SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿De qué muere la gente en Estados Unidos?

Las personas que residen al sur del río Mississippi son más propensas a fallecer de problemas cardiacos que en ningún otro lugar de Estados Unidos.

Esta es una de las conclusiones que se incluyen en un análisis  realizado por  la Universidad de Washington, que desglosa las tasas de mortalidad durante tres décadas a nivel del condado, según 21 causas de muerte.

Es el primer estudio en su tipo que  examina patrones de mortalidad geográfica teniendo en cuenta un mayor número de causas, y que  explica las variaciones en la forma en que la gente fallece según el condado donde vive.

Dime dónde vives  y te diré...

El suicidio y el homicidio acaban con el mayor número de vidas en el suroeste del país.

El número de muertes por enfermedades respiratorias crónicas es mayor en el este de Kentucky y en el oeste de Virginia Occidental.

Y los trastornos mentales y por abuso de sustancias provocan la mayoría de las muertes en Alaska, el este de Arizona, Nuevo México, el este de Kentucky y el suroeste de Virginia Occidental.

Al disponer de este tipo de información, los departamentos de salud de los condados y de las ciudades pueden centrar sus esfuerzos en los problemas específicos que afectan a sus comunidades, dijo el investigador principal, Ali Mokdad, profesor en el departamento de salud global en la Universidad de Washington, en Seattle.

"Se puede ver qué tipo de disparidades tenemos, y qué está motivando dichas disparidades", dijo Mokdad. "Muchos condados, especialmente los rurales, no tienen los recursos para afrontar todos los problemas de salud, así que necesitan priorizar. De este modo, les decimos qué es lo que deben abordar en primer lugar".

Los más y los menos saludables

Para realizar el estudio, los investigadores revisaron más de 80.4 millones de fallecimientos registrados entre 1980 y 2014 en Estados Unidos, y analizaron las tasas de mortalidad de 3,110 condados o grupos de condados.

Hubo grandes diferencias entre los condados para cada causa de mortalidad, tanto dentro de cada estado como a lo largo del país como un todo. Por ejemplo, los investigadores encontraron que las personas del sureste de Estados Unidos tienen muchos factores de riesgo, como la obesidad y fumar, que aumentan el riesgo de fallecer por una enfermedad cardiaca y diabetes, dijo Mokdad.

Al mismo tiempo, las personas que viven en partes de Nuevo México, Texas, Arizona, Nevada, Colorado y Dakota del Norte y del Sur tienden a beber más alcohol, y son más propensos a fallecer de cirrosis u otras enfermedades hepáticas crónicas, mostraron los hallazgos.

Las personas de la parte norte y central de Colorado, a su vez, se benefician de "vivir de forma más saludable que en cualquier otro lugar", señaló Mokdad. "Se ven menos muertes por ciertas enfermedades crónicas. Está claro que algunos condados están, en muchas formas, por detrás que el resto del país".

¿De qué factores dependen las muertes?

Hay 4 temas que afectan principalmente  a nivel de condado en las tendencias de mortalidad, señaló Mokdad:

  • Los factores sociales y económicos, ya que es menos probable que las comunidades más pobres vivan de forma saludable.
  • El acceso a la atención médica, ya que algunos condados tienen más personas sin un seguro.
  • La calidad de la atención médica, en que los médicos y los pacientes son menos propensos a trabajar juntos y a hacer un seguimiento para controlar los factores de riesgo, como la presión arterial o el colesterol.
  • Las conductas de riesgo prevenibles, como fumar, tener una mala dieta, la falta de actividad física y el consumo de alcohol o drogas.

"La moraleja de este estudio es que el lugar importa", afirmó el Dr. LaMar Hasbrouck, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Autoridades de Salud de los Condados y las Ciudades (National Association of County and City Health Officials).

"El lugar sigue siendo el determinante más importante de la salud", continuó Hasbrouck. "Tenemos que profundizar hasta el nivel granular y mirar las cosas que ayudan a impulsar a los resultados en la salud. Los condados van a tener que hacer su propia evaluación para ver qué es lo que estamos pasando por alto, y qué recursos tenemos para afrontar estos problemas".

Mokdad espera que el nuevo estudio ayude a los condados a obtener financiación a fin de confrontar sus dilemas de salud particulares.

"No solamente saben lo que tienen, sino que si buscan la financiación pueden decir cuál es su problema, qué tan grande es el problema y que necesitan dinero para eso", señaló.

Los datos a nivel de condado también pueden ayudar a tomar conciencia sobre los problemas de salud específicos de las comunidades en las que los residentes podrían estar en negación, añadió Mokdad.

"Si usted llega y dice que en el estado de Washington el nivel de tabaquismo es alto, entonces las personas de Seattle dirán que ese no es su problema, que eso ocurre en otras partes del estado", dijo. "Pero si usted muestra que está ocurriendo en Seattle, entonces verán que es su problema y que tienen que afrontarlo".

El estudio apareció el 13 de diciembre en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA). 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad