El riesgo de psicosis aumenta cuando las personas abusan de las 'anfetas'


MARTES, 15 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Las anfetaminas pueden empujar a las personas al círculo vicioso de la adicción, pero una nueva investigación muestra ahora que las personas que abusan de estos estimulantes también tienen cinco veces más probabilidades de desarrollar psicosis que las que no los usan.

El riesgo de psicosis aumenta cuando las personas abusan de las 'anfetas'

El efecto de las "anfetas" (llamadas "speed" en inglés) en la señalización de los neurotransmisores en el cerebro con frecuencia provoca síntomas de psicosis, como paranoia, voces y alucinaciones. En general se resuelven tras unos días, pero podrían persistir durante años en hasta un 15 por ciento de los usuarios.

Aunque el vínculo entre el abuso de las anfetaminas y la psicosis se conoce, el grado de riesgo de psicosis o la efectividad de la terapia de rehabilitación de la droga no han estado claros.

Para aprender más, los investigadores analizaron los datos de más de 74,600 usuarios de anfetaminas ilegales en Taiwán, y a un grupo de comparación de más de 298,000 personas de la misma edad y sexo que no las usaban.

En comparación con los no usuarios, los usuarios de anfetaminas tenían unas tasas más altas de depresión (un 2 frente a un 0.4 por ciento), ansiedad (un 0.9 frente a un 0.3 por ciento), enfermedad cardiaca isquémica (un 1.3 frente a un 0.8 por ciento), enfermedad cardiovascular (un 0.8 frente a un 0.45 por ciento) y accidente cerebrovascular o ACV (un 1.3 frente a un 0.7 por ciento).

Al final de los 10 años de seguimiento, los usuarios de anfetas eran mucho más propensos a sufrir de psicosis que quienes no las usaban. Las tasas fueron de 468 por cada 100,000 personas entre los usuarios de anfetaminas, y de 77 por cada 100,000 entre los que no las usaban, según el estudio, que se publicó en la edición en línea del 14 de febrero de la revista Evidence-Based Mental Health.

Entre los usuarios de anfetas, la psicosis fue más común entre los que tenían a partir de 45 años, y también entre los que tenían más antecedentes de arrestos. Los que habían sido arrestados cinco o más veces tenían un riesgo más de seis veces más alto de psicosis, anotaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

El estudio también encontró que los usuarios de anfetaminas que acudieron a rehabilitación para las drogas durante el enjuiciamiento diferido tenían un 26 por ciento menos de probabilidades de desarrollar psicosis que los que no lo hicieron. Esto sugiere que la rehabilitación podría ayudar a reducir el riesgo de psicosis, señalaron los autores del estudio.

"La relación de una psicosis paranoide inducida con el uso de las metanfetaminas se conoce hace décadas. De cualquier forma, nuestros hallazgos provienen de un análisis detallado y comparativo que usó un grupo de datos abarcador y de una gran población", según Cynthia Wei-Sheng Lee, del Centro de Abuso de Drogas y Adicción del Hospital de la Universidad de Medicina de China, en Taiwán, y sus colaboradores.

"Además, valdría la pena investigar los beneficios de salud y la rentabilidad del enjuiciamiento diferido para los delincuentes de crímenes de drogas, al proveer una terapia adecuada para la adicción a las drogas", concluyeron los autores.

La tasa mundial estimada de uso de anfetaminas es de menos de un 1 por ciento, pero alrededor de uno de cada 10 usuarios se vuelve adicto.

Más información

Aprenda más sobre las anfetaminas en la Administración de Control de Drogas de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Evidence-Based Mental Health, news release, Feb. 14, 2022

Comparte tu opinión