El olfato se reduce el tercer día de la COVID-19, según un estudio

El olfato se reduce el tercer día de la COVID-19, según un estudio

JUEVES, 14 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Lo más frecuente es que el sentido del olfato haya disminuido el tercer día de la infección con el nuevo coronavirus, y muchos pacientes también pierden su sentido del gusto al mismo tiempo, encuentra un estudio reciente.

Los hallazgos podrían ayudar a identificar a los pacientes más propensos a beneficiarse del tratamiento antiviral, según los investigadores.

"La relación entre una reducción en el sentido del olfato y el resto de la COVID-19 es algo de lo que se debe ser consciente. Si alguien tiene una reducción del sentido del olfato con la COVID-19, sabemos que está en la primera semana del desarrollo de la enfermedad, y que todavía le quedan una o dos semanas", señaló el investigador principal, el Dr. Ahmad Sedaghat, del Colegio de Medicina de la Universidad de Cincinnati.

Su equipo examinó las características y síntomas de 103 pacientes en Suiza que fueron diagnosticados con la COVID-19 a lo largo de seis semanas. Se preguntó a los pacientes cuántos días habían tenido síntomas de COVID-19 y también sobre el momento y la gravedad de la pérdida o reducción del sentido del olfato, junto con otros síntomas.

Al menos un 61 por ciento de los pacientes reportaron una reducción o una pérdida del olfato, y su aparición promedio fue a los 3.4 días, según el estudio. Los hallazgos aparecen en una edición reciente en línea de la revista Otolaryngology-Head and Neck Surgery.

Los problemas con el sentido del olfato fueron más probables en los pacientes más jóvenes y en las mujeres.

"También encontramos en este estudio que la gravedad de la pérdida del olfato se correlaciona con qué tan malos serán los demás síntomas de la COVID-19", apuntó Sedaghat en un comunicado de prensa de la universidad. Sedaghat es profesor asociado de otorrinolaringología-cirugía de cabeza y cuello.

"Si la anosmia, también conocida como pérdida del olfato, es peor, los pacientes reportaron una peor falta de aliento y una fiebre y una tos más graves", añadió Sedaghat.

Anotó que un antiviral llamado remdesivir ha mostrado cierta promesa en el tratamiento de los pacientes con COVID-19.

"Históricamente, los antivirales han funcionado mejor cuando se administran a principios de la infección viral. Se ha planteado la hipótesis de que con el remdesivir sucede lo mismo", señaló Sedaghat. "Nuestro estudio indica que una reducción en el sentido del olfato podría ser un indicador de que los pacientes están a principios del curso de la enfermedad, además de aquellos que luego desarrollarán síntomas más graves, como falta de aliento, más adelante".

Si "el remdesivir llega a estar ampliamente disponible, una reducción en el sentido del olfato podría por tanto identificar a los pacientes que serían unos candidatos excelentes para el fármaco", apuntó.

Otro hallazgo fue que más o menos la mitad de los pacientes tenían congestión nasal y que un 35 por ciento presentaban escurrimiento nasal. Esto es importante, porque investigaciones anteriores han sugerido que esos síntomas eran raros en los pacientes con COVID-19, y estos síntomas se atribuían a las alergias y no al nuevo coronavirus, según Sedaghat.

"Esto solo significa que se necesita una mayor concienciación de los síntomas nasales de la COVID-19 para que las personas no vayan por ahí estornudando en público y pensando que no pasa nada, que son solo alergias", añadió. "Podría muy bien ser COVID-19, y usar máscaras como equipo protector para los demás con los que se encuentre es una buena idea".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión