SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El trasplante de riñón de Selena Gómez le da protagonismo al lupus

La súper estrella necesitó el órgano donado debido a su enfermedad autoinmune

La súper estrella necesitó el órgano donado debido a su enfermedad autoinmune

VIERNES, 15 de septiembre de 2017 (HealthDay News) -- Cuando la estrella del pop Selena Gómez reveló el jueves que se había sometido a un trasplante de riñón, le dio protagonismo al lupus, una enfermedad autoinmune.

El lupus pone al sistema inmunitario del cuerpo en contra de sí mismo, y ataca a órganos vitales, incluyendo a los riñones, motivo por el cual resulta tan devastador. Pero se sabe poco sobre las causas de la enfermedad, y no existe una cura real. Los tratamientos solo pueden ayudar a mantenerlo a raya.

"Selena ha sido muy valiente al hablar sobre su afección y llamar la atención sobre el lupus", afirmó la Dra. Anca Askanase, directora clínica del Centro del Lupus en el centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Como Gómez necesitó un trasplante a los 25 años, es probable que desarrollara el lupus a una edad temprana, añadió Askanase, que también es vocera de la Alianza para la Investigación del Lupus (Lupus Research Alliance).

La popular cantante declaró por primera vez a Billboard que había sido diagnosticada con lupus en 2015, y que estaba recibiendo quimioterapia. Un año más tarde, hizo una pausa en su carrera, y dijo a la revista People:

"He descubierto que la ansiedad, los ataques de pánico y la depresión pueden ser efectos secundarios del lupus, lo que puede presentar sus propios problemas". "Quiero ser proactiva y enfocarme en mantener mi salud y felicidad, y he decidido que lo mejor es tomarme un descanso".

Gómez hizo otra pausa en su carrera este verano, y el jueves reveló con una fotografía en Instagram que había recibido un trasplante de riñón y que se estaba recuperando. Su donante, la actriz Francia Raisa, que es su amiga desde hace mucho tiempo, estaba a su lado.

"No tengo palabras para describir lo agradecida que estoy a mi hermosa amiga Francia Raisa", dijo Gómez. "Me dio el regalo y el sacrificio más grandes al donarme un riñón. He recibido una bendición increíble".

Askanase dijo que la mitad de todos los pacientes con lupus desarrollan problemas renales, pero en los pacientes más jóvenes, le sucede a más o menos un 70 por ciento.

De los que tienen daño renal, más o menos de un 10 a un 15 por ciento al final necesitan diálisis o un trasplante, añadió.

"A un gran porcentaje de pacientes con lupus les va muy bien con el trasplante, y en parte se debe a que los medicamentos usados para prevenir el rechazo son los mismos que se usan para tratar el lupus", dijo Askanase.

"Hay unas probabilidades de 50/50 de mejorar las cosas, y una probabilidad del 20 por ciento de hacer que la enfermedad entre en remisión", anotó.

"Seguimos intentando comprender qué pacientes tendrán buenos resultados y cuáles no", dijo Askanase. "Y el lupus sigue conllevando un riesgo de muerte".

Nadie sabe en realidad qué tan común es el lupus, pero lo que sí se sabe es que es más común en las mujeres que en los hombres, y más común en los negros e hispanos que en los blancos, anotó Askanase.

"Es una enfermedad de las mujeres jóvenes", comentó. "El momento álgido del diagnóstico es entre los 15 y los 34. Mientras más joven se es cuando se desarrolla el lupus, más agresiva es la enfermedad".

Aunque no se sabe qué provoca el lupus, los que lo desarrollan tienen una clara disposición genética al mismo, añadió Askanase.

"También hay un desencadenante ambiental, lo que puede incluir infecciones como el virus de Epstein-Barr", explicó Askanase. "Además, fumar podría ser un desencadenante".

El lupus puede atacar a cualquier parte del cuerpo: la piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y el corazón. "Por eso es lupus es tan devastador", dijo.

Y tarda años en desarrollarse, dijo Askanase.

Con frecuencia los primeros síntomas son poco claros, y pueden incluir dolor articular, rigidez e inflamación. La mayoría de los pacientes también experimentan una fatiga debilitante.

"Va más allá del cansancio. Es abrumador, casi una incapacidad de funcionar", dijo. "Alrededor de un 50 por ciento de los pacientes también desarrollan sarpullidos en la piel".

El tratamiento del lupus incluye el antimalárico hidroxicloroquina, que ayuda a reprogramar el sistema inmunitario. El tratamiento también incluye esteroides para combatir la inflamación asociada con la enfermedad, además de algunos medicamentos inmunosupresores y de quimioterapia. En 2011, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó al belimumab, el primer fármaco biológico para combatir al lupus.

Los casos de lupus pueden ir de leves a graves. "El lupus leve podría aparecer solo como un sarpullido en la piel", dijo Askanase.

Según el Dr. Len Horovitz, internista en el hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, en algunos pacientes las señales de lupus pueden ser intermitentes.

"Los pacientes con lupus leve pueden entrar en remisión durante largos periodos, con frecuencia de 10 o más años", dijo.

La Dr. Diane Kamen, directora de investigación clínica en la división de reumatología de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur, en Charleston, apuntó que "para nadie es fácil vivir con el lupus".

Una vez la inflamación se ha convertido en cicatrización y el daño ya ha ocurrido, es muy difícil de manejar porque en realidad ya no es tratable, dijo Kamen, vocera de la Lupus Foundation of America.

Y anotó que el lupus es una afección impredecible que puede estalle en momentos inoportunos.

"Uno puede hacerlo todo bien y de cualquier forma sufrir una exacerbación del lupus que acabe con tener que ir al consultorio del médico o al hospital", dijo Kamen.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. tiene más información sobre el lupus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad