El periodo de incubación del virus de la COVID se acorta con cada nueva variante

MARTES, 23 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Si se infecta con COVID-19, el tiempo desde la infección hasta el posible inicio de los síntomas, lo que se conoce como periodo de incubación, es ahora significativamente más corto que a principios de la pandemia, muestra una nueva investigación.

Unos investigadores de China que observaron datos de 142 estudios distintos encontraron que las personas que se infectaron con la variante alfa, la que surgió en Wuhan a finales de 2019, tenían un periodo de incubación de cinco días, en promedio.

El periodo de incubación del virus de la COVID se acorta con cada nueva variante

Pero cuando llegó la variante ómicron, la incubación se había reducido a menos de 3.5 días, en promedio, informaron los investigadores.

Los hallazgos tienen importancia en el mundo real, porque "identificar el periodo de incubación de las distintas variantes es un factor clave para determinar el periodo de aislamiento" de las personas que tienen un resultado positivo de COVID-19, explicó el equipo de la investigación.

El nuevo estudio fue dirigido por Min Liu, del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pekín, en Beijing.

Los investigadores examinaron los datos sobre los periodos de incubación de una variedad de estudios realizados a lo largo de la pandemia. Incluyeron a un total de más de 8,100 pacientes con COVID-19.

"Los hallazgos de este estudio sugieren que el SARS-CoV-2 ha evolucionado y mutado de forma continua a lo largo de la pandemia de COVID-19", señaló el grupo de Liu. El virus ha cambiado de manera constante, en términos de su capacidad de transmitirse entre las personas, su nivel de gravedad y su periodo de incubación.

Al enfocarse en la incubación, los investigadores encontraron que la variante alfa temprana del virus de la COVID tenía un periodo de incubación de cinco días antes del inicio de los síntomas.

Cuando la variante beta surgió en mayo de 2020, el periodo de incubación se había reducido a unos 4.5 días.

La variante delta, que era más transmisible, apareció en 2021. Su periodo de incubación era incluso más corto, de unos 4.4 días, en promedio.

Pero el periodo de incubación se acortó de forma significativa con la llegada de la variante ómicron: de apenas 3.4 días, en promedio, según el equipo chino.

Anotaron que cuando la COVID-19 emergió inicialmente en su variante alfa, su periodo de incubación de cinco días era mucho más largo que el observado en otras enfermedades virales comunes.

Por ejemplo, los resfriados comunes provocados por un coronavirus tiene un periodo de incubación de unos 3.2 días, el periodo de incubación de la influenza es de poco menos de dos días, y los rinovirus (la causa más común de resfriados) tiene un periodo de incubación de alrededor de un día y medio.

Liu y sus colaboradores enfatizaron que los números de su estudio son solo promedios, y que el periodo de incubación de cualquier paciente con COVID-19 en particular podría variar mucho. "En este estudio, el periodo mediano de incubación más corto reportado fue de 1.8 días, y la incubación más larga fue de 18.87 días", apuntaron.

Una reducción del periodo de incubación promedio de la COVID-19 con el tiempo podría afectar a las recomendaciones para el autoaislamiento.

"Ahora, algunos países alrededor del mundo requieren que los contactos cercanos se aíslen 14 días", apuntó el grupo de Liu. "Pero con la reducción del periodo de incubación en las nuevas variantes, el periodo de aislamiento se puede ajustar de forma adecuada para reducir la presión en el sistema de salud".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 22 de agosto de la revista JAMA Network Open.

Más información

Averigüe más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU..

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: JAMA Network Open, Aug. 22, 2022

Comparte tu opinión