SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El lupus afecta más a la longevidad de los negros

JUEVES, 16 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- El lupus, una enfermedad autoinmune crónica que ataca a la piel, las articulaciones y los órganos, puede reducir las vidas de sus víctimas, pero una nueva investigación muestra que puede causar la máxima reducción en la longevidad de las personas negras.

Los datos de salud de dos condados en Georgia encontraron que las personas negras con lupus tienen una edad de muerte promedio de alrededor de 52 años. Por otra parte, los blancos con la enfermedad viven un promedio de unos 65 años.

En comparación, la edad de muerte general promedio en Estados Unidos es de casi 79 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"El lupus nunca es fácil", dijo el autor del estudio, el Dr. S. Sam Lim, director clínico de reumatología de la Universidad de Emory, en Atlanta. "Es una mezcla compleja de muchos problemas".

Añadió que sospecha que es probable que factores biológicos y socioeconómicos tengan la culpa de la disparidad racial en las tasas de mortalidad.

El lupus tiende a afectar a las personas más jóvenes, y un 90 por ciento de los que tienen la enfermedad son mujeres; la tasa en las mujeres negras es tres veces mayor que en las blancas, señaló.

Para empeorar las cosas, con frecuencia hay un retraso en el diagnóstico que puede afectar al pronóstico a largo plazo. "Los médicos deben pensar en el lupus, sobre todo cuando ven a una mujer negra joven que no mejora", planteó Lim.

Incluso después de que las personas son diagnosticadas con la enfermedad, sigue habiendo varios obstáculos por vencer.

"Con frecuencia, el lupus se diagnostica en adultos jóvenes que apenas están entrando en su vida laboral, que están continuando su educación e iniciando familias. El lupus es una enfermedad crónica que es compleja, y que requiere muchas visitas al médico y faltas al trabajo. Si uno está intentando equilibrar un nuevo trabajo y la familia, ¿cómo lo hace? Algo debe ceder", explicó Lim.

El lupus puede provocar una fatiga y unas dificultades graves de pensamiento y memoria, lo que se añade a esa presión. Todos esos problemas con frecuencia conducen a la pérdida del trabajo, y esa pérdida del trabajo conlleva la pérdida de la atención de la salud.

"Es una vorágine que atrapa a las personas socialmente vulnerables y hace que desciendan en la escala socioeconómica", lamentó Lim. Y eso puede conducir a menos acceso a la atención médica y a los medicamentos.

En el estudio, los investigadores identificaron a 1,335 personas con lupus. Casi un 90 por ciento eran mujeres, y un 77 por ciento eran negras.

Entre 2002 y 2016, 400 de esas personas murieron, una tasa que es tres veces más alta de lo que se prevería en la población general. Las tasas de mortalidad de los blancos fueron 2.4 veces más altas de lo previsto, mientras que las tasas de mortalidad de los negros fueron 3.3 veces más altas, encontró el estudio.

Las muertes precoces en el lupus con frecuencia son resultado de infecciones, enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV), según los investigadores. Algunos de los medicamentos para el lupus suprimen al sistema inmunitario, lo que puede conducir a infecciones graves, mientras que el riesgo de enfermedad cardiaca y ACV podría ser más alto debido a la inflamación asociada con el lupus, sugirió Lim.

También anotó que los médicos podrían con frecuencia recetar prednisona a los pacientes, pero que ese fármaco puede tener unos efectos secundarios significativos, sobre todo cuando se usa en exceso. "El uso de esteroides se asocia con malos resultados", dijo.

Los hallazgos fueron publicados en una edición reciente de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

La Dra. Anca Askanase, directora del centro de lupus del Centro Médico Irving de New York-Presbyterian/Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, enfatizó que el estudio "es una llamada a la acción. Debemos comprender estas diferencias de una manera más profunda. Ahora mismo, no contamos con suficientes datos sobre cómo hacerlo mejor, y eso es frustrante para los pacientes, y como médico".

Askanase, que no participó en el estudio, dijo que el lupus tiende a diagnosticarse antes en las personas negras, y que es más agresivo.

"La enfermedad actúa de forma distinta en las personas negras, y los factores socioeconómicos y demográficos quizá hagan que el impacto sea incluso más profundo", apuntó, y añadió que es importante averiguar si hay diferencias significativas en los hispanos o asiáticos con lupus.

Askanase dijo que hay una gran necesidad de más medicamentos para tratar el lupus. "Solo se ha aprobado un nuevo medicamento para el lupus en los últimos 60 años, y eso fue en 2011. Hacen falta más opciones terapéuticas".

Más información

La Lupus Foundation of America ofrece más detalles sobre el lupus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad