El personal de emergencias está bajo ataque, y la culpa la tiene la crisis de opioides

El personal de emergencias está bajo ataque, y la culpa la tiene la crisis de opioides

MARTES, 2 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- Los departamentos de emergencias se están convirtiendo en lugares cada vez más violentos a medida que los médicos se llevan la peor parte de la epidemia de opioides, muestra una encuesta reciente.

Casi la mitad de los médicos de emergencias estadounidenses dijeron que los han atacado físicamente en el trabajo, y tres de cada cinco reportan que esos ataques ocurrieron en el año anterior, según una nueva encuesta encargada por el Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians, ACEP).

Casi 7 de cada 10 encuestados afirmaron que la violencia en emergencias ha aumentado en los últimos cinco años, y una cuarta parte reportó que ha aumentado en gran medida.

"Opinaban que las cosas estaban empeorando, casi universalmente", señaló el presidente del ACEP, el Dr. Vidor Friedman, a quien le han pegado en un ojo, golpeado en el pecho y amenazado de muerte mientras trabajaba en el departamento de emergencias.

¿Por qué? Los opioides tienen un rol importante en la violencia, dijeron los médicos.

La mitad de los médicos de emergencias reportaron que al menos la mitad de todas las agresiones fueron cometidas por personas que buscaban drogas o que estaban bajo la influencia de las drogas o del alcohol, encontró la encuesta.

"Acuden al departamento de emergencias con la esperanza de encontrar cierto alivio, no solo del dolor, sino también de los síntomas de abstinencia", explicó Friedman. "Esas personas están agitadas, están desesperadas y no saben a dónde acudir".

Los esfuerzos por controlar la epidemia de opioides requieren que los médicos revisen las bases de datos de recetas en búsqueda de un potencial abuso de los analgésicos, apuntó la Dra. Teresa Murray Amato, presidenta de medicina de emergencia de Long Island Jewish Forest Hills en Forest Hills, en Nueva York.

"Esto puede conducir a unas conversaciones difíciles, y en ocasiones a amenazas directas para el médico, cuando niega la solicitud del paciente", dijo Amato.

"Personalmente, he notado que más o menos en el último año, en casi todos los turnos, he tenido que confrontar la violencia o la amenaza de violencia cuando intento orientar al paciente a opciones que no sean opioides", añadió. "En el pasado, ese tipo de situaciones eran mucho menos frecuentes".

Casi todos (un 97 por ciento) de los ataques fueron cometidos por los pacientes, apuntaron los médicos, aunque alrededor de un 28 por ciento también implicaron a un familiar o amigo del paciente.

Friedman explicó que "son personas en crisis y que se presentan, y vivimos en un mundo de McDonald's. La gente quiere lo que quiere de inmediato, y exactamente como lo quieren, y no siempre podemos proveerlo".

Y, añadió Friedman, "también vivimos en un mundo donde cada vez más parece que esté bien expresar la ira. Eso conduce a algunas personas a ser particularmente violentas".

Pero los pacientes también están pagando el precio de esta continua violencia.

Más o menos un 80 por ciento de los médicos dijeron que la violencia en el departamento de emergencias ha afectado a la atención del paciente, y alrededor de la mitad dijeron que los pacientes han recibido daños físicos mientras buscaban tratamiento en emergencias.

Esas agresiones evitan que los médicos y el personal del departamento de emergencias hagan su trabajo con efectividad, provocan un trauma emocional y ansiedad en los pacientes, y aumentan el tiempo que hay que esperar para recibir tratamiento, advirtieron los médicos.

El Dr. Robert Glatter es médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Dijo que "los ataques físicos y verbales contra el personal del departamento de emergencias pueden conducir a efectos psicológicos a largo plazo, incluyendo ansiedad y TEPT [trastorno por estrás postraumático]. No solo se perturba la atención de los pacientes, sino que el tiempo dedicado a emergencias críticas se desvía para abordar estos incidentes".

Lo más frecuente es que los ataques a los médicos de emergencias impliquen golpes o bofetadas (un 44 por ciento), que les escupan (un 30 por ciento), que les den puñetazos (un 28 por ciento), que les den patadas (un 27 por ciento) o que los arañen (un 17 por ciento), mostraron los hallazgos.

Parte del problema es que las personas que realizan una agresión en un departamento de emergencias raras veces sufren alguna consecuencia, dijo Friedman.

La encuesta encontró que casi 7 de cada 10 médicos dijeron que su hospital reportó el incidente a la policía. Pero los encargados de seguridad del hospital solo presentaron cargos en un 3 por ciento de esos casos, y las administraciones del hospital aconsejaron a los médicos presentar cargos en apenas un 6 por ciento de los casos.

"Me han agredido varias veces en el departamento de emergencias, y cada vez que ha sucedido, el hospital me ha pedido que no presente cargos", comentó Friedman. "Si no presentamos cargos, estamos diciéndoles a nuestros cuidadores en el departamento de emergencias que no importa si las personas los agreden, pero sí importa".

Los hospitales también deben implementar medidas de seguridad, entre ellas más guardias de seguridad e incluso detectores de metales en algunos departamentos de emergencia, apuntó Friedman.

"Los hospitales deben comprender que el departamento de emergencias es un lugar que está abierto al mundo", añadió.

A Friedman también le gustaría ver que haya unas sanciones más estrictas para las personas que ataquen al personal del departamento de emergencias.

"Si se agrede a un cuidador, las sanciones deberían ser iguales que si se agrede a un policía o bombero", enfatizó Friedman.

En la encuesta se entrevistó a más de 3,500 médicos de emergencias de todo el país. Los resultados se presentaron el martes en la reunión anual del ACEP, en San Diego.

Más información

La Asociación de Enfermeros de Emergencias (Emergency Nurses Association) ofrece más información sobre la violencia en el departamento de emergencias.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión