El ultrasonido podría aliviar una forma común de temblor en las manos

El ultrasonido podría aliviar una forma común de temblor en las manos

MIÉRCOLES, 20 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Un tratamiento que administra ondas de ultrasonido al cerebro podría proveer un alivio duradero a algunas personas que tienen unos debilitantes temblores en las manos, encuentra un estudio reciente.

En el estudio participaron 76 pacientes con temblor esencial, una afección neurológica que provoca con la mayor frecuencia temblores en las manos durante las tareas de rutina, como escribir, comer y vestirse. También puede afectar a las piernas, la cabeza, el tronco o la voz.

El temblor esencial es común, y afecta a más de 7 millones de estadounidenses, según la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology).

Pero muchas personas ni lo han oído mencionar, comentó el Dr. Casey Halpern, investigador principal del nuevo estudio y neurocirujano de la Universidad de Stanford, en California.

Se desconoce la causa del temblor esencial, y no tiene cura. Pero hay tratamientos. Los medicamentos, incluyendo algunos antihipertensivos y anticonvulsivos, pueden ayudar a controlar los temblores.

Cuando los medicamentos fracasan, otra opción es la estimulación cerebral profunda (ECP), en que se ubican electrodos en una región específica del cerebro que ayuda a controlar la actividad muscular. Entonces, un dispositivo parecido a un marcapasos, implantado debajo de la clavícula, puede enviar de forma continua pulsos eléctricos al área del cerebro, bloqueando las señales que provocan los temblores.

Más recientemente, los médicos han probado un método menos intensivo llamado talamotomía con ultrasonido guiado. El procedimiento usa ondas de ultrasonido, dirigidas por IRM, para calentar y destruir unas minúsculas áreas del tejido cerebral que desencadenan los temblores.

El tratamiento fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. en 2016, así que se sabía poco sobre sus resultados a largo plazo.

El equipo de Halpern encontró que cuando los pacientes se benefician del procedimiento, hay muchas probabilidades de que los resultados perduren.

Los investigadores usaron una escala estándar para medir el temblor de las manos y los problemas con el desempeño cotidiano de los pacientes. Antes del procedimiento, el grupo del estudió tuvo una puntuación promedio de 20, en una escala de 0 a 32. Seis meses más tarde, esto se había reducido (mejorado) a 8.6; en el tercer año, había subido ligeramente, a 9.5.

En general, un 58 por ciento de los pacientes mostraron una mejora de al menos un 50 por ciento en los temblores en las manos y en el desempeño en el tercer año, según los hallazgos.

"Parte del temblor puede volver, y los pacientes deben saberlo", señaló Halpern.

Pero en conjunto, añadió, los beneficios fueron duraderos. Y no hubo efectos secundarios inesperados a largo plazo.

Eso no quiere decir que no hubiera problemas. El procedimiento puede dejar a los pacientes con cierto hormigueo y entumecimiento, problemas de equilibrio o debilidad muscular, unos efectos secundarios que quizá persistan. De los pacientes de este estudio, un 14 por ciento tenían hormigueo y entumecimiento a los tres años, mientras que casi un 7 por ciento tenían problemas del equilibrio y poco menos de un 3 por ciento tenían debilidad muscular.

Todos dijeron que los problemas eran entre leves y moderados.

El estudio, que se publicó en la edición en línea del 20 de noviembre de la revista Neurology, fue financiado en parte por Insightec, el fabricante del equipo de ultrasonido guiado, que tiene su sede en Israel.

Según Halpern, el método de ultrasonido ofrece algunas ventajas claras respecto a la estimulación cerebral profunda.

"No hay incisión, anestesia ni implante de dispositivos", apuntó.

Pero una desventaja es que la terapia con ultrasonido se realiza actualmente en solo un lado del cerebro. "Eso significa que solo se puede tratar la mano dominante, no ambas", aclaró Halpern.

El Dr. Sean Nagel es un neurocirujano en la Clínica Cleveland de Ohio, uno de los pocos centros médicos de Estados Unidos que realiza el ultrasonido guiado para el temblor esencial.

Nagel, que no participó en el nuevo estudio, dijo que los resultados son "alentadores".

"Sigue siendo una terapia nueva. Pero los resultados iniciales parecen buenos", aseguró.

"Creo que para los pacientes que se han mostrado renuentes a dar el próximo paso y probar con la ECP, esto es algo que vale la pena hablar con el neurólogo", dijo Nagel.

Según Halpern, en todo el país apenas alrededor de una docena de hospitales ofrecen el tratamiento.

"Pero creo que con el tiempo estará más ampliamente disponible", añadió.

Más información

Para más información sobre el temblor esencial, visite la International Essential Tremor Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión