El financiamiento colectivo consigue miles de millones para las familias afectadas por facturas médicas

El financiamiento colectivo consigue miles de millones para las familias afectadas por facturas médicas


MARTES, 12 de enero de 2021 (HealthDay News) -- Es probable que haya visto las publicaciones en los medios sociales: el compañero de trabajo de su buen amigo está recaudando dinero en línea para ayudar a pagar los tratamientos del cáncer, u otro amigo necesita fondos para pagar las facturas médicas después de un accidente de coche.

Parece que el financiamiento colectivo resuelve, al menos en parte, la diferencia entre los costos de desembolso de la atención de la salud y lo que las personas pueden permitirse.

Un nuevo estudio observó qué rol ha tenido uno de los sitios más conocidos, GoFundMe, en la obtención de fondos mediante financiamiento colectivo para los costos médicos en los últimos años.

"Creo que el hallazgo que nos resultó más llamativo fue la magnitud con la que ha aumentado el número de esas recolectas de fondos en los últimos años", señaló el autor del estudio, el Dr. Suveen Angraal, médico residente de medicina interna de la Universidad de Misuri, en Kansas City.

El estudio se enfocó solo en las recolectas de GoFundMe, y extrajo datos de mayo de 2010 (cuando se lanzó el sitio) a diciembre de 2018. Los investigadores encontraron 42 recolectas para afecciones médicas en 2010, y 119,373 en 2018, un número que aumentó de forma incremental a lo largo de los años.

"Se trata de un aumento bastante dramático, que muestra la amplitud del problema, y lo grande que es el problema respecto al costo de la atención de la salud", apuntó Angraal.

"Sabemos que el sistema de atención de la salud de EE. UU. es costoso, y una y otra vez, hemos visto (no solo yo, sino también muchos de nuestros colegas por todo EE. UU.) que los pacientes no pueden permitirse la atención de la salud básica", añadió Angraal. "No pueden costear los medicamentos y tratamientos necesarios, porque no tienen seguro o su seguro no cubre el costo del tratamiento".

Durante los años del estudio, GoFundMe incluyó 1,056,455 recolectas en su plataforma, y casi un 27 por ciento fueron para gastos relacionados con la atención de la salud. Esas recolectas para la atención de la salud buscaban más de 10.2 mil millones de dólares, y habían recibido más de 3.6 mil millones de dólares hasta abril de 2019.

Casi un 35 por ciento de las recolectas para los gastos de atención de la salud fueron para la atención del cáncer, poco más de un 19 por ciento para traumatismos o lesiones, un 17 por ciento para afecciones neurológicas, y casi un 4 por ciento para afecciones cardiovasculares. Los que buscaban dinero para pagar la atención del cáncer buscaban, en promedio, 45,571 dólares por caso.

"Esto tiene sentido, porque recibir quimioterapia para el cáncer es probablemente una de las opciones de tratamiento más costosas en la atención de la salud. Los costos de desembolso para la terapia contra el cáncer pueden ser muy altos, aunque una persona tenga seguro", aseguró Angraal.

Es posible que algunas de esas solicitudes de fondos sean estafas, reconoció Angraal. El sitio afirma que trabaja para garantizar que los fondos obtenidos sean verificados, y que se dirijan a la causa especificada.

Angraal sugirió que el sistema de atención de la salud debe realizar cambios para resolver la asequibilidad.

"Las cosas tienen que cambiar en distintos niveles de la atención de la salud", enfatizó. "Debemos implementar políticas que hagan que la atención de la salud no solo sea más accesible, sino también más asequible para los pacientes".

El informe se publicó en la edición en línea del 11 de enero de la revista JAMA Network Open.

Antes de que otros problemas de la atención de la salud perdieran prominencia durante la pandemia, los costos eran el principal problema que los pacientes citaban, comentó Liz Hamel, vicepresidenta y directora de investigación en opinión pública y encuestas de la Henry J. Kaiser Family Foundation (KFF).

Esto continuó incluso tras la promulgación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) en 2010, porque aunque la ACA hizo mucho por llevar la cobertura a las personas que no la tenían antes, siguió habiendo un aumento general en los precios y deducibles de atención de la salud de los planes de seguro de salud, lamentó Hamel. La mayoría de las personas todavía reciben su seguro a través de una empresa, si tienen seguro, dijo Hamel.

Investigaciones anteriores de la KFF encontraron que los costos de la atención de la salud han llevado a algunas personas a no pagar las facturas médicas o a retrasar la atención de la salud. Cuando la KFF ha realizado seguimiento para preguntar cómo esas facturas han afectado a la vida de las personas, ha averiguado que las personas han pospuesto las compras para la familia, cambiado sus situaciones vitales, aumentado la deuda con las tarjetas de crédito o conseguido un empleo adicional. Se trata de decisiones que pueden tener un impacto en las vidas de las personas, dijo Hamel.

Es probable que la recolecta de fondos mediante el financiamiento colectivo sea un remedio parcial para las personas que logran averiguar cómo se hace, pero es más bien una solución temporal que una solución real para el problema, enfatizó.

"Siempre me gusta enfatizar lo grave que es este problema, incluso para las personas con seguro patrocinado por su empresa. Realizamos una encuesta de gran tamaño en ese grupo a finales de 2018. Las personas tienden a pensar que es un problema para las personas sin seguro, o que si uno tiene cobertura todo está bien. Pero con el tiempo hemos visto que incluso los planes de seguro de salud empresariales son cada vez más mezquinos", dijo Hamel. "De verdad es un problema para la gente".

Más información

La Peter G. Peterson Foundation ofrece otra perspectiva sobre los costos de la atención de la salud en Estados Unidos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Suveen Angraal, MD, internal medicine resident physician, University of Missouri-Kansas City; Liz Hamel, vice president/director, public opinion and survey research, Henry J. Kaiser Family Foundation, San Francisco; JAMA Network Open, Jan. 11, 2021, online

Comparte tu opinión