SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El ejercicio y la vitamina D: una combinación saludable para el corazón

Juntas, ambas cosas ofrecen más protección contra la enfermedad cardiaca que cada una por sí sola, sugiere un estudio

LUNES, 1 de mayo de 2017 (HealthDay News) -- Una combinación de ejercicio y unos niveles suficientes de vitamina D podría reducir el riesgo de problemas cardiacos graves más que una de las dos cosas sola, sugiere un nuevo estudio.

Un análisis de datos recogidos a lo largo de 20 años de más de 10,000 adultos de EE. UU. encontró que los que hacían las cantidades recomendadas de ejercicio y tenían unos niveles adecuados de vitamina D tenían un riesgo un 23 por ciento más bajo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

Las personas que cumplían con los objetivos de actividad física pero tenían deficiencias de la llamada "vitamina solar" no tenían un riesgo más bajo.

El beneficio combinado de tener unos niveles adecuados de vitamina D y de ejercicio fue mejor que cualquiera de los dos factores solos, según el estudio de la Universidad de Johns Hopkins, publicado en una edición reciente de la revista The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Aunque el estudio observacional no prueba causalidad, sí respalda la idea de que un ejercicio y una vitamina D adecuados son señales de buena salud, dijeron los investigadores. La vitamina D se produce cuando el cuerpo se expone a la luz solar, y se encuentra en algunos alimentos.

"En nuestro estudio, tanto no cumplir con los niveles recomendados de actividad física como tener deficiencia de vitamina D fueron comunes", señaló en un comunicado de prensa de la universidad la coautora del estudio, la Dra. Erin Michos.

"La moraleja es que debemos animar a la gente a moverse más por el bien de su salud cardiaca", añadió Michos.

Michos es directora asociada de cardiología preventiva y profesora asociada de medicina en el Centro Ciccarone de Prevención de la Enfermedad Cardiaca en la Johns Hopkins.

Aunque el estudio encontró que mientras más ejercicio hacían las personas, más altos eran sus niveles de vitamina D, esto sucedió entre los blancos, pero no entre los negros, dijeron los investigadores. Michos dijo que las personas con una piel más oscura podrían producir vitamina D de forma menos eficiente porque sus pigmentos cutáneos funcionan como un filtro solar natural.

La mayoría de los adultos pueden obtener niveles adecuados de vitamina D con unos minutos al día de luz solar en primavera, verano y otoño, junto con consumir una dieta bien equilibrada que incluya pescado graso como el salmón y alimentos fortificados como los cereales y la leche, según Michos.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad