SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Mujeres: la dependencia de antibióticos aumentaría el riesgo de ACV



Los antibióticos pueden salvar vidas, pero usarlos durante periodos largos podría aumentar las probabilidades de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV) en las mujeres, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores monitorizaron la salud de casi 36,500 mujeres de EE. UU. durante un periodo de seguimiento promedio de casi ocho años. En ese periodo, más de mil desarrollaron enfermedad cardiaca.

El estudio encontró que las mujeres de a partir de 60 años que usaron antibióticos durante dos meses o más tenían un 32% más de probabilidades de desarrollar enfermedad cardiaca que las que no usaron antibióticos.

Las mujeres de 40 a 59 años de edad que tomaron antibióticos durante más de dos meses tenían un riesgo un 28% más alto que las que no tomaron los fármacos, señaló un equipo dirigido por Lu Qi, director del Centro de Investigación sobre la Obesidad de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleáns.

Dicho de otra forma, los resultados significan que entre las mujeres mayores que tomen antibióticos durante dos meses o más, 6 de cada 1,000 desarrollarían luego una enfermedad cardiaca, en comparación con 3 de cada 1,000 entre las que no tomen los fármacos.

No hubo un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca entre las mujeres de 20 a 39 años que tomaron antibióticos, según el estudio, publicado en la edición del 24 de abril de la revista European Heart Journal.

"Se trata de un estudio observacional y por tanto no puede mostrar que los antibióticos provoquen enfermedad cardiaca y ACV, solo que hay un vínculo entre ambas cosas", comentó Qi en un comunicado de prensa de la revista. "Es posible que las mujeres que reportaron más uso de antibióticos estuvieran más enfermas en otras áreas que no pudimos medir, o quizá haya otros factores que no pudimos tomar en cuenta que pudieran afectar a los resultados".

Pero los investigadores sí tomaron en cuenta otros factores, como la edad, la raza, el sexo, la dieta y el estilo de vida, los motivos del uso de los antibióticos, el sobrepeso o la obesidad, otras enfermedades y el uso de fármacos.

Los motivos más comunes para el uso de antibióticos entre las mujeres del estudio fueron infecciones respiratorias, infecciones del tracto urinario y problemas dentales.

El vínculo entre antibióticos y riesgo cardiaco

Un motivo posible podría ser el hecho de que los antibióticos alteran a los microbios intestinales, al destruir bacterias buenas y aumentar la proporción de virus, bacterias u otros microbios que pueden provocar enfermedades, sugirió Qi.

"El uso de los antibióticos es el factor más crítico en la alteración de los microorganismos intestinales", apuntó, y "estudios anteriores han mostrado un vínculo entre las alternaciones en el ambiente microbiótico de los intestinos y la inflamación y el estrechamiento de los vasos sanguíneos, el ACV y la enfermedad cardiaca".

Yoriko Heianza, primera autora del estudio e investigadora en la Universidad de Tulane, anotó que, a medida que las mujeres del estudio envejecían, "era más probable que necesitaran antibióticos, y a veces durante unos periodos más largos, lo que sugiere que un efecto cumulativo podría ser el motivo del vínculo más potente en las mujeres mayores entre el uso de antibióticos y la enfermedad cardiovascular".

Según Qi, la moraleja del nuevo estudio es que "los antibióticos solo se deben usar cuando sean absolutamente necesarios. Si se consideran los efectos adversos cumulativos potenciales, mientras menos dure el uso de antibióticos, mejor".

La Dra. Eugenia Gianos es directora de Salud Cardiaca de las Mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. No participó en la nueva investigación, pero dijo que los hallazgos son "interesantes y ameritan más análisis".

Gianos se mostró de acuerdo en que el estudio no pudo probar causalidad. "Es muy posible que los pacientes que requieran antibióticos para una infección tengan un peor proceso infeccioso o inflamatorio subyacente, y que los efectos sistémicos de esas enfermedades sean lo que provoque la enfermedad cardiovascular", razonó.

Pero la interacción entre los antibióticos, el "microbioma" intestinal y el sistema cardiovascular también podría ser importante, añadió Gianos.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre los antibióticos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad