El ejercicio podría retrasar una forma rara de Alzheimer

El ejercicio podría retrasar una forma rara de Alzheimer

MARTES, 25 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- El ejercicio regular podría retrasar una forma rara de enfermedad de Alzheimer de inicio precoz, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que caminar o realizar otra actividad física durante 2.5 horas por semana evitaba el declive mental vinculado con la enfermedad de Alzheimer autosómica dominante (ADAD, por sus siglas en inglés). Se trata de una forma hereditaria de la enfermedad que conduce a la demencia a una edad temprana.

"Los resultados de este estudio son alentadores, y no solo para los individuos con la enfermedad de Alzheimer genéticamente provocada, que es poco común", comentó María Carrillo, directora científica de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

"Si más investigaciones confirman esta relación entre la actividad física y el inicio posterior de síntomas de demencia en la ADAD, debemos ampliar el alcance de este trabajo para ver si esto también sucede entre los millones de personas con el Alzheimer de inicio tardío, que es más común", dijo Carrillo en un comunicado de prensa de la asociación. Carrillo no participó en el estudio.

Un equipo dirigido por el Dr. Christoph Laske, del Hospital Universitario de Tubinga en Alemania, examinó los datos de 275 personas que portan una mutación genética de la ADAD. La edad promedio de los participantes era de 38 años.

Los investigadores deseaban ver si al menos 150 minutos por semana caminando, corriendo, nadando o haciendo otro ejercicio podrían ayudar a retrasar o ralentizar la progresión de la enfermedad.

Quizá sí. Los participantes que realizaban más actividad física puntuaron más alto en unas evaluaciones de la función cerebral, encontró el estudio.

También tenían unos niveles más bajos de unos marcadores biológicos clave de la enfermedad de Alzheimer en el líquido cefalorraquídeo, incluyendo la tau, una proteína que se acumula en los cerebros de las personas con Alzheimer.

"Un estilo de vida físicamente activo se puede alcanzar, y podría tener un rol importante en el retraso del desarrollo y la progresión del ADAD", escribieron Laske y su equipo. "Por tanto, se debe aconsejar a los individuos con un riesgo genético de demencia que lleven un estilo de vida físicamente activo".

La Organización Mundial de la Salud y el Colegio Americano de Medicina del Deporte (American College of Sports Medicine) recomiendan una meta de ejercicio de 150 minutos por semana.

El estudio aparece en la edición en línea del 25 de septiembre de la revista Alzheimer's & Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión