SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El senador McCain se enfrenta a un peligroso enemigo: el cáncer

La media de supervivencia de los pacientes de glioblastoma es de unos 15 meses, señalan unos oncólogos

La media de supervivencia de los pacientes de glioblastoma es de unos 15 meses, señalan unos oncólogos

JUEVES, 20 de julio de 2017 (HealthDay News) -- El Senador John McCain se enfrenta a una difícil batalla contra un cáncer agresivo que se descubrió en su cerebro la semana pasada, señalan unos expertos.

El cáncer, el glioblastoma, es el tumor maligno más común que se origina en las células del cerebro, al contrario de otros tipos de cáncer que se propagan al cerebro desde otros lugares del cuerpo, dijo el Dr. Manmeet Ahluwalia, decano del Centro Rose Ella Burkhardt de Tumores Cerebrales y Neurooncología de la Clínica Cleveland.

Pero es un cáncer muy difícil de tratar. El glioblastoma es difícil de extirpar mediante cirugía, se resiste a los intentos de matarlo con radiación y quimioterapia, y casi siempre recurre, señalaron expertos en cáncer.

"Muchas veces, el tumor responde inicialmente al tratamiento, pero tiende a recurrir", comentó el Dr. Kurt Jaeckle, neurooncólogo y codirector del Centro de Tumores Cerebrales Gerald J. Glasser en el Instituto Atlántico de Neurociencias del Centro Médico Overlook, en Nueva Jersey. "No es inusual tener que tratarlo de nuevo".

Es el mismo tipo de cáncer que acabó con la vida del senador Ted Kennedy a los 77 años, en 2009.

McCain, que tiene 80 años de edad, se sometió a un procedimiento el 14 de julio para eliminar un coágulo sanguíneo de su cerebro, ubicado justo encima de su ojo izquierdo. El miércoles, su oficina reportó que el coágulo sanguíneo se asociaba con un glioblastoma.

Hasta el año pasado no había evidencias médicas de que las personas mayores de 70 años se beneficiaran del tratamiento estándar contra el glioblastoma, dijo el Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Pero un estudio presentado en junio de 2016 en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society for Clinical Oncology, ASCO), fue el primero en mostrar que las personas mayores de 70 años que por lo demás tienen un buen estado de salud podrían beneficiarse de un tratamiento agresivo, señaló Lichtenfeld.

"El Senador McCain es obviamente un hombre muy activo, y tiene una capacidad funcional sorprendente para alguien de su edad", dijo Lichtenfeld. "Sospecho que su familia y su equipo de cuidados médicos sopesarán firmemente un tratamiento. Otros individuos podrían elegir no hacerlo".

El glioblastoma surge en el tejido de soporte del cerebro, y normalmente es muy maligno; unos tentáculos parecidos a dedos llegan a la profundidad del cerebro, según la Asociación Americana de los Tumores Cerebrales (American Brain Tumor Association, ABTA).

El glioblastoma conforma más o menos un 15 por ciento de todos los tumores cerebrales primarios, y se estima que este año habrá 12,390 casos nuevos en EE. UU., según la ABTA.

La supervivencia media de los pacientes de glioblastoma es de unos 14.6 meses, según la asociación, y alrededor de un 30 por ciento de los pacientes siguen con vida tras dos años.

El tratamiento del glioblastoma tiende consistir en medidas de contención, en lugar de algo que cura al paciente del todo, dijo el Dr. Brian Alexander, un destacado oncólogo de la radiación en el Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston.

"En general, es uno de los problemas más difíciles que tenemos en oncología", dijo Alexander, que también es experto en cáncer del cerebro de la ASCO. "En la mayoría de los casos, el tratamiento exitoso retrasa la recurrencia del crecimiento, en lugar de curar el tumor. Sabemos de pacientes que no han tenido una recurrencia del tumor años después del tratamiento, pero eso es más la excepción que la regla".

El primer desafío al tratar el glioblastoma es extirpar mediante cirugía la mayor parte del cáncer posible del cerebro, dijo Ahluwalia.

Los cirujanos cerebrales han mejorado las técnicas de eliminación de tumores gracias a IRM en tiempo real que pueden consultar durante una operación, señaló Ahluwalia.

"El cirujano puede revisar cuánto tumor queda con la IRM", dijo Ahluwalia. "La esperanza es sacar todo el tumor posible sin dañar al paciente".

Lamentablemente, el glioblastoma tiende a infiltrarse en el cerebro de forma agresiva, y es probable que incluso una cirugía exitosa deje algunas células cerebrales cancerosas, dijo Alexander.

"Aunque se trate todo lo posible con cirugía, sigue habiendo células que se infiltran en el cerebro normal, así que no se puede sacar todo", comentó Alexander.

Eso significa de tres a seis semanas de tratamiento de seguimiento con radioterapia, además de quimioterapia oral a más largo plazo para intentar matar todas las células cancerosas sueltas posible, dijo Alexander.

En el pasado, los médicos irradiaban todo el cerebro para intentar matar a las células tumorales rebeldes, pero los cánceres seguían recurriendo en el lugar original, dijo Alexander. Ahora, la terapia estándar requiere la radiación dirigida al área que rodea a la ubicación tumoral.

El glioblastoma también se resiste a los intentos de matarlo con quimioterapia, en parte debido a que las quimioterapias estándar no están en general diseñadas para llegar al cerebro, dijo Alexander.

"La mayoría de las veces uno no quiere que unas terapias tóxicas lleguen al cerebro", apuntó Alexander. "Eso ha sido un problema durante años, en términos de desarrollar el tipo adecuado de fármacos para este tumor".

El glioblastoma también tiende a contener muchos tipos distintos de células tumorales, lo que hace que encontrar la quimioterapia adecuada sea incluso más difícil, añadió Alexander.

"Si se trata con una terapia específica quizá solo evolucione una resistencia a la misma con el tiempo", comentó Alexander.

Se están realizando varios ensayos clínicos para evaluar la efectividad de los medicamentos de inmunoterapia en el tratamiento del glioblastoma, señaló Ahluwalia.

"El cáncer es muy inteligente", dijo Ahluwalia. "Induce un escudo a su alrededor, de forma que el sistema inmunitario no puede reconocer el cáncer y eliminarlo. Estos fármacos eliminan ese escudo y mejoran al sistema inmunitario, de forma que el sistema inmunitario del mismo paciente pueda acabar con el cáncer".

Más información

Para más información sobre el glioblastoma, visite la Asociación Americana de Tumores Cerebrales.

Para más información sobre el Senador McCain, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad