El médico de Trump dice que el mandatario ya no es contagioso

El médico de Trump dice que el mandatario ya no es contagioso
| Foto: HEALTHDAY

Horas después de que el Presidente Donald Trump celebrara un mitin en el césped de la Casa Blanca con cientos de sus partidarios, su médico dijo que "ya no se considera un riesgo de transmisión para los demás".

En un memorándum publicado el sábado por la noche, el médico de la Casa Blanca, el Dr. Sean Conley, comentó que estaba compartiendo la información sobre el estado de la infección con el coronavirus de Trump con su permiso, reportó el The New York Times. Pero compartió una cantidad limitada de información. A Trump le diagnosticaron inicialmente la COVID-19 el 2 de octubre.

Los expertos de salud han cuestionado de forma repetida la gravedad de la enfermedad de Trump, y su salud todavía podría deteriorarse en los próximos días, añadieron.

"No creo que sea una certeza que esté a salvo", advirtió al Times la Dra. Krutika Kuppalli, una médica de enfermedades infecciosas de Carolina del Sur. El tratamiento reciente de Trump con esteroides, que suprimen ciertas partes del sistema inmunitario, podría también hacerlo más vulnerable a otras infecciones, añadió Kuppalli. "Yo todavía tendría cuidado con alguien como él".

La fecha de inicio de los síntomas de Trump tampoco ha estado clara, reportó el Times. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., la mayoría de las personas dejan de ser infecciosas 10 días tras caer enfermas. Según la evaluación de Conley, Trump tendría que haber mostrado señales de su enfermedad el miércoles 30 de septiembre, para que el sábado calificara como 10 días tras el inicio de los síntomas.

"Esta noche me siento feliz de reportar que, además de que el presidente cumple con los criterios de los CDC para la descontinuación segura del aislamiento, la muestra de RCP de COVID de esta mañana demuestra que, según los estándares reconocidos actualmente, ya no se considera un riesgo de transmisión para los demás", aseguró Conley en su memorándum. "Ahora, 10 días tras el inicio de los síntomas, no ha tenido fiebre durante más de 24 horas, todos los síntomas han mejorado, y la variedad de pruebas diagnósticas avanzadas obtenidas revelan que ya no hay evidencias de que tenga un virus en replicación activa", escribió.

"Además, las pruebas secuenciales durante toda su enfermedad han demostrado unas cargas virales decrecientes, que se correlacionan con un aumento en los tiempos del ciclo umbral, además de una reducción en el mARN subgenómico [de la COVID] que ahora es indetectable", añadió Conley.

Pero varios expertos se mostraron escépticos sobre la forma en que está redactada la descripción de los resultados de las pruebas de Trump, que no categorizaron de manera explícita que el presidenta fuera "negativo" del coronavirus.

El memorándum de Conley sugiere que la carga viral de Trump se está reduciendo, pero que todavía parecía ser detectable. Y el mARN que Conley mencionó es una parte del virus que se puede detectar en las pruebas de laboratorio, declaró al Times Susan Butler-Wu, microbióloga clínica de la Universidad del Sur de California. Pero ese procedimiento "es experimental en este momento", añadió.

Tampoco hay una prueba que pueda mostrar de forma definitiva si una persona al final de la infección con el coronavirus sigue siendo contagiosa, aclaró al periódico Melissa Miller, microbióloga clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte.

No estuvo claro en qué momento Trump había tenido fiebre por última vez, ni si sus síntomas se habían resuelto o solo estaban mejor que antes, reportó el Times. Trump fue tratado con un coctel experimental de anticuerpos, el antiviral remdesivir y dexametasona, un esteroide potente, con el objetivo aparente de reducir la inflamación en sus pulmones. Dijo que ya no estaba tomando medicamentos, reportó el Times.

El coronavirus ataca al Alto Medio Oeste

Mientras tanto, el nuevo coronavirus continuó su ataque encarnizado en el Alto Medio Oeste; Wisconsin y Dakota del Norte y del Sur se convirtieron en focos de la COVID-19, y las autoridades de salud se apresuraban a buscar camas de hospital.

Después de meses en que los residentes de esos estados le restaron importancia al virus y rechazaron los requisitos de las máscaras, ahora son los tres estados con más nuevos casos per cápita, reportó Associated Press.

"Es una montaña rusa emocional", aseguró Melissa Resch, enfermera del Hospital de Aspirus Wausau de Wisconsin, que trabaja encontrando camas y reasignando al personal para mantenerse al día con el creciente número de pacientes con COVID-19 enfermos de gravedad.

"Apenas ayer, un paciente me dijo que no pasaba nada, que lo habíamos cuidado bien, pero que teníamos que dejarlo ir", comentó Resch a AP. "He llorado en la unidad respiratoria, he llorado con los gerentes. Lloro en casa. He visto a enfermeros llorar abiertamente en el pasillo".

Lo que está ocurriendo en el Alto Medio Oeste refleja lo que ha sucedido en otras partes del país desde el inicio de la pandemia. En primavera, la ciudad de Nueva York construyó a toda prisa hospitales de campaña cuando las salas de emergencias se inundaron de pacientes con COVID-19. Entonces, el coronavirus se propagó a estados como Arizona, Texas, Florida y California durante el verano. Luego pasó al Medio Oeste.

"Lo que me preocupa es que no hemos aprendido nuestras lecciones", dijo a AP Ali Mokdad, profesor de ciencias de las medidas de la salud de la Universidad de Washington, en Seattle. Citó datos que mostraron un uso de máscaras de un 39 por ciento en Wisconsin y de un 45 por ciento en Dakota del Norte y del Sur, ambos por debajo del promedio de EE. UU. de un 50 por ciento.

"Las personas se descuidan. Pensaron que no les pasaría a ellas. Que era en las grandes ciudades", indicó Mokdad. "Pero al final, como cualquier otro virus, se propaga. En este país, nadie vive en una burbuja".

En Wisconsin, las autoridades de la salud planifican abrir un hospital de campaña en el terreno de la feria estatal, para evitar que los centros de atención de la salud se vean abrumados por casos del virus, reportó AP.

Por otro lado, el Noreste está experimentando las primeras señales de lo que podría convertirse en la segunda ola de coronavirus, reportó el Times. El aumento en el número de casos ha llevado a las autoridades estatales y locales a recular, endureciendo las restricciones de los negocios, las escuelas y los espacios al aire libre.

Michael Osterholm, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota, declaró al Times que ningún estado debería haber bajado la guardia. "El punto es que, una vez relajas las restricciones, al final vuelve, poco a poco", dijo.

Dos compañías buscan la aprobación de emergencia para unos cocteles de anticuerpos

Regeneron Pharmaceuticals Inc. dijo esta semana que está solicitando a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. la aprobación de emergencia para un coctel experimental de anticuerpos que se administró al Presidente Donald Trump poco después de su diagnóstico de COVID-19.

Horas después de que la compañía hiciera el anuncio, Trump proclamó en un video publicado por la Casa Blanca que el fármaco tuvo un efecto "increíble" en su recuperación de la infección con el coronavirus, reportó el Washington Post.

"Creo que fue la clave", aseguró Trump, tras reconocer que el coctel de anticuerpos fue uno de varios medicamentos que su equipo médico le recetó. Aunque todavía no hay evidencias firmes que prueben la efectividad del medicamento en los humanos, se ha mostrado promisorio en el tratamiento de los casos leves del nuevo coronavirus, según el Post.

En su video, Trump afirmó que "tengo una autorización de uso de emergencia preparada, y ahora vamos a lograr que la firmen". Sin embargo, una vocera de la FDA declaró al Times que la agencia ni confirma ni desmiente las solicitudes de los productos.

Regeneron dijo en su declaración que, al principio, podría producir dosis del coctel de anticuerpos para 50,000 pacientes, y luego aumentar la producción y llegar a dosis para 300,000 pacientes en los próximos meses, si le otorgan la autorización de emergencia.

Ahora, el coctel de anticuerpos está en la etapa final de la evaluación. La compañía ha otorgado menos de 10 solicitudes de "uso compasivo", en que permitió a personas que no estaban inscritas en sus ensayos que usaran el fármaco, reportó AP.

El gobierno de EE. UU. firmó por primera vez un contrato con Regeneron en julio, y ha prometido distribuir dosis iniciales del tratamiento sin costo, si se aprueba, señaló el Post.

Regeneron no es la única compañía que está desarrollando un coctel de anticuerpos para combatir a la infección con la COVID-19. Eli Lilly and Co. anunció a primera hora del miércoles que estaba solicitando la autorización del uso de emergencia de la FDA para un coctel similar. Ambos tratamientos utilizan anticuerpos producidos en el laboratorio para potenciar los sistemas inmunitarios de los pacientes. En ambos casos, se prevé que aumentar la producción para satisfacer la demanda sea un importante problema, observó el Post.

La COVID continúa propagándose por todo el mundo

El domingo, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 7.7 millones, mientras que el número de muertes superó las 214,000, según un conteo del Times.

Según el mismo cálculo, los cinco primeros estados en cuanto al número de casos de coronavirus eran: California, con más de 854,000; Texas, con más de 827,600; Florida, con casi 729,000; Nueva York, con más de 477,800; e Illinois, con más de 320,000.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

El domingo, el número de casos de coronavirus de India superó los 7 millones, mostró el conteo de la Hopkins.

Más de 108,000 pacientes con coronavirus han fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India.

Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, anunció el Times. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, el domingo Brasil había superado los 5 millones de casos y las 150,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

Los casos también se disparan en Rusia: el conteo de casos de coronavirus del país se ha acercado a los 1.3 millones. Hasta el domingo, el número de muertes reportado en Rusia era de más de 22,400, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 37.2 millones el domingo, con más de 1 millón de muertes, según el conteo de la Hopkins.

Comparte tu opinión