El parásito de la malaria está infectando y acabando con la vida de los cervatillos en EE. UU.

El parásito de la malaria está infectando y acabando con la vida de los cervatillos en EE. UU.

MIÉRCOLES, 2 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Los parásitos que pueden provocar la malaria a los animales, pero no a los seres humanos, se encuentran comúnmente en los ciervos que viven en Norteamérica, según una nueva investigación.

Muchos animales son capaces de eliminar estas infecciones, pero los investigadores descubrieron que los cervatillos infectados tenían menos probabilidades de sobrevivir su primer año de vida que los otros ciervos.

Tal y como reportó recientemente la revista Sphere, las muestras de sangre recopiladas de 33 cervatillos criados en granjas de Florida revelaron que aproximadamente el 21 por ciento dieron positivo en la prueba de parásitos microscópicos de la malaria. No está claro si los cervatillos se infectaron a través de los mosquitos o de sus madres.

Y "si se ve a los cervatillos que se infectaron más pronto, la mitad de ellos murieron", dijo la líder del estudio, la Dra. Audrey Odom John, en un comunicado de prensa de la revista. Odom John es pediatra y microbióloga en la Universidad de Washington, en St. Louis.

Los científicos han identificado más de 600 parásitos que provocan malaria y pueden propagarse a través de las moscas que pican a los roedores, murciélagos, aves, primates y otros vertebrados.

Afortunadamente, solo 5 de esos 600 parásitos infectan a las personas, según los investigadores.

Un parásito de la malaria llamado Plasmodium odocoilei se encontró en el ciervo de cola blanca ya en 1967. Los científicos están trabajando ahora para probar y comprender cómo evoluciona este parásito por dentro y cómo se propaga entre estos animales, que son prevalentes en Norteamérica.

"Los ciervos están por todas partes", dijo Odom John. "Tengo un parásito de la malaria en mi patio".

Los investigadores tienen planificado seguir con su investigación secuenciando el genoma del P. odocoilei y explorando el papel del parásito en la mortalidad de los cervatillos.

Cada año, más de 400,000 personas mueren en todo el mundo de malaria, la mayoría en el mundo en desarrollo. La gran mayoría, en torno al 70 por ciento, son niños de hasta 5 años de edad, según la Organización Mundial de la Salud. Los niños responden de forma muy distinta a los adultos a las infecciones, así que los jóvenes con malaria tienen un riesgo mucho más alto de fallecer.

"Este estudio plantea nuevas oportunidades para el estudio de la interrelación entre el parásito de la malaria y los mamíferos en Norteamérica", escribió Susan Perkins en un comentario publicado con el estudio. Perkins es microbióloga en el Museo Americano de Historia Natural de la ciudad de Nueva York.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los parásitos de la malaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión