Medio Oeste es la región más reciente en verse afectada por la COVID

Medio Oeste es la región más reciente en verse afectada por la COVID
| Foto: HEALTHDAY

Las infecciones con el coronavirus se están disparando en el corazón de EE. UU., y Wisconsin se está llevando la peor parte de la imparable propagación de la COVID-19.

Muchos estados del Medio Oeste están experimentando algunas de las tasas de infección per cápita más altas del país, y aunque las autoridades de salud federales han instado de nuevo a algunos gobernadores de la región a hacer que las máscaras sean obligatorias en todo el territorio estatal, algunos gobernadores republicanos se han resistido, reportó Associated Press.

Wisconsin parece estar en la peor situación: el miércoles, una cantidad récord de personas estaban hospitalizadas con la COVID-19 en ese estado. De los 737 pacientes, 205 estaban en cuidados intensivos, y los aumentos en los casos en las áreas del norte del estado impulsaban el aumento en las cifras, reportó AP. Las autoridades de salud de Wisconsin reportaron 2,319 infecciones nuevas, llevando el número total a 122,274.

El estado también reportó su número más alto de muertes en un solo día (27), llevando el total de muertes a 1,327.

"En las dos o tres últimas semanas, hemos notado un aumento marcado en los pacientes con COVID que llegan a nuestros hospitales en Green Bay", declaró a CNN el Dr. Paul Casey, director médico del departamento de emergencias del Hospital Bellin en Wisconsin. "Y esto sucede aunque pensábamos que nos estaba yendo bien".

"Por primera vez en los 17 años que llevo aquí, hemos tenido que poner a los pacientes en camas en los pasillos", dijo Casey a CNN. "Nunca me imaginé tener que hacer esto en una comunidad pequeña como Green Bay, y no lo hemos hecho dos veces, sino tres veces, en los últimos 10 días".

En Dakota del Norte, los hospitales están ampliando el espacio debido a las preocupaciones sobre la capacidad, reportó AP. En las dos últimas semanas, se han diagnosticado casi 678 infecciones de COVID-19 por cada 100,000 personas, encabezando al país en los nuevos casos per cápita, según el Proyecto de Rastreo de la COVID. En general, ha habido 21,846 infecciones y 247 muertes.

El aumento se ha observado por todo el Oeste Medio. Iowa también reportó un aumento en las personas hospitalizadas con el virus, llegando a 390, reportó AP. La semana pasada, el estado tenía la sexta tasa más alta de infecciones de coronavirus por cada 100,000 personas del país, según un informe reciente del grupo de trabajo del coronavirus de la Casa Blanca. Recomendó de nuevo que Iowa hiciera que las máscaras fueran obligatorias en todo el estado, algo que la gobernadora republicana Kim Reynolds ha dicho que es innecesario.

De forma similar, el gobernador de Oklahoma, el republicano Kevin Stitt, ha dicho que no impondrá un requerimiento de este tipo. El informe del grupo de trabajo encontró que su estado está entre los peores en Estados Unidos respecto a pruebas positivas del coronavirus por cada 100,000 personas, con un aumento del 15 por ciento respecto a hace una semana.

Ahora, el Oeste Medio ha superado al Sur con el promedio más alto de siete días de casos diarios por 1 millón de residentes, reportó CNN. El Oeste Medio tenía un promedio de 156 casos por 1 millón de personas, frente a 124 en el Sur, 88 en el Oeste y 51 en el Noroeste, muestran los datos de la Universidad de Johns Hopkins.

El número de muertes por la COVID en todo el mundo supera el millón

Esta semana, la pandemia global de coronavirus alcanzó un nuevo y lúgubre hito: un millón de muertos.

Más de 200,000 de esas muertes son de estadounidenses, es decir, una de cada cinco, según el conteo acumulado de la Universidad de Johns Hopkins.

"No es solo una cifra. Se trata de seres humanos. Son personas a las que amamos", declaró a AP el Dr. Howard Markel, profesor de historia de la medicina de la Universidad de Michigan. Markel asesora a las autoridades gubernamentales sobre la mejor forma de gestionar la pandemia, y perdió a su madre, que tenía 84 años, por la COVID-19 en febrero.

"Son personas que conocemos", aseguró Markel. "Y si uno no tiene delante ese factor humano, convertirlo en algo abstracto es muy fácil".

El coronavirus ha tardado apenas ocho meses en alcanzar un total mundial de muertes que ha significado una tragedia personal y económica para miles de millones. Ahora mismo, se sabe que más de 33.6 millones de personas de todo el mundo se han infectado con el nuevo coronavirus, encontró el conteo de la Hopkins.

Mientras tanto, los estadounidenses tienen dificultades para anticiparse al virus. El gobierno de EE. UU. anunció el lunes que al menos 100 millones de pruebas rápidas para la COVID-19 se distribuirán en los estados en las próximas semanas.

¿Quiénes serán los primeros en recibirlas? La Casa Blanca está instando a los gobernadores a utilizar las pruebas para ayudar a reabrir las escuelas, reportó AP.

Por ejemplo, las pruebas de Abbott Labs permitirían que los maestros reciban pruebas semanales, o que los padres sepan si su hijo sintomático tiene COVID-19, reportó AP.

Este lote de pruebas forma parte del pedido de 150 millones que el gobierno federal hizo a Abbott, según el servicio noticioso. La prueba rápida de la compañía, que tiene el tamaño de una tarjeta de crédito, es la primera que no requiere un equipo computarizado especial para su procesamiento. Entrega los resultados en unos 15 minutos.

Mientras las pruebas rápidas se distribuyen, los nuevos casos de COVID-19 siguen siendo elevados, con un promedio de más de 40,000 al día. Los expertos advierten que es probable que haya un aumento en otoño e invierno, según AP.

La capacidad de pruebas de EE. UU. ha comenzado a superar a la demanda apenas en los dos últimos meses, reportó AP. El almirante Brett Giroir, el encargado nacional de las pruebas, declaró al Congreso la semana pasada que pronto Estados Unidos comenzará a tener la capacidad de realizar 3 millones de pruebas al día.

Una vacuna de una sola dosis pasa a unos ensayos de mayor tamaño

Una noticia podría hacer que lograr vacunar a todos los estadounidenses contra la COVID-19 sea más fácil: la primera vacuna contra el coronavirus que requiere una sola inyección ha entrado en las últimas etapas de la evaluación en Estados Unidos, reportó el Washington Post.

El ensayo internacional al final reclutará a hasta 60,000 participantes. La vacuna, producida por Johnson & Johnson, es la cuarta que entra en unos ensayos en fase 3 de gran tamaño, que determinan la efectividad y la seguridad, reportó el Post.

Paul Stoffels, director científico de la compañía, predijo la semana pasada que quizá haya suficientes datos para contar con resultados a finales de año, y la compañía planifica fabricar mil millones de dosis el próximo año.

Tres candidatos a vacunas más están adelantados: los ensayos en EE. UU. comenzaron a principios de verano, pero la vacuna que está desarrollando Johnson & Johnson podría ser más fácil de administrar y distribuir si resulta segura y efectiva, reportó el Post.

La compañía está realizando una evaluación inicial de una sola dosis, mientras que las demás vacunas requieren una segunda inyección de tres a cuatro semanas tras la primera, señaló el periódico. La vacuna de Johnson & Johnson también se puede almacenar de forma líquida a temperaturas de nevera durante tres meses, mientras que dos de las otras tres vacunas se deben congelar o mantener a temperaturas ultrafrías para su almacenamiento a largo plazo, indicó el Post.

"Una vacuna de una sola dosis, si es segura y efectiva, tendrá unas ventajas logísticas sustanciales para el control global de la pandemia", aseguró Dan Barouch, director del Centro de Investigación en Virología y Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, que se asoció con Johnson & Johnson para desarrollar la vacuna.

"De verdad será bueno que tengamos esta diversidad de plataformas, porque se trata de una crisis crítica en términos de nuestras circunstancias globales", dijo el Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. "Ahora, aquí en EE. UU. con 200,000 muertes, queremos hacerlo todo sin sacrificar la seguridad o la eficacia".

Los casos siguen aumentando

El jueves, el conteo de casos de coronavirus en EE. UU. había superado los 7.2 millones, mientras que el número de muertes se acercaba a las 207,000, según el conteo del New York Times.

Según el mismo cálculo, hasta el jueves, los cinco primeros estados en cuanto al número de casos de coronavirus eran: California, con más de 821,00; Texas, con más de 784,000; Florida, con más de 706,500; Nueva York, con más de 463,000; y Georgia, con más de 301,000.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de India había superado los 6.3 millones, apenas un mes tras llegar a los 3 millones, reportó el Times.

El jueves, casi 99,000 pacientes con coronavirus habían fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India.

Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, según el periódico. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, el jueves Brasil había superado los 4.8 millones de casos y tenía casi 144,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

Los casos también se disparan en Rusia: el conteo de casos de coronavirus del país superó los 1.1 millones. Hasta el jueves, el número reportado de muertes en Rusia se acercaba a los 21,000, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 34 millones el jueves, con casi 1 millón muertes, según el conteo de la Hopkins.

Comparte tu opinión