El peso de mamá antes del embarazo podría afectar las probabilidades de asma y alergias del niño

VIERNES, 19 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- ¿Puede su peso antes del embarazo determinar las probabilidades de su bebé de desarrollar asma o alergias?

Sí, afirma un estudio que observó la pregunta, además de si el aumento de peso durante el embarazo podría tener un impacto.

El peso de mamá antes del embarazo podría afectar las probabilidades de asma y alergias del niño

"Sí encontramos que había un vínculo entre el peso de una madre antes del embarazo, al iniciar el embarazo, con el desarrollo de ciertas enfermedades alérgicas entre los niños", señaló el autor y epidemiólogo Sebastian Srugo.

"No encontramos la misma asociación con el aumento de peso gestacional, el aumento de peso durante el embarazo, y estas enfermedades", aseguró Srugo, que en el momento en que se realizó el estudio era estudiante de postgrado de la Universidad de Ottawa.

El estudio canadiense utilizó los expedientes de salud de casi 250,000 nacimientos en Ontario, que ocurrieron entre 2012 y 2014. Con estos expedientes, los investigadores pudieron identificar el peso y el aumento de peso de cada madre antes de y durante el embarazo. También pudieron seguir los datos de sus hijos desde el nacimiento hasta los 7 años.

Los investigadores encontraron que los niños nacidos de madres que eran obesas eran más propensos a desarrollar asma que sus pares. Su riesgo fue un 8 por ciento más alto. También fue ligeramente menos probable que desarrollaran dermatitis y anafilaxia.

Tener un peso bajo se asoció con un riesgo más alto de dermatitis. Los investigadores no encontraron ningún vínculo entre la cantidad de peso que una mujer aumentó durante el embarazo y la enfermedad alérgica en la niñez.

"Tenemos una teoría, y otros estudios e investigadores también lo han estudiado y han encontrado que tiene cierta credibilidad, que es que se sabe que la obesidad ya es, en la población general, una afección inflamatoria", apuntó Srugo. "Lo que esto significa es que las personas que son obesas tienen más inflamación en el cuerpo. Y sabemos a partir de otros datos que la inflamación pueden en realidad llegar al bebé en el útero".

"Creemos que la inflamación mientras el feto está desarrollando su sistema inmunitario conduce a un desarrollo potencialmente anómalo en el sistema inmunitario, que puede más adelante presentarse como estas enfermedades alérgicas", añadió Srugo.

Más de 50 millones de estadounidenses también sufren alergias, según la Asthma and Allergy Foundation of America.

Entre las causas conocidas de las alergias se encuentran una predisposición genética y las exposiciones, comentó la Dra. Cristina Porch-Curren, una alergóloga de Camarillo, California, y miembro de la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology). El asma en general se relaciona con las alergias de una persona. Un virus, como el virus sincitial respiratorio (VSR), también puede aumentar el riesgo de asma.

En las mujeres, no es raro que las alergias se desarrollen en los momentos de cambios hormonales, lo que incluye el momento en que alguien comienza a menstruar, durante el embarazo y en la menopausia, comentó Porch-Curren. Hay muchas teorías, pero se muestra renuente a decir que haya algo que alguien pueda hacer para prevenir que su bebé nazca con alergias.

Un tema importante de conversación actual es si las mujeres embarazadas deben evitar o comer los alimentos muy alergénicos.

"Acabamos de recomendar que las personas continúen con sus dietas y coman los alimentos muy alergénicos", apuntó Porch-Curren.

La pregunta sobre si el peso de la madre afecta a las alergias futuras de un niño es muy difícil de estudiar, aseguró la Dra. Alison Cahill, profesora del Departamento de Salud de la Mujer y directora del Instituto de Investigación en Transformación de la Salud de la Facultad de Medicina Dell de la Universidad de Texas, en Austin.

En parte, esto se debe a que no siempre hay datos, o quizá los datos no sean del todo precisos. En el mundo real, nadie se pesa en el consultorio médico y de inmediato queda embarazada, y a veces los mismos pacientes informan su peso.

En investigaciones anteriores, las hipótesis han descrito un fenómeno similar en que las anomalías que son maternas, ya sean anomalías del metabolismo, problemas de salud o tipos de exposiciones durante el embarazo, crean un ambiente del desarrollo distinto en el útero, dijo Cahill. Y la hipótesis es que estos efectos podrían moldear al niño mientras se desarrolla más adelante en la vida.

"Los autores intentaron hablar un poco sobre por qué este aumento de peso gestacional anterior al embarazo podría influir en los resultados. Y sin duda hay una literatura creciente que sugiere que estas cosas podrían influir en la composición del cuerpo fetal o neonatal", añadió Cahill.

"Y estos podrían tener efectos duraderos en términos del riesgo de obesidad infantil y otros tipos de cosas. Pero, una vez más, estudiar estas cosas es muy difícil", anotó.

Los hallazgos se publicaron a principios de año en la revista Paediatric and Perinatal Epidemiology.

Una limitación de este estudio es que los investigadores no pudieron determinar si la mamá o el papá realizaban otras conductas durante el embarazo que también pudieran haber tenido un impacto en las probabilidades de que un niño desarrollara alergias.

"La implicación para las mujeres embarazadas o que quieren quedar embarazadas es que elegir unas opciones saludables es de verdad importante en esta etapa", enfatizó Srugo.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece estos consejos para un embarazo sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sebastian Srugo, MSc, epidemiologist and former graduate student, University of Ottawa, Ontario, Canada; Alison Cahill, MD, professor, Department of Women's Health, and director, Health Transformation Research Institute, University of Texas at Austin Dell Medical School; Cristina Porch-Curren, MD, allergist, Coastal Allergy Care, Camarillo, Calif.; Paediatric and Perinatal Epidemiology, Aug. 16, 2021

Comparte tu opinión