario en 2016 es de un 2 por ciento, en comparación con un 18 por ciento en 1996.
  • Alrededor de un 56 por ciento de los estudiantes de decimosegundo curso bebieron alcohol en el año pasado, en comparación con un máximo de más o menos un 75 por ciento en 1997. Los adolescentes más jóvenes también siguieron esta tendencia: un 38 por ciento de los estudiantes de décimo curso y casi un 18 por ciento de los de octavo curso reportaron consumo en el año anterior, frente a máximos de un 65 por ciento en 2000 entre los de décimo y un 47 por ciento en 1994 entre los de octavo.

Los resultados respecto a la marihuana fueron más heterogéneos.

El uso en el mes anterior entre los estudiantes de octavo se redujo significativamente, a un 5 por ciento en 2016 frente a un 6.5 por ciento en 2015. El consumo diario también se redujo entre los estudiantes de octavo, de un 1.1 por ciento en el año pasado a un 0.7 por ciento.

Pero los adolescentes mayores siguieron teniendo más o menos la misma tasa de consumo de marihuana. Por ejemplo, un 22.5 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria reportaron haber consumido marihuana en el mes anterior, y un 6 por ciento reportaron un uso diario, más o menos lo mismo que el año pasado.

Volkow dijo que los resultados de la marihuana son alentadores, dada la ola de legalización de la droga en Estados Unidos.

"Por ese motivo, hemos estado muy preocupados de que el patrón de uso de marihuana aumentaría entre los adolescentes", comentó Volkow.

Marcia Lee Taylor, presidenta y directora ejecutiva de Partnership for Drug-Free Kids, dijo que los resultados muestran que "debemos estar atentos a la marihuana", a medida que los esfuerzos de legalización reducen la percepción del riesgo de la droga.

"Una tasa de uso diario de un 6 por ciento es increíblemente alta", dijo Taylor, citando las estadísticas de los estudiantes de decimosegundo curso. "Es muy preocupante. Es bueno que no subiera, pero sigue siendo inaceptablemente alta".

Nadie está seguro de qué está provocando este declive general en el uso de drogas entre los adolescentes, pero hay unas cuantas teorías importantes, dijo Volkow.

Un aumento en el uso de los medios sociales podría tener un rol en la reducción de la presión paritaria para probar las drogas, apuntó. Un adolescente que socializa de forma remota no puede ofrecer drogas a otro niño físicamente.

Los videojuegos también podrían estar proveyendo una alternativa rica en adrenalina a las drogas. Pero a los investigadores les preocupa que esos juegos estén creando patrones compulsivos que equivalgan a cambiar una adicción malsana por otra, advirtió Volkow.

Por último, la campaña exitosa contra el tabaquismo adolescente podría estar dando beneficios inesperados a medida que esos niños crecen, planteó Volkow.

La investigación ha mostrado que la exposición temprana a la nicotina prepara al cerebro para ser recompensado cuando los adolescentes experimentan con otras drogas, dijo. Los fumadores son mucho más propensos a convertirse en adictos a drogas ilegales o al alcohol tras probarlos, añadió.

"Hay evidencias emergentes de que la nicotina puede ser una droga de entrada", dijo Volkow. "La exposición temprana a la nicotina prepara al cerebro para los efectos de recompensa de otras drogas. A medida que el tabaquismo se ha reducido en nuestro país, eso podría haber servido para prevenir los efectos de recompensa de otras drogas".

Lamentablemente, los cigarrillos electrónicos podrían contrarrestar esos beneficios. La encuesta encontró que solo uno de cada cuatro estudiantes de decimosegundo curso cree que los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, y un 63 por ciento creen que contienen "solo sabores".

Se sabe que una iniciativa tiene un efecto real sobre el abuso de sustancia entre los adolescentes: las campañas públicas en varios frentes y agresivas dirigidas a los adolescentes, como las que han conducido a un uso de tabaco y alcohol históricamente bajo, señaló Volkow.

Lamentablemente, la financiación de esas campañas no es sólida. Taylor citó la campaña "Above the Influence" (por encima de la influencia), un proyecto cooperativo entre su grupo y la Oficina Nacional de Políticas de Control de Drogas.

"El gobierno federal le quitó los fondos a esa campaña", dijo Taylor. "Los adolescentes ya no reciben ese mensaje en contra. Creo que es importante que comprendan que [las drogas] no son sustancias inocuas, sobre todo para el cerebro en desarrollo".

Más información

Para más información sobre el abuso de drogas entre los adolescentes, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad