El suministro de sangre de EE. UU. está protegido del coronavirus, encuentra un estudio

MARTES, 1 de junio de 2021 (HealthDay News) -- La COVID-19 no representa una amenaza para la seguridad del suministro de sangre de Estados Unidos bajo las directrices actuales de evaluación de los donantes, informan unos investigadores.

En el estudio, los investigadores revisaron los resultados de pruebas de la presencia del SARS-CoV-2 en casi 18,000 lotes de sangre donada, que representaban más de 257,800 donaciones singulares que se recolectaron entre marzo y septiembre de 2020 en seis regiones metropolitanas de EE. UU.

El suministro de sangre de EE. UU. está protegido del coronavirus, encuentra un estudio

Apenas tres de las muestras tuvieron resultados positivos, y todas tenían unas concentraciones muy bajas del virus.

Los investigadores concluyeron que las probabilidades de que una persona que reciba una transfusión reciba sangre con cantidades vestigiales de SARS-CoV-2 eran de más o menos un 0.001 por ciento (un poco más de 1 por cada 100,000), y que las probabilidades de transmisión del SARS-CoV-2 mediante una transfusión de sangre eran insignificantes en comparación con la transmisión aérea.

"Este hallazgo es una buena noticia para los miles de pacientes que quizá necesiten una transfusión de sangre debido a una cirugía o a una enfermedad que provoque anemia, por ejemplo una afección rara relacionada con la sangre o la leucemia", comentó la autora del estudio, la Dra. Simone Glynn, jefa de la Rama de Epidemiología y Terapias Clínicas de la Sangre del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, que realizó el estudio junto con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Los resultados muestran que no hay motivos para cambiar las prácticas actuales de evaluación de los donantes de sangre en respuesta a la pandemia de la COVID-19, según el estudio, que se publicó en la edición del 27 de mayo de la revista Transfusion.

Las directrices de detección de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. no requieren que las muestras de sangre reciban pruebas del SARS-CoV-2, pero sí requieren que se evalúen los síntomas físicos de la COVID-19 en los donantes, así como las infecciones que hayan ocurrido en un plazo de 14 días de la donación de sangre. La sangre de los donantes que han tenido infecciones recientes de COVID-19 no se puede utilizar.

Sonia Bakkour, coautora del estudio, es científica del Instituto de Investigación Vitalant, en San Francisco. "Nuestros estudios muestran que, en unos casos raros en que una muestra de sangre tuvo un resultado positivo, no ha ocurrido transmisión a través de la transfusión de sangre", aclaró Bakkour en un comunicado de prensa de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

"Por tanto, parece ser seguro recibir sangre como recipiente de una transfusión, y seguir donando sangre, sin miedo a transmitir la COVID-19, siempre y cuando se utilicen las pruebas de detección actuales", añadió Bakkour, que también es científica del departamento de medicina de laboratorio de la Universidad de California, en San Francisco.

Los hallazgos estadounidenses son similares a los de estudios de Corea, Paquistán, China y Francia. Los investigadores también encontraron que entre los casos raros en que se detectó el SARS-CoV-2 en una donación de sangre, contenía una carga viral baja y no resultó en la transmisión del virus.

Más información

La Cruz Roja Americana ofrece más información sobre la donación de sangre durante la pandemia de COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institutes of Health, news release, May 27, 2021

Comparte tu opinión