El estrés de la pandemia fue suficiente para provocar disturbios políticos y sociales, según un análisis

MIÉRCOLES, 11 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- La tensión psicológica de la pandemia puede ser un potente combustible para los disturbios y la violencia políticas, advierten unos investigadores.

"La pandemia ha alterado nuestra forma de vida normal, lo que genera frustraciones, una exclusión social sin precedentes, y una variedad de problemas adicionales", señaló el autor del estudio, Henrikas Bartusevičius, investigador del Instituto de Investigación sobre la Paz de Oslo, en Noruega. "Nuestras investigaciones muestran que el precio psicológico de vivir durante una pandemia también fomentó actitudes contra el gobierno y antisistema que condujeron a la violencia política en varios países".

El estrés de la pandemia fue suficiente para provocar disturbios políticos y sociales, según un análisis

Bartusevičius y sus colaboradores preguntaron a 6,000 adultos en Estados Unidos, Dinamarca, Italia y Hungría cómo la pandemia había afectado a su salud, finanzas, relaciones y derechos, si habían desarrollado una insatisfacción con sus sociedades y gobiernos, y si deseaban implicarse o ya habían participado en protestas o violencia políticas.

El estudio encontró asociaciones "llamativas" entre el estrés de salud mental por la pandemia y unas creencias y conductas altamente perturbadoras, lo que incluye el uso de la violencia para una causa política.

Al contrario, no hubo conexiones constantes entre las presiones psicológicas relacionadas con la pandemia y el deseo de implicarse en formas pacíficas de activismo.

Los hallazgos aparecen en la edición del 9 de agosto de la revista Science.

"También nos sorprendió encontrar que el sufrimiento por la COVID-19 no necesite desencadenantes adicionales para motivar la violencia política", señaló Bartusevičius en un comunicado de prensa de la revista. "Parece ser suficiente en sí mismo".

En Estados Unidos, las personas que reportaron un mayor sufrimiento mental por la pandemia fueron más propensas a decir que se habían implicado en violencia durante las manifestaciones y contramanifestaciones durante Black Lives Matter.

La pandemia y las medidas asociadas, como los confinamientos, podrían haber contribuido a la frustración que se desató durante estos eventos, según los investigadores.

"Esta es la primera vez en la era moderna en que unas democracias occidentales altamente individualizadas se han enfrentado a una pandemia mayor", comentó el coautor del estudio, Michael Bang Peterson, investigador de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca.

"Nuestra investigación presenta una de las primeras evidencias del potencial perturbador de las pandemias y los confinamientos asociados", apuntó en el comunicado.

Aunque solo se observó una asociación entre ambos factores, hay varias explicaciones potenciales de por qué las pandemias podrían conducir a disturbios sociales, según los autores del estudio.

Por ejemplo, ciertos grupos sociales se han visto afectados de forma más intensa por la pandemia y los confinamientos, lo que ha provocado sentimientos de injusticia e ira dirigida contra los gobiernos.

Además de afrontar los problemas de salud pública y la economía, los programas de recuperación de la pandemia también deben buscar sanar la relación entre los ciudadanos y el sistema político, concluyeron los investigadores.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Psychological Science, news release, Aug. 9, 2021

Comparte tu opinión