El sonido que calma: la voz de mamá alivia el dolor de los bebés prematuros

LUNES, 30 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Se sabe que las madres secan las lágrimas de sus pequeños, a veces con un abrazo, una canción o un beso en una rodilla lastimada.

Entonces, quizá no resulte sorprendente que una nueva investigación muestre que los sonidos de la voz de mamá ofrezcan consuelo e incluso alivio del dolor a los más pequeños de todos, los bebés prematuros.

El sonido que calma: la voz de mamá alivia el dolor de los bebés prematuros

Los investigadores de la Universidad de Ginebra, en Suiza, encontraron que el sonido de la madre mientras hablaba o cantaba no solo reducía el dolor de un niño prematuro mientras el bebé se sometía a procedimientos médicos necesarios en la unidad de cuidados intensivos, sino que también aumentaba sus niveles de oxitocina, la hormona de vinculación que provoca una sensación de bienestar.

"Aquí demostramos la importancia de reunir a padres e hijos, sobre todo en el delicado contexto de los cuidados intensivos", planteó la primera autora del estudio, Manuela Filippa.

Con frecuencia, un bebé que nace a las 37 semanas se separa de sus padres de inmediato, y se coloca en una incubadora mientras se somete a la atención necesaria, que incluye intubación, la extracción de muestras de sangre y la utilización de un tubo de alimentación. Algunos de los procedimientos pueden ser dolorosos, pero usar un exceso de analgésicos puede ser riesgoso para el desarrollo. Los métodos existentes para consolar al bebé incluyen envolverlo, sujetarlo, las soluciones de azúcar y los chupetes.

Ya hace varios años que los estudios muestran que la presencia de mamá o papá tiene un efecto calmante real en el niño, sobre todo a través de las modulaciones emocionales de la voz, según los investigadores.

Para evaluar el impacto de la voz de la madre, los investigadores suizos, que trabajaron con el Hospital Parini en Italia y la Universidad de Valle d'Aosta, dieron seguimiento a 20 bebés prematuros y pidieron a las madres que estuvieran presentes durante una prueba sanguínea diaria, que se realiza mediante la extracción de unas gotas de sangre del talón del niño.

"Enfocamos este estudio en la voz materna, porque en los primeros días de vida es más difícil que el papá esté presente, debido a unas condiciones laborales que no siempre permiten tomarse días libres", apuntó Filippa en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio se realizó en tres fases a lo largo de tres días, lo que permitió la comparación. Se administró una primera inyección sin la presencia de la madre, se administró una segunda inyección mientras la madre hablaba con el bebé, y se administró una tercera inyección mientras la madre le cantaba al bebé. Todo esto se hizo en un orden aleatorio. La madre comenzó a hablar o cantar cinco minutos antes de la inyección, y lo hizo durante la inyección y después del procedimiento.

Los videos de los bebés fueron evaluados usando el Perfil de dolor de los bebés prematuros (PIPP, por sus siglas en inglés) por un personal entrenado, sin sonido, para que no supieran si la madres estaba hablando o cantando cuando determinaran el dolor del bebé. Unos niveles más altos en el PIPP indicaban más dolor.

Los investigadores encontraron que el nivel de PIPP era de 4.5 cuando la madre no estaba. Fue de 3.8 cuando la madre cantó, y de apenas 3 cuando la madre habló con el bebé. Hablar hizo una diferencia más grande porque una madre adapta su voz menos a lo que está percibiendo en su bebé cuando canta, porque la melodía de la canción la limita, señalaron los investigadores.

Los investigadores también tomaron una muestra de saliva del bebé ante de que la madres hablara o cantara, y después del pinchazo en el talón, y encontraron que los niveles de oxitocina aumentaron de 0.8 a 1.4 picogramos por mililitro cuando la madre habló.

"En términos de la oxitocina, se trata de un aumento significativo", aseguró Filippa.

Los hallazgos se publicaron el 27 de agosto en la revista Scientific Reports.

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre el parto y el nacimiento prematuros.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Geneva, news release, Aug. 27, 2021

Comparte tu opinión