Humo de los incendios: un peligro para las personas con asma

Humo de los incendios: un peligro para las personas con asma

Las personas con asma y otras enfermedades respiratorias deben ser conscientes del peligro que el humo de los incendios forestales plantea para su respiración, y tomar medidas para protegerse, advierte un experto en las alergias.

Los incendios están asolando a los estados del oeste de EE. UU., y el humo se está propagando por gran parte del país.

Es importante que todo el mundo, en particular los niños y las personas con asma y otras enfermedades respiratorias, permanezcan en interiores para evitar el humo de los incendios, señaló el Dr. J. Allen Meadows, presidente del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology).

"El humo de los incendios es un peligroso irritante para los ojos y el sistema respiratorio. Puede empeorar a las afecciones cardiacas, y a las enfermedades pulmonares, como el asma. Los niños son particularmente vulnerables, porque sus pulmones están menos desarrollados, y están más cerca del suelo, y por tanto son más propensos a inhalar humo", apuntó Meadows en un comunicado de prensa del colegio.

Si puede oler el humo en exteriores, intente permanecer en los interiores. Si tiene asma, contrólelo mediante un uso adecuado de sus medicamentos, y consulte a su alergólogo si tiene dificultades para respirar, aconsejó.

Si tiene que salir al aire libre, una máscara N95, si se usa de forma adecuada, ofrece cierta protección del humo de los incendios forestales. Las máscaras de papel o tela no protegen a sus pulmones del humo, aseguran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las personas que están cerca de la áreas incendiadas, que quizá tengan que evacuar rápidamente, deben tener listo un suministro de medicamentos para el asma. Si debe ir a un refugio, informe a las autoridades sobre cualquier persona de su familia que tenga asma.

Incluso después de que los niveles de humo se reduzcan, manténgase alerta a cualquier síntoma de asma. Comuníquese con su proveedor de atención de la salud si tiene problemas para respirar, falta de aliento, una tos que no para, o cualquier otro síntoma persistente. Para las emergencias médicas, llame al 911 o acuda de inmediato al departamento de emergencias, añadió Meadows.

Comparte tu opinión