El motivo de que los perros nacidos en verano tengan más probabilidades de sufrir de una enfermedad cardiaca

El motivo de que los perros nacidos en verano tengan más probabilidades de sufrir de una enfermedad cardiaca

LUNES, 4 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Los perros que nacen en verano tienen un riesgo más alto de enfermedad cardiaca que los que nacen en otros momentos del año, según una investigación reciente.

Los científicos creen que la exposición a la contaminación atmosférica de exteriores podría tener la culpa.

Investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania analizaron datos de la Orthopedic Foundation of Animals sobre casi 130,000 perros. En total, representaban a 253 razas.

Ciertas razas sin una predisposición genética a la enfermedad cardiaca presentaban el mayor riesgo. Incluían al American Staffordshire terrier, al toy spaniel inglés, al boyero de Flandes, al Border terrier y al habanés. Los perros que con frecuencia nacen en julio, como el terrier de Norfolk y el pastor de picardía también tienen un mayor riesgo.

En general, los perros presentan un aumento de hasta un 2 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca dependiendo de su raza, según el estudio, publicado en una edición reciente de la revista Scientific Reports.

Pero los perros nacidos entre junio y agosto tienen unas mayores probabilidades de problemas del corazón. Los perros nacidos en julio tienen un riesgo un 74 por ciento más alto que lo anticipado según solo la raza, señalaron los autores del estudio.

Dado que el vínculo, que no pudo probar causalidad, fue independiente del riesgo genético del perro de la afección, los investigadores plantearon que es probable que el medioambiente sea un factor.

Otras investigaciones han mostrado que la contaminación atmosférica con partículas finas, que incluyen la generada por las fábricas, alcanza su máximo en los meses de verano. Tanto para los perros como para los humanos, la exposición a la contaminación atmosférica de exteriores durante el embarazo y el nacimiento parece contribuir a problemas cardiacos posteriores.

En las personas, la exposición a la contaminación atmosférica en exteriores antes y tras el nacimiento se ha vinculado con un desarrollo posterior de un ritmo cardiaco anómalo, dijeron los investigadores.

Los embarazos caninos duran apenas dos meses, dijeron los investigadores. Pero, añadieron, los perros podrían inhalar contaminantes atmosféricos durante el embarazo, lo que podría afectar a los corazones en desarrollo de los cachorros no nacidos.

"Es importante estudiar a los perros porque el corazón canino es un modelo sorprendentemente similar al sistema cardiovascular humano", aseguró en un comunicado de prensa de la universidad la autora principal del estudio, Mary Regina Boland, profesora asistente de bioestadística, epidemiología e informática.

"Además, los humanos y los perros comparten sus vidas juntos y se exponen a efectos ambientales similares, así que ver esta relación entre la estación de nacimiento y la enfermedad cardiovascular en ambas especies ilustra los mecanismos subyacentes en esta relación entre la estación de nacimiento y de la enfermedad", añadió.

Más información

La ASPCA ofrece más información sobre la enfermedad cardiaca en los perros.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión