El tratamiento de los bebés muy prematuros podría conducir a la resistencia a los antibióticos

El tratamiento de los bebés muy prematuros podría conducir a la resistencia a los antibióticos

LUNES, 9 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Los avances médicos han permitido que algunos bebés que nacen extremadamente pronto sobrevivan, pero podrían necesitar una atención de la salud continua, lo que incluye un uso prolongado de antibióticos.

Ahora, un nuevo estudio encuentra que el tratamiento con antibióticos a largo plazo pone a los bebés prematuros en riesgo de desarrollar bacterias intestinales resistentes a medicamentos múltiples, lo que podría afectar a su salud en un momento posterior de sus vidas.

Este estudio observó a 32 bebés muy prematuros que recibieron tratamiento con antibióticos durante 21 meses, mientras estaban en la unidad de cuidados intensivos neonatales y después de ser dados de alta. También se incluyó a nueve bebés muy prematuros que recibieron antibióticos durante menos de una semana, y a 17 bebés sanos nacidos a término completo o prematuros tardíos que no recibieron antibióticos.

Los investigadores, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, usaron secuenciación de alta velocidad del ADN y un análisis computacional avanzado para examinar muestras de heces de todos los bebés.

En comparación con los demás bebés, los que recibieron tratamiento con antibióticos a largo plazo tenían unas poblaciones bacterianas menos diversas en los intestinos, y sus bacterias intestinales tenían más genes de resistencia a los antibióticos.

Los investigadores también encontraron que el grupo de antibióticos a largo plazo tenía genes de resistencia a antibióticos que típicamente no se administran a los recién nacidos, como ciprofloxacino y cloranfenicol.

Esos genes podrían originarse en las bacterias resistentes a medicamentos múltiples, de forma que el tratamiento con un antibiótico podría provocar resistencia a otros antibióticos, aunque no se administren a un bebé, según los investigadores dirigidos por Andrew Gasparrini, del Centro de Ciencias Genómicas y Biología de la Familia Edison de la universidad.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU., aparece en la edición del 9 de septiembre de la revista Nature Medicine.

Los efectos a largo plazo de los cambios genéticos en las bacterias en los bebés que reciben tratamiento con antibióticos a largo plazo no están claros, señalaron los autores en un comunicado de prensa de los NIH.

Investigaciones anteriores han conectado el tratamiento con antibióticos en la infancia con alergias, psoriasis, obesidad, diabetes y enfermedad intestinal inflamatoria a una edad posterior, anotó el equipo de Gasparrini.

Este estudio sugiere que el tratamiento con antibióticos a una edad muy temprana podría aumentar el riesgo de esas afecciones al reducir la diversidad bacteriana, fomentar el crecimiento de bacterias nocivas y limitar el crecimiento de las bacterias beneficiosas, añadieron los investigadores.

Más información

La Asociación Americana de Gastroenterología (American Gastroenterological Association) ofrece más información sobre el microbioma intestinal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión