COVID: el plasma de sobreviviente sigue siendo una sólida opción

COVID: el plasma de sobreviviente sigue siendo una sólida opción

A pesar de la oleada de críticas a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. cuando otorgó la aprobación de emergencia al plasma de convaleciente para tratar a los pacientes con COVID-19, los expertos en enfermedades infecciosas aseguran que la terapia sigue siendo promisoria.

Algunos científicos han cuestionado tanto el momento de la aprobación como la veracidad de la estadística clave de supervivencia que citó el comisionado de la FDA, el Dr. Stephen Hahn. Y todavía no se han completado los ensayos clínicos que se necesitan para asegurar que el plasma de convaleciente de verdad funciona.

Aun así, el plasma de los sobrevivientes ha estado en la lista de tratamientos potenciales para la COVID-19 desde el inicio de la pandemia, y una aprobación de emergencia para su uso generalizado no fue inesperada, aseguró la Dra. Liise-anne Pirofski, presidenta de investigación biomédica del Colegio de Medicina Albert Einstein y el Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Los datos que llegan de todo el mundo muestran que el plasma lleno de anticuerpos que se extrae de los sobrevivientes a la COVID-19 puede ayudar a las personas a combatir una infección, apuntó Pirofski.

Por ejemplo, los informes de China han mostrado que los pacientes muy enfermos tratados en un momento tardío de su enfermedad con plasma de convaleciente experimentaron una reducción muy rápida en la carga viral, anotó Pirofski.

Tampoco hubo evidencias de que el plasma de convaleciente pudiera hacerle daño a una persona, añadió.

"No puedo pensar en un solo dato que haya visto que sugeriría un daño", dijo Pirofski.

Pero los científicos todavía no saben con exactitud qué tan efectivo puede ser el plasma, cuál sería el mejor momento de administración y si algunos pacientes se beneficiarían más que otros, observaron Pirofski y el Dr. Shmuel Shoham, director asociado del Centro de Enfermedades Infecciosas en los Trasplantes y la Oncología de la Escuela de Medicina Johns Hopkins, en Baltimore.

"Creo que todo el mundo está de acuerdo en que existen lagunas en el conocimiento, y que los ensayos clínicos son la mejor forma de abordarlas", aseguró Pirofski.

Ambos expertos discutieron las ventajas y las desventajas de la terapia con plasma durante una conferencia de prensa organizada el martes por la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America).

El concepto de plasma de convaleciente ha existido durante más de un siglo, dijeron Pirofski y Shoham, y todavía se usa como tratamiento para las infecciones con hepatitis B, la rabia y otras enfermedades virales.

"Los anticuerpos que se derivan de las personas que se han recuperado del coronavirus se encuentran en una parte de su sangre llamada plasma", explicó Shoham. "Ahora tenemos procedimientos para obtenerlo, envasarlo y entonces compartirlo con otras personas mediante unos procedimientos establecidos de los bancos de sangre. El tratamiento con estos anticuerpos se conoce como inmunización pasiva", aclaró.

"La inmunización pasiva le da al cuerpo un suministro inmediato de anticuerpos potencialmente protectores, y pensamos que los efectos de mayor tamaño se observarán cuando se administran pronto, en un momento con una carga viral y una infección más bajas", planteó Shoham.

Shoham está participando en dos ensayos clínicos de plasma de convaleciente, uno que busca prevenir la infección en personas recién expuestas a la COVID-19, y otro para personas que tienen un caso tan leve que no requieren hospitalización.

Por otra parte, Pirofski está participando en un ensayo que examina los beneficios potenciales del plasma de convaleciente en pacientes muy enfermos que están hospitalizados.

Los tres ensayos van a paso lento, porque están compitiendo con otros ensayos por los pacientes con COVID-19, apuntaron los expertos.

La mayoría de las personas con COVID-19 no van al hospital a recibir tratamiento, y la mayoría no acuden a buscar tratamiento en los hospitales académicos que están realizando los ensayos sobre el coronavirus, anotó Shoham.

Los expertos no pudieron decir si la autorización de la FDA impedirá incluso más el progreso de sus ensayos, aunque Pirofski dijo que quizá sí.

"Necesitamos ayuda", enfatizó Shoham. "Que los voluntarios se apunten en el estudio es la única forma en que lograremos saber si esto funciona para la prevención y el tratamiento".

Ahora existe la tecnología para que esto sea un tratamiento disponible y generalizado con facilidad, aseguraron los expertos.

Por ejemplo, Pirofski anotó que su investigación ha dependido de una comunidad judía ortodoxa en New Rochelle, Nueva York, que se vio muy afectada por el virus. Sus miembros donaron decenas de miles de unidades de plasma de convaleciente.

"Creo que en Maryland hay varios cientos de casos nuevos de coronavirus que ocurrieron ayer", añadió Shoham. "En 14 días, ellos pueden donar su sangre, y pueden donar múltiples veces. Esto se puede ampliar por todo el país. Creo que, con organización, hay bastante plasma que puede estar disponible".

El plasma de convaleciente también podría proveer alivio a las partes del país que reciben pocos servicios médicos, donde quizá unos medicamentos más caros no estén disponibles, y el tratamiento de plasma se pudiera "obtener del público", añadió Pirofski.

Pirofski y Shoham también esperan que la investigación sobre el plasma de convaleciente ayude a orientar el desarrollo de otras terapias para la COVID-19, dado que este tratamiento utiliza a la respuesta natural del sistema inmunitario del cuerpo para luchar contra el virus.

Pero se necesita más investigación antes de que se pueda decir alguna cosa con certeza sobre esta terapia, concluyeron.

"Creo que son las cosas en las que hay que enfocarse, la ciencia y los datos, en lugar de la decisión [de la aprobación de emergencia] y qué impulsó a esa decisión", dijo Pirofski. "No creo que nadie sepa qué impulsó a esa decisión, aparte de las personas que estuvieron allí".

Comparte tu opinión