SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿El riesgo de autismo reside en los motores de energía de las células?

Un estudio sugiere que las variaciones genéticas en el ADN de las mitocondrias podrían aumentar el riesgo de este trastorno del desarrollo

Un estudio sugiere que las variaciones genéticas en el ADN de las mitocondrias podrían aumentar el riesgo de este trastorno del desarrollo

MIÉRCOLES, 23 de agosto de 2017 (HealthDay News) -- Las mitocondrias, las centrales eléctricas de las células humanas, podrían jugar un papel significativo en el riesgo de autismo, sugiere una nueva investigación.

Y no solo eso. Los antiguos patrones de migración humana podrían haber predispuesto a algunos grupos a un riesgo mayor de sufrir este trastorno del desarrollo, añadieron los científicos.

"Nuestros hallazgos muestran que las diferencias en la función mitocondrial son importantes para los TEA [trastornos del espectro autista]", afirmó Douglas Wallace, líder del estudio y director del Centro de Medicina Mitocondrial y Epigenómica del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

"Nuestro equipo ha demostrado que la vulnerabilidad de una persona a los TEA varía según su antiguo linaje mitocondrial", añadió.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron los datos genéticos de 1,624 pacientes con autismo y 2,417 padres y hermanos sanos.

Dentro de una célula humana, las mitocondrias son las estructuras que suministran energía a toda la célula. Tienen su propio ADN, llamado ADNmt. Ese ADN es la forma separada del ADN que se encuentra dentro de los núcleos de las células, que se conoce como ADNn.

El ADN mitocondrial se hereda solo a través de uno de los padres: la madre. Al examinar las variaciones del ADNmt en las poblaciones de todo el mundo, los científicos han podido reconstruir las migraciones humanas y los patrones evolutivos a lo largo de miles de años. Ordenaron estas variaciones del ADNmt en subgrupos genéticos, indicaron los autores del estudio.

Los investigadores encontraron que seis subgrupos europeos tenían un riesgo de autismo significativamente más alto que el grupo europeo más común. Los investigadores también encontraron que dos subgrupos asiáticos y nativos americanos tenían un riesgo más alto de autismo.

La migración, los cambios en la nutrición y otras influencias ambientales pueden aumentar el riesgo de enfermedad incluso más, explicaron los investigadores.

Los investigadores dijeron que los hallazgos, que sugieren que la energía del ADNmt podría tener un papel importante en el riesgo de autismo, podrían llevar a nuevos tratamientos para este grupo de trastornos neurológicos.

"Hay cada vez más interés en el desarrollo de tratamientos metabólicos para las enfermedades conocidas del ADNmt", dijo Wallace. "Si los TEA tienen una etiología [grupo de causas] parecida, entonces estos mismos métodos terapéuticos podrían ser beneficiosos para los TEA".

Los hallazgos se publicaron en línea el 23 de agosto en la revista JAMA Psychiatry.

Más información

Autism Speaks tiene más información sobre los factores de riesgo del autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad