El dolor y el sangrado por los fibromas lleva a miles de mujeres a emergencias

MARTES, 8 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Demasiadas mujeres visitan las salas de emergencias en EE. UU. a causa de los fibromas (también conocidos como fibroides), según un estudio reciente que abarca un periodo de 12 años.

Los fibromas son unos tumores no cancerosos que se desarrollan en el útero. No siempre causan síntomas, pero los que lo hacen pueden provocar un sangrado menstrual abundante y dolor abdominal intenso.

El dolor y el sangrado por los fibromas lleva a miles de mujeres a emergencias

Decenas de miles de mujeres son atendidas en Estados Unidos cada año en el departamento de emergencias a causa de los fibromas, pero solo 1 de cada 10 ingresa en el hospital. Esto sugiere que muchos de estos casos se podrían haber tratado satisfactoriamente en otros lugares, si las mujeres hubieran tenido acceso a la atención médica.

"Si tiene fibromas sintomáticos, es importante acudir a un proveedor de atención médica para mujeres para que le pueda aconsejar sobre todas las opciones de tratamiento y alivio de los síntomas en un lugar tranquilo y de confianza", afirmó la Dra. Erica Marsh, autora del estudio, y jefa de la división de endocrinología reproductiva e infertilidad del Centro de Medicina Reproductiva del Hospital de Mujeres Von Voigtlander de Michigan Medicine, en Ann Arbor.

"Se puede evitar la sala de emergencias si no se retrasa la atención de los síntomas, incluso en medio de una pandemia, y si colabora con su proveedor de atención de la salud sobre las intervenciones a corto y a largo plazo, si es necesario", añadió Marsh.

Los fibromas se pueden tratar con medicación, cirugía, o procedimientos de radiología intervencionista, como la embolización de la arteria uterina para bloquear el suministro sanguíneo al fibroma, afirmó.

Para llegar a los hallazgos, los investigadores analizaron más de 487 millones de visitas a emergencias de las mujeres estadounidenses de 18 a 55 años, y que se llevaron a cabo entre 2006 y 2017, utilizando una base de datos nacional. Encontraron que la cantidad de visitas por fibromas a las salas de emergencias se multiplicó por más de dos durante el periodo de estudio, pasando de más de 28,700 visitas a casi 65,700. Al mismo tiempo, el estudio encontró que las admisiones hospitalarias por estas visitas se redujeron de aproximadamente un 24 a un 11 por ciento.

El estudio no puede determinar por qué parece que más mujeres visitan las salas de emergencias para tratar los fibromas, pero podría deberse a que no disponen de un médico de atención primaria o un seguro de salud, y muchas de ellas pueden retrasar la búsqueda de atención médica hasta que los síntomas sean abrumadores.

Las visitas al departamento de emergencias a causa de los fibromas fueron más comunes entre las mujeres de entre 36 y 45 años y aquellas con unos ingresos más bajos. Las mujeres que acudieron a la sala de emergencias por problemas relacionados con el sangrado tenían 15 veces más probabilidades de ser ingresadas. Por el contrario, el ingreso hospitalario fue menos probable en las mujeres sin seguro de salud que acudieron a la sala de emergencias con síntomas de fibromas, mostró el estudio.

Hay ocasiones en que es necesario buscar atención de emergencia, dijo Marsh. Pero, "la gran mayoría de las mujeres que acuden a las salas de emergencias por fibromas como diagnóstico primario son dadas de alta", añadió.

"Se necesita una mejor infraestructura para la salud de las mujeres en general y específicamente para la atención de la salud urgente de las mujeres", afirmó Marsh. "Cuando los pacientes no reciben la atención médica oportuna, a menudo terminan necesitando una atención más costosa e invasiva, y disponen de opciones más limitadas para el tratamiento".

La atención médica de los fibromas puede ser dos veces más costosa que otras visitas a la sala de emergencias entre mujeres de edad similar, probablemente debido a las caras exploraciones por imágenes y otras pruebas que se necesitan para la evaluación del sangrado.

Durante el periodo de estudio, el costo promedio de una visita por fibromas a la sala de emergencias se multiplicó por más de dos, con un costo de más de 6,000 dólares por visita y con un total de 500 millones de dólares durante 2017.

El estudio aparece en la edición de mayo de la revista Obstetrics & Gynecology.

Someterse a exámenes ginecológicos regulares probablemente ayude a identificar los fibromas antes de que se conviertan en una emergencia, planteó la Dra. Jennifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "El conocimiento es poder, y si sabe que tiene fibromas puede reconocer mejor los síntomas como el dolor previo a la menstruación, y tomar medidas para tratarlos".

Hay momentos en los que un fibroma y sus síntomas pueden ser una emergencia, enfatizó Wu, que no formó parte del estudio. "Si sangra con tanta intensidad que se siente débil o anémica, quizá necesite una transfusión de sangre y debería buscar atención médica de inmediato".

Existen más tratamientos que nunca para abordar los síntomas de los fibromas, dijo. Los medicamentos de venta libre, incluidos los AINE, ayudan a aliviar el dolor, y las pastillas anticonceptivas pueden controlar el sangrado intenso y las menstruaciones dolorosas.

La cirugía puede implicar la extirpación de los fibromas (miomectomía), y en ocasiones se necesita una histerectomía si los otros tratamientos no han sido efectivos, o si los fibromas son extremadamente grandes, añadió Wu.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer ofrece más información sobre los fibromas y sus tratamientos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Erica Marsh, MD, chief, division of reproductive endocrinology and infertility, Center for Reproductive Medicine, Michigan Medicine Von Voigtlander Women's Hospital, Ann Arbor; Jennifer Wu, MD, obstetrician-gynecologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Obstetrics & Gynecology, May 2021

Comparte tu opinión