El ritmo de paso podría señalar si los pacientes con un ACV pueden volver al trabajo

El ritmo de paso podría señalar si los pacientes con un ACV pueden volver al trabajo

JUEVES, 26 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- El ritmo de paso podría indicar si los supervivientes jóvenes a un accidente cerebrovascular (ACV) están listos para volver a trabajar, sugiere un estudio reciente.

Y 3 pies (casi 1 metro) por segundo podría ser el umbral que predice si pueden vencer los desafíos de un día laboral, encontraron los investigadores.

Una de cada cuatro personas que sufren un ACV tiene menos de 65 años. Hasta un 44 por ciento quizá no puedan volver a trabajar, debido sobre todo a las dificultades para caminar, apuntaron los autores del estudio.

"El ACV afecta al control y a la función motores. Para volver al trabajo, hay que poder caminar al coche, al autobús, a la oficina y a las salas de reuniones. Si no puede caminar o se cansa con facilidad, su capacidad de hacer su trabajo se verá gravemente afectada", aseguró Hannah Jarvis, autora principal del estudio, y profesora asociada en la Universidad Metropolitana de Manchester, en Inglaterra.

En el estudio, Jarvis y sus colaboradores compararon la movilidad de 46 supervivientes a ACV de Gales, de 18 a 65 años de edad, con 15 personas que no habían sufrido un ACV. Los investigadores evaluaron qué tan lejos y rápido los participantes podían caminar en tres minutos.

El estudio encontró que era poco probable que los supervivientes a un accidente cerebrovascular que no podían caminar a más de 3 pies por segundo pudieran volver al trabajo.

El informe se publicó el 26 de septiembre en la revista Stroke.

Entre el 23 por ciento de participante del estudio que volvieron al trabajo, nueve de cada 10 caminaban más rápidamente que 3 pies por segundo. Los que volvieron a trabajar caminaban casi 6 pies (poco menos de 2 metros) por segundo. Los que no volvieron a trabajar caminaban a solo unos 2.5 pies (0.76 metros) por segundo.

Los supervivientes al ACV tenían más dificultades para caminar que los que no sufrieron un ACV, y se cansaban antes, añadieron los autores del estudio.

"La velocidad al caminar es una herramienta realmente útil para los profesionales clínicos, que pueden usarla para predecir la vuelta al trabajo. Es sencillo, barato y efectivo", aseguró Jarvis en un comunicado de prensa de la revista.

Sugirió que los profesionales clínicos pueden usar esa medida para orientar a sus pacientes durante la rehabilitación. "Por ejemplo, pueden enfocarse en aumentar la velocidad al caminar y mantener la calidad al caminar para dar a los pacientes la oportunidad de volver a trabajar", añadió Jarvis.

Más información

Para más información sobre el ACV, visite la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión