Advierten sobre las pruebas de anticuerpos falsas para COVID-19

Advierten sobre las pruebas de anticuerpos falsas para COVID-19

Los estafadores están vendiendo pruebas de anticuerpos falsas o no aprobadas para la COVID-19, advierte el Buró Federal de Investigaciones (Federal Bureau of Investigation, FBI).

El FBI afirmó que los timadores también están intentando obtener la información de las personas (como sus nombres, fechas de nacimiento y números de Seguro Social), además de la información de salud personal (por ejemplo, la información de Medicare y/o del seguro de salud privado). Esa información se puede usar en los fraudes de seguro y en el robo de la identidad.

Los investigadores han desarrollado pruebas que pueden usarse de forma rápida y fácil para evaluar los anticuerpos de la COVID-19 en grandes cantidades de personas. El FBI advirtió que no todas esas pruebas han sido aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., y que su efectividad no se ha determinado.

El FBI dijo que las personas deben conocer las señales potenciales de actividad fraudulenta.

Éstas incluyen: las afirmaciones de que la aprobación de la FDA de las pruebas de anticuerpos no se puede verificar; los anuncios de pruebas de anticuerpos en las plataformas de medios sociales, el correo electrónico, las llamadas telefónicas, en línea o de fuentes no solicitadas; las ofertas de pruebas "gratis" o incentivos para realizar las pruebas; las ofertas de realizar las pruebas a cambio de dinero en efectivo.

También se debe tener cuidado si alguien se pone en contacto con usted en persona, por teléfono o por correo electrónico y afirma que el gobierno o las autoridades requieren que usted se someta a una prueba de anticuerpos de la COVID-19, añadió el FBI.

Para protegerse, consulte el sitio web de la FDA para ver una lista de las pruebas de anticuerpos y las compañías de pruebas aprobadas; hable con su médico de atención primaria antes de someterse a pruebas de anticuerpos en casa; y use un laboratorio de pruebas aprobado por su aseguradora de salud.

El FBI apunta que solo debe compartir su información personal o de salud con profesionales médicos conocidos y en los que confíe, y que debe revisar las facturas médicas y las explicaciones de los beneficios de su aseguradora para ver si hay cualquier reclamación sospechosa. Reporte rápidamente cualquier error o preocupación a su aseguradora, y siga las indicaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. y otros profesionales de confianza.

Si sospecha que ha sido víctima de un fraude relacionado con la COVID-19, repórtelo de inmediato a la línea del Centro Nacional contra Fraudes en Desastres, llamando al 866-720-5721. También puede llamar al FBI al 800-CALL-FBI (800-225-5324), o visitar su sitio web en fbi.gov.

Comparte tu opinión