El síndrome 'ACV-corazón' puede indicar un peligro para los pacientes

VIERNES, 1 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Unas complicaciones cardiacas importantes poco después de un accidente cerebrovascular (ACV) pueden poner a los sobrevivientes en un mayor riesgo de un ataque cardiaco, la muerte u otro ACV en un plazo de cinco años, muestra una investigación reciente.

Los problemas cardiacos tras un ACV en general son comunes, y se conocen como síndrome ACV-corazón. Se sabe que estos problemas cardiacos aumentan el riesgo a corto plazo de discapacidad y muerte de un sobreviviente a un ACV, pero los impactos a largo plazo no han estado claros.

El síndrome 'ACV-corazón' puede indicar un peligro para los pacientes

"Me sorprendió en particular lo común que es el síndrome ACV-corazón, y la alta tasa de ACV recurrente en todos los subgrupos de adultos con síndrome de ACV-corazón", comentó el autor principal, Benjamin Buckley, investigador postdoctoral de la Universidad de Liverpool, en Inglaterra. "Esto significa que se trata de una población con un riesgo alto en que deberíamos enfocar más esfuerzos de prevención secundaria".

Él y sus colaboradores analizaron los expedientes médicos de más de 365,000 sobrevivientes adultos a un ACV isquémico, tratados en más de 50 centros de atención de la salud, la mayoría en Estados Unidos, entre 2002 y 2021. Un ACV isquémico es causado por un bloqueo en el flujo sanguíneo al cerebro.

El estudio comparó a los pacientes diagnosticados con síndrome ACV-corazón en un plazo de cuatro semanas tras un ACV con un número equivalente de sobrevivientes sin complicaciones cardiacas (el grupo de control).

Alrededor de 1 de cada 10 sobrevivientes al ACV (un 11.1 por ciento) desarrollaron un síndrome coronario agudo, un 8.8 por ciento desarrollaron fibrilación auricular (FA, un trastorno del ritmo cardiaco), y un 6.4 por ciento desarrollaron insuficiencia cardiaca. En total, un 1.2 por ciento tuvieron unos graves trastornos del ritmo llamados arritmias ventriculares y un 0.1 por ciento desarrollaron el síndrome del "corazón roto" (síndrome de Takotsubo), encontró el estudio.

En comparación con el grupo de control, el riesgo de morir en un periodo de cinco años fue significativamente más alto entre los que habían sido diagnosticados con nuevas complicaciones cardiacas en un plazo de cuatro semanas tras su ACV.

El riesgo de morir fue un 49 por ciento más alto si tuvieron un síndrome coronario agudo, un 45 por ciento más alto su tuvieron FA/palpitaciones, un 83 por ciento más alto su tuvieron insuficiencia cardiaca, y el doble de alto su tuvieron unas arritmias ventriculares graves.

El riesgo de hospitalización y ataque cardiaco en un periodo de cinco años también fue significativamente más alto entre los que desarrollaron problemas cardiacos en un plazo de cuatro semanas tras el ACV, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 31 de marzo de la revista Stroke.

También se encontró que, en un plazo de cinco años tras el ACV, los sobrevivientes a ACV con síndrome de Takotsubo tenían un 89 por ciento más de probabilidades de sufrir un evento cardiaco mayor, los que sufrían de FA tenían un 10 por ciento más de probabilidades de sufrir un segundo ACV, y los que tenían complicaciones cardiacas recién diagnosticadas presentaban unas probabilidades un 50 por ciento más altas de sufrir un ACV recurrente.

Buckley apuntó que el estudio muestra la necesidad de tratamientos para mejorar los resultados de las personas con síndrome ACV-corazón.

"Por ejemplo, unas rehabilitación integral basada en el ejercicio podría resultar útil tras un ACV, entonces, para las personas con un ACV y complicaciones cardiacas recién desarrolladas también debería ser beneficioso, tal vez incluso más", añadió en un comunicado de prensa de la revista. "Pienso que esta es un área interesante para investigaciones futuras".

Más información

La Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association) ofrece recursos para los sobrevivientes de ACV.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Stroke, news release, March 31, 2022

Comparte tu opinión