SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El estrés laboral junto con la enfermedad cardiaca o la diabetes es una mezcla letal para los hombres

MARTES, 5 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Si usted es un hombre y sufre de enfermedad cardiaca o diabetes, el estrés en el trabajo podría acortar su vida, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores dijeron que un trabajo exigente en que se tiene poco o ningún control sobre el ambiente laboral es una fórmula que puede aumentar el riesgo de morir de forma precoz independientemente de si se sufre o no de una enfermedad cardiaca. Pero ese riesgo sube a un 68 por ciento en los hombres con una enfermedad cardiaca o diabetes, encontraron los investigadores.

"Estos hallazgos sugieren que trabajar muy duro quizá no sea una buena idea para las personas con una enfermedad cardiometabólica grave, por ejemplo los que sufren de diabetes, de enfermedad de la arteria coronaria, o que tienen antecedentes de accidente cerebrovascular (ACV)", señaló el investigador principal, Mika Kivimaki, catedrático de epidemiología en el Colegio Universitario de Londres.

La respuesta fisiológica al estrés es una reacción normal ante un problema en el trabajo y en la vida privada, pero puede implicar varios cambios que podrían afectar a la función cardiaca, la coagulación y la placa en los vasos sanguíneos, explicó.

"Esos cambios, a su vez, pueden desencadenar un ataque cardiaco o un ACV letales", añadió Kivimaki. Y el estrés relacionado con el trabajo podría ser particularmente nocivo para los hombres con diabetes o antecedentes de ataque cardiaco o ACV, advirtió.

"Encontramos el vínculo entre el estrés y la mortalidad en los hombres, pero no en las mujeres, lo que concuerda con el hecho de que la aterosclerosis [el endurecimiento de las arterias] es más común en los hombres en edad laboral que en las mujeres", anotó Kivimaki.

El Dr. Satjit Bhusri, cardiólogo en el Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, dijo que la mente tiene un vínculo directo con el corazón. "Hay un circuito mente-corazón que puede afectar al corazón", aseguró.

Bhusri cree que reducir el estrés en el trabajo puede reducir el riesgo para el corazón. Pero reducir el estrés laboral quizá implique renunciar a un trabajo estresante, anotó.

"He tenido pacientes que se han jubilado o que han renunciado a su trabajo", dijo Bhusri. "Hay que darse cuenta de que el trabajo solo es una parte de la vida. Y sin vida, no hay partes", enfatizó.

Para reducir el estrés, Bhusri promueve la meditación, el yoga y el ejercicio. "Y lo que es más importante, si el trabajo es tóxico, deshágase del trabajo", aconsejó.

En el estudio, Kivimaki y sus colaboradores recolectaron datos de más de 100,000 hombres y mujeres de Finlandia, Francia, Suecia y Reino Unido, entre ellos más de 3,400 que tenían enfermedad cardiaca y diabetes. Al inicio del estudio (entre 1985 y 2002), los participantes completaron un cuestionario sobre su estilo de vida y salud.

Durante un promedio de casi 14 años, los investigadores dieron seguimiento a los expedientes médicos de los participantes. En ese periodo, murieron más de 3,800 individuos.

Los investigadores observaron dos tipos de estrés en el trabajo: el estrés laboral (tener unas exigencias altas y poco control sobre las mismas), y el desequilibrio entre el esfuerzo y la recompensa (esforzarse mucho pero obtener pocas recompensas).

Después de que el equipo de Kivimaki tomara en cuenta el estatus socioeconómico y algunos factores del estilo de vida (como la hipertensión, el colesterol alto, el tabaquismo, la obesidad, la inactividad física y un consumo alto de alcohol), encontró que los hombres con una enfermedad cardiaca o diabetes que sufrían un estrés laboral presentaban un riesgo un 68 por ciento más alto de muerte prematura que los hombres que no tenían ningún estrés laboral.

Ese aumento en el riesgo se observó en hombres que estaban siendo tratados y que habían alcanzado sus objetivos de presión arterial y colesterol. El riesgo también se observó en los hombres con un estilo de vida saludable, lo que incluía tener un peso normal, ser físicamente activo, no fumar ni beber alcohol de forma empedernida.

Pero no se observó ninguna asociación entre un riesgo de muerte prematura y un desequilibrio entre esfuerzo y recompensa en los hombres con enfermedad cardiaca o diabetes. El estudio no probó un vínculo causal entre ambas cosas.

Ningún tipo de estrés en el trabajo se vinculó con un aumento en el riesgo de fallecer en las mujeres sanas o enfermas, mostraron los hallazgos.

El estrés podría afectar al cuerpo de varias formas, como por ejemplo con cambios en las respuestas naturales al estrés mediante unos niveles más altos de la hormona del estrés cortisol, que aumenta la producción de la glucosa y limita los efectos de la insulina, empeorando así la diabetes, señalaron los autores del estudio.

Además, el estrés puede aumentar la inflamación, lo que puede subir la presión arterial y afectar a la coagulación, incrementando así el riesgo de problemas cardiacos en las personas que ya presentan un endurecimiento de las arterias.

Como los investigadores solo midieron el estrés al inicio del estudio, no pudieron tomar en cuenta los cambios en la gravedad de las enfermedades a lo largo del tiempo. Tampoco tomaron en cuenta los niveles de presión arterial o colesterol en todos los participantes, lo que podría conducir a una estimación exagerada del efecto del estrés laboral.

Además, las personas con una enfermedad más grave tendían a trabajar menos horas, lo que podría explicar por qué no se observó una asociación entre el desequilibrio entre el esfuerzo y la recompensa y el riesgo de muerte prematura en los hombres con enfermedad cardiaca o diabetes, añadieron los investigadores.

El informe aparece en la edición del 5 de junio de la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Más información

Para más información sobre el estrés y la salud cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad