El peso del agua: Cómo perderlo para siempre

VIERNES, 13 de enero de 2023 (HealthDay News) -- El peso del agua. Es la pesadilla de las personas que hacen dieta, porque provoca hinchazón, inflamación y decepción cuando se sube a la báscula.

Aunque el 60 por ciento del cuerpo es agua, a veces se retiene un exceso de agua. Esto puede hacer que perder peso sea frustrante, porque quizá parezca que en realidad no está perdiendo peso. Unos niveles variantes de agua pueden hacer que el peso de una persona fluctúe en de 2 a 4 libras (de casi 1 hasta 1.8 kilos) en apenas un día.

El peso del agua: Cómo perderlo para siempre

La cantidad de agua que su cuerpo contiene es una función de la composición corporal, el sexo y la edad, pero comer puede hacer que una persona retenga unas libras adicionales de agua. Esta agua adicional es un fluido que los riñones en general sacarían del cuerpo.

"La mayor parte del peso es peso se agua", aclaró el Dr. Gabe Neal, médico de medicina de familia y profesor clínico asistente del Colegio de Medicina Texas A&M. "Es lo más pesado de nuestro cuerpo, aparte de nuestros huesos, y es lo primero que desaparece cuando se comienza a perder peso".

Entonces, la pregunta es cómo perder el peso de agua. La MIDSS (por las siglas en inglés de Base de datos de instrumentos de medición para las ciencias sociales) tiene algunos consejos.

¿Por qué se retiene el agua?

Hay muchos motivos, entre ellos consumir demasiada sal o carbohidratos, las hormonas menstruales y la deshidratación.

"Cuando se usa de forma eficiente, el agua va por todo el cuerpo", dijo hace poco. "Debe ir a las arterias, las venas, los tejidos y las células por todas partes. Pero cuando va a unos lugares entre las células y alrededor de la grasa, un área conocida como 'tercer espacio', se convierte en un problema".

Perder de una a tres libras (de 0.45 a 1.4 kilos) de peso de agua tarda alrededor de dos días. Pero la forma en que el exceso de agua sale del cuerpo puede depender de su dieta y actividad física. Mientras más saludable es su dieta y más actividad física hace, más rápido puede deshacerse del agua en exceso. El peso de agua también puede ser una señal de una afección crónica, por ejemplo una enfermedad cardiaca o renal, que necesita tratamiento. En las mujeres, los ciclos menstruales y las hormonas cambiantes también pueden afectar al peso de agua, según MIDSS.

Cómo perder el peso de agua

Una forma de prevenir la retención de agua es reducir la cantidad de sal de la dieta. Esto incluye comer menos alimentos procesados, que con frecuencia son ricos en sal, y usar menos sal en la mesa. Los alimentos procesados, como los fideos instantáneos, el queso, las mezclas de sopa, las salsas para la pasta, las comidas congeladas y los refrigerios salados usan la sal para el sabor, y como conservante para alargar la vida útil, según MIDSS.

"Desde el punto de vista de la química, el agua sigue a la sal", explicó Neal. "Si su dieta tiene mucho sodio, el agua le seguirá e irá a lugares que no debe".

Los alimentos naturales, como las verduras, las semillas y los frutos secos, son bajos en sal, de forma que elíjalos para mantener un peso de agua bajo.

Otro consejo es mantenerse hidratado bebiendo agua. Esto quizá parezca contradictorio, pero el agua mantiene la función renal y ayuda a eliminar el exceso de agua y la sal del cuerpo. Cuando está deshidratado, su cuerpo retiene agua adicional para mantener la deshidratación a raya, según la Academia Nacioal de Medicina del Deporte (National Academy of Sports Medicine, NASM).

Otro truco es reducir los carbohidratos, como la pasta y el arroz. Los carbohidratos pueden hacer que el cuerpo almacene moléculas de glucógeno, que tienen 3 gramos de agua por cada gramo. No comer carbohidratos reduce las moléculas de glucógeno, reduciendo así el peso de agua, señala el MIDSS.

Cambie sus comidas ricas en carbohidratos por comidas ricas en proteínas, como huevos, soya y carnes magras.

Además de cambiar la dieta, los complementos de vitamina B6 y magnesio pueden ayudar a reducir la retención de agua. Estos complementos ayudan a los riñones a eliminar la sal y el agua excesivas. También pueden ayudar a reducir la hinchazón y la inflamación en las piernas, según MIDSS.

El ejercicio es otra forma de reducir el peso de agua. Al quemar la energía del glucógeno, una hora de ejercicio puede reducir la retención de agua en 16 a 64 onzas (de 473 a 1,893 mililitros). La cantidad de agua que pierda depende de la temperatura y la ropa que use. La actividad física que hace sudar reduce el peso de agua rápidamente. Beber agua tras el ejercicio es vital para reemplazar los fluidos perdidos y evitar la deshidratación, enfatiza la MIDSS.

Tomar diuréticos es otra forma de reducir el peso de agua. En general, un médico receta estas pastillas para reducir la presión arterial. Funcionan al aumentar la orina, lo que elimina sal y agua, apunta la NASM.

El sueño es otra forma importante de regular la cantidad de agua del cuerpo. El sueño puede darle sed y hacer que se hidrate en exceso, lo que puede provocar que el cuerpo almacene más agua. Esto puede aumentar el trabajo de los riñones, y llevar a una disfunción renal y una mayor retención de agua, advierte la MIDSS. Dormir bien de noche podría también ayudar a regular los niveles de agua.

Estar sentado durante largos periodos también puede permitir al agua acumularse en el cuerpo, y conducir a hinchazón en los brazos y las piernas, según MIDSS. Para prevenir la acumulación de fluidos, lo mejor es hacer pausas y caminar un poco.

"Si comienza a notar hinchazón donde no había ninguna hinchazón, o nota un marcado aumento en el peso, debe hablar con el proveedor de atención de la salud", enfatizó Neal. "También hable con su proveedor sobre la cantidad de agua que bebe en un día, y si piensa que el consumo y la retención de agua están afectando a su salud".

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Comparte tu opinión