¿El medicamento para la COVID-19 del que tanto habla Trump en realidad funciona? Un ensayo nuevo busca averiguarlo

¿El medicamento para la COVID-19 del que tanto habla Trump en realidad funciona? Un ensayo nuevo busca averiguarlo

JUEVES, 9 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU. dijeron que ya se está llevando a cabo un ensayo clínico para evaluar a la hidroxicloroquina, un antimalárico, como tratamiento para los adultos con la COVID-19.

El medicamento, junto con un fármaco similar (la cloroquina) ha recibido mucha atención mediática tras ser publicitado de forma repetitiva por el Presidente Donald Trump como un "punto de inflexión" contra la COVID-19 en conferencias de prensa y entrevistas en las noticias por cable.

"En Francia, tuvieron una prueba muy buena", dijo Trump en una conferencia de prensa el 5 de abril.

El pequeño estudio francés al que se refería contó con apenas 20 pacientes. El ensayo sugirió que el medicamento podría ser efectivo contra el coronavirus cuando se usa con la azitromicina, un antibiótico.

Pero, el 3 de abril, la sociedad médica que publicó la investigación francesa en su revista emitió un comunicado en que decía que el estudio "no cumple con el estándar esperado de la sociedad".

En declaraciones a CNN, el Dr. Kevin Tracey, presidente y director ejecutivo de los Institutos Feinstein de Investigación Médica, en la ciudad de Nueva York, también aseguró que el ensayo tenía defectos y que fue "un completo fracaso".

La hidroxicloroquina también conlleva riesgos, anotan los expertos. Incluso el uso a corto plazo puede provocar trastornos del ritmo cardiaco, convulsiones, reacciones cutáneas y azúcar bajo en la sangre.

"Muchos hospitales de EE. UU. usan ahora la hidroxicloroquina como terapia de primera línea para los pacientes hospitalizados con la COVID-19, a pesar de los datos clínicos extremadamente limitados que respaldan su efectividad", señaló el Dr. Wesley Self, médico de medicina de emergencias del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville. Self dirigirá el nuevo ensayo de los NIH.

Los miembros de su equipo del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de EE. UU. esperan evaluar la hidroxicloroquina de una forma mucho más rigurosa. Los investigadores planifican inscribir a más de 500 adultos que estén hospitalizados con la COVID-19 o en un departamento de emergencias y que se prevea que serán hospitalizados.

Todos los pacientes del estudio ciego y controlado con placebo seguirán recibiendo la atención normal. Algunos se asignarán al azar para que reciban 400 miligramos (mg) de hidroxicloroquina dos veces al día (el primer día), y entonces 200 mg dos veces al día durante las siguientes ocho dosis (los días dos a cinco), mientras que otros recibirán un placebo dos veces al día durante cinco días.

Los primeros participantes se inscribieron en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, según los NIH.

"Se necesitan con urgencia terapias efectivas para la COVID-19", enfatizó James Kiley, director de la División de Enfermedades Pulmonares del NHLBI.

"La hidroxicloroquina se ha mostrado promisoria en el laboratorio contra el SARS-CoV-2, el virus que provoca a la COVID-19...", dijo en un comunicado de prensa de los NIH. "Pero en realidad necesitamos datos de un ensayo clínico para determinar si la hidroxicloroquina es efectiva y segura para el tratamiento de la COVID-19".

La COVID-19 en general se presenta como una enfermedad infecciosa aguda respiratoria, pero puede dañar muchas áreas del cuerpo, entre ellas el corazón, los pulmones y la sangre, según los NIH.

La mayoría de los adultos con la COVID-19 desarrollan fiebre, tos y fatiga, pero se recuperan en entre una y tres semanas. Pero algunos desarrollan una enfermedad grave, como la neumonía y la insuficiencia respiratoria, y algunas de esas personas progresan al síndrome de dificultad respiratoria aguda y fallecen.

Hasta ahora, no se ha mostrado que ninguna terapia prevenga la progresión de la COVID-19 a una enfermedad grave, pero varios medicamentos disponibles en Estados Unidos han sido sugeridos como terapias potenciales, entre ellos la hidroxicloroquina, señalaron los NIH.

El medicamento, que se usa para tratar la malaria y las afecciones reumatoideas como la artritis, ha mostrado actividad antiviral, y es seguro a dosis adecuadas, lo que indica que podría ser útil para tratar a la COVID-19.

Los NIH también iniciaron hace poco un ensayo para evaluar al remdesivir, un antiviral experimental, como posible tratamiento para la COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión