El 'juego de la asfixia, el desafío 'a ciegas': ¿Cuáles niños tienen el mayor riesgo?

El 'juego de la asfixia, el desafío 'a ciegas': ¿Cuáles niños tienen el mayor riesgo?

LUNES, 28 de enero de 2019 (HealthDay News) -- El "juego de la asfixia" ("choking game") y otros desafíos de internet claramente imprudentes y peligrosos, dejan a muchos padres preguntándose qué impulsa a un adolescente a caer en la tentación de participar.

Ahora, un nuevo estudio sugiere que un trastorno psicológico subyacente podría ser un motivo de que algunos niños se lancen a desafíos en línea como el desafió de "a ciegas" ("Bird Box"), en que las personas deambulan con una venda, y el desafío de las cápsulas de lavadora ("Tide Pod"), en que se reta a las personas a comer detergente para lavadoras.

Los investigadores franceses, que decidieron enfocarse en el juego de asfixia, encontraron que casi un 10 por ciento de los casi 1,800 estudiantes de escuela intermedia que encuestaron lo habían hecho. Los que habían participado tenían alrededor del doble de probabilidades de estar deprimidos o de presentar un trastorno de la conducta.

"Los padres de hijos adolescentes con problemas conductuales, además de los padres de adolescentes deprimidos, deben ser conscientes de este grave problema a fin de educar y monitorizar a sus hijos jóvenes vulnerables", planteó el Dr. Victor Fornari, director de psiquiatría infantil y adolescente en el Hospital de Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York, y en el Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.

Fornari afirmó que este estudio resalta que "hay que desarrollar estrategias de prevención para intervenir en esta peligrosa conducta".

El juego de la asfixia es una actividad de búsqueda de emociones en que las personas se estrangulan a sí mismas o piden a alguien que las estrangule hasta el desmayo. Supuestamente, la falta de sangre y oxígeno en el cerebro provoca una sensación temporal de euforia antes de que las personas pierdan la conciencia, explicaron los autores del estudio. También hay un "subidón" cuando se restaura el flujo sanguíneo y las personas recuperan la conciencia.

La información sobre esta práctica, que a veces es letal, se puede encontrar fácilmente en internet. Además del riesgo de morir, el juego de la asfixia puede conducir a dolores de cabeza crónicos, cambios en la conducta, episodios recurrentes de desmayos, convulsiones, daño ocular y daño neurológico, señalaron los autores del estudio.

El estudio fue dirigido por el investigador Gregory Michel, de la Universidad de Burdeos, en Francia.

El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, dijo que "este 'juego' puede acabar en un accidente cerebrovascular, la asfixia o la muerte".

Dado el potencial de daño, ¿qué podría impulsar a los jóvenes a hacerlo?

Michel y sus colaboradores sugirieron que es posible que en los adolescentes deprimidos "esta conducta sirva como un mecanismo de afrontamiento específico para los adolescentes con distrés".

El vínculo entre los trastornos de la conducta y la participación en el juego de la asfixia fue ligeramente más firme que el vínculo con la depresión. Los autores sugirieron que esto podría tener algo que ver con las conductas antisociales que son comunes en los adolescentes con un trastorno de la conducta.

Los trastornos de la conducta son un grupo de trastornos conductuales y emocionales, según la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente (American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, ACCAP). Los adolescentes que tienen esos trastornos presentan problemas para seguir las normas y respetar a los demás. Tienen dificultades para mostrar empatía, y con frecuencia los demás piensan que son delincuentes.

Los factores de riesgo de los trastornos de la conducta incluyen daño cerebral, negligencia o abuso, los antecedentes familiares y las experiencias traumáticas, según la ACCAP.

Michel y su equipo apuntaron que su estudio no pudo mostrar una relación causal directa entre esos problemas psicológicos y la participación en el juego de la asfixia. Solo pudieron apuntar a una asociación.

Aun así, Glatter dijo que este estudio muestra la necesidad de una mejor comprensión de los factores genéticos y ambientales que hacen que los jóvenes participen en estas conductas.

"¿El acto en sí de jugar a este juego es un 'grito de ayuda' o un mecanismo de afrontamiento en su intento de aliviar el conflicto y el dolor mental constante?", preguntó Glatter.

Añadió que los adolescentes deprimidos o con un trastorno de la conducta podrían beneficiarse de la terapia cognitivo conductual, "para ofrecerles herramientas para abordar y confrontar mejor las emociones negativas que podrían llevarlos a participar en el juego de la asfixia".

Los autores del estudio sugirieron que se necesitan intervenciones diseñadas para prevenir específicamente esos tipos de actividades riesgosas. Dar a los jóvenes herramientas para gestionar mejor sus emociones ayudaría, afirmaron.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 28 de enero de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el juego de la asfixia, visite la Asociación Americana de Consejería (American Counseling Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión