El personal de hogares de ancianos más cercanos a los pacientes son los menos propensos a vacunarse de COVID

VIERNES, 30 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Los asistentes en los centros de cuidados a largo plazo son menos propensos que otros miembros del personal a estar vacunados, aunque son los que tienen el mayor nivel de contacto con los pacientes vulnerables, y podrían infectarlos con la COVID-19, encuentra un nuevo estudio federal.

Los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. analizaron los datos de 300 centros de cuidados a largo plazo en todo el país. La investigación mostró que el 75 por ciento de los médicos que trabajan en los centros ya se habían vacunado en marzo de este año, en comparación con un 46 por ciento de los asistentes que trabajaban cada día con los residentes, reportó CNN.

El personal de hogares de ancianos más cercanos a los pacientes son los menos propensos a vacunarse de COVID

"Una preocupación es que los enfermeros y ayudantes de esta muestra, que tienen el mayor nivel de contacto con los pacientes, tenían la cobertura de vacunación más baja. Han ocurrido brotes de COVID-19 en centros de cuidados a largo plazo en que los residentes tenían una tasa alta de vacunación, pero la transmisión ocurrió a través de los miembros del personal sin vacunar", escribieron el Dr. James Lee, del Equipo de Respuesta a la COVID-19, y sus colaboradores.

Añadieron que su estudio "también tiene implicaciones respecto a la igualdad: los datos nacionales indican que los ayudantes de los hogares de ancianos son, de forma desproporcionada, mujeres y miembros de los grupos raciales y étnicos minoritarios, con unos salarios medios de 13 a 15 dólares por hora. Los ayudantes también son más propensos a tener afecciones subyacentes que los ponen en riesgo de resultados adversos por la COVID-19", informó CNN.

"Dado que la vacunación estaba disponible en los centros y que unas tasas de vacunación más bajas reflejaban unas mayores tasas de rechazo, la renuencia a vacunarse quizá sea un factor contribuyente importante a la vacunación insuficiente en estos centros", según el estudio, que se publicó el 30 de julio en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report.

"Entre los ayudantes, la cobertura de vacunación más baja se observó en los centros ubicados en áreas postales más socialmente vulnerables. En conjunto, estos datos sugieren que es probable que las disparidades en la vacunación entre las categorías laborales se hagan eco de las disparidades sociales en general, además de las disparidades en las comunidades circundantes", añadieron.

"Los esfuerzos de promoción y alcance de la vacunación enfocados en las personas socialmente vulnerables y los grupos y comunidades marginados podrían ayudar a resolver las desigualdades", plantearon los investigadores.

Aunque quizá se hayan vacunado más ayudantes desde marzo, los centros de cuidados a largo plazo tienen unas tasas altas de recambio de personal, anotaron los autores.

Las campañas de vacunación contra la gripe han demostrado que los requerimientos de vacunación quizá sean la mejor forma de lograr que el mayor número de empleados se vacunen, según los investigadores.

Más información

Visite la Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud para más información sobre la seguridad en los hogares de ancianos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: CNN

Comparte tu opinión