El despliegue de la vacuna contra la COVID en EE. UU. se acerca a 1 millón de dosis al día

JUEVES, 14 de enero de 2021 (HealthDay News) -- Un mes después de que Estados Unidos comenzara lo que se ha convertido en un problemático despliegue de una campaña nacional de vacunación contra la COVID, el esfuerzo por fin está cobrando un impulso real.

Casi un millón de dosis (más de 951,000, para ser más precisos) fueron administradas a los estadounidenses en las últimas 24 horas, reportaron el miércoles los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Se trata del mayor número de dosis administradas en un día desde el inicio del despliegue, y un gran aumento respecto al día anterior, cuando se administraron apenas poco menos de 340,000 dosis, reportó CBS News.

El despliegue de la vacuna contra la COVID en EE. UU. se acerca a 1 millón de dosis al día

Es probable que esa cifra aumente con rapidez después de que el gobierno federal autorizara a los estados el martes a vacunar a todas las personas de a partir de 65 años, y dijera que liberará todas las dosis de la vacuna que tiene disponibles para la distribución. Por otra parte, varios estados ya han abierto centros de vacunación masiva, en un esfuerzo por inocular a más personas, según CBS News.

Pero incluso con el aumento reciente en las vacunaciones, más de dos tercios de las dosis enviadas a los estados todavía no se han administrado. Hasta el miércoles, se habían enviado casi 29.4 millones de dosis a los 50 estados y a todos los territorios de EE. UU. De éstas, poco más de 10.3 millones (alrededor de un 30 por ciento) en realidad se han utilizado, muestran los datos de los CDC.

La urgencia de la campaña de vacunación comenzó a hacerse incluso más aparente el miércoles, después de que los científicos del Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio reportaran que han detectado una nueva variante del coronavirus, que porta una mutación que es idéntica a una variante más infecciosa que ya se reportó en Reino Unido, pero que es probable que surgiera en Estados Unidos. Los investigadores también reportaron la aparición de otra variante de EE. UU. que ha adquirido tres mutaciones genéticas adicionales que no se habían visto juntas en el virus anteriormente. Los hallazgos están siendo revisados para su publicación en BioRxiv, un repositorio en línea de investigación que todavía no ha sido revisada por profesionales.

Aunque la nueva variante solo se ha observado en un paciente de Ohio, la variante en evolución con las tres mutaciones nuevas se convirtió en el virus dominante en Columbus entre finales de diciembre y enero, apuntaron los investigadores.

"Esta nueva cepa de Columbus tiene la misma base genética que casos anteriores que hemos estudiado, pero estas tres mutaciones nuevas representan una evolución significativa", anotó en un comunicado de prensa de la Estatal de Ohio el líder del estudio, el Dr. Dan Jones, vicepresidente de la división de patología molecular de la universidad.

"La gran pregunta es si estas mutaciones harán que las vacunas y los métodos terapéuticos actuales sean menos efectivos", añadió Peter Mohler, coautor del estudio y director científico del Wexner. "En este momento, no tenemos datos que nos hagan creer que estas mutaciones tendrán algún impacto en la efectividad de las vacunas que usamos ahora".

Todos los estadounidenses de a partir de 65 años deben ponerse la vacuna contra la COVID, según la administración de Trump

El secretario de salud de EE. UU., Alex Azar, dijo el martes que el gobierno federal liberará ahora todas las dosis de vacunas disponibles, e instruyó a los estados que vacunen a todos los estadounidenses de a partir de 65 años.

"La próxima fase refleja la urgencia de la situación a la que nos enfrentamos", aseguró. "Cada dosis de la vacuna que permanece almacenada en lugar de administrarse podría significar una vida más que se pierde o una cama de hospital más que se ocupa".

Una tercera vacuna contra el coronavirus podría pronto unirse a las vacunas de Pfizer y Moderna, que ya han sido aprobadas para el uso de emergencia: el martes, Johnson & Johnson dijo que planifica anunciar pronto los resultados de un ensayo de su vacuna de una dosis, aunque es probable que la compañía no pueda proveer esta primavera la cantidad de dosis que había prometido inicialmente al gobierno federal, debido a retrasos en la producción, reportó el Nueva York Times.

Si la vacuna puede proteger fuertemente a las personas, como algunos científicos prevén, solo se necesitaría una dosis, haciendo que sea mucho más fácil para los departamento de salud y las clínicas locales vacunar a los residentes. Su vacuna también permanece estable en una nevera durante meses, mientras que las otras dos se deben congelar, reportó el Times.

El Dr. Marcus Plescia, director médico de la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales (Association of State and Territorial Health Officials), dijo que las autoridades de salud estaban claramente emocionadas sobre la vacuna de una dosis de Johnson & Johnson.

"Una vez se la ponga, se acabó", dijo. "Todo el mundo está ansioso porque esté disponible. Tiene mucho potencial".

Pero la esperanza de una tercera vacuna que pueda proteger contra la infección con la COVID-19 se ve disminuida por los retrasos en la producción. En el contrato de la compañía con el gobierno federal, de mil millones de dólares, Johnson & Johnson prometió tener 12 millones de dosis listas para finales de febrero, llevando el total a 100 millones de dosis a finales de junio, reportó el Times.

Pero se informó a las autoridades federales que la compañía se había retrasado hasta dos meses respecto al calendario de producción original, y que no se pondrá al día hasta finales de abril, cuando debía haber entregado más de 60 millones de dosis, comentaron al Times dos personas familiarizadas con la situación pero que no estaban autorizadas a discutirla de manera pública.

Aunque la vacuna de Johnson & Johnson dé resultado, no será suficiente para calmar la pandemia del todo, dijo Plescia al Times. Predijo que los departamentos de salud estatales necesitarán un total de cuatro vacunas disponibles en los próximos seis meses si esperan alcanzar su meta de ofrecer la vacuna a todo estadounidense que la desee.

Una variante más infecciosa de la COVID ya se ha observado en doce estados

La variante más contagiosa del coronavirus, que ha puesto a Gran Bretaña de rodillas en las últimas semanas, está mostrando señales de una propagación amplia en Estados Unidos, advierten las autoridades y expertos de salud.

Wisconsin y Maryland se unieron esta semana a Minnesota, Indiana, Texas, Pensilvania y Connecticut, California, Florida, Nueva York, Georgia y Colorado con informes de casos de la variante, reportaron los CDC el miércoles. Se ha reportado un total de 76 casos de la variante en Estados Unidos.

El Departamento de Salud de Nuevo México anunció el miércoles que ha confirmado su primer caso de la variante británica. El paciente de sexo masculino viajo a Reino Unido en diciembre, anotó el departamento de salud. Una variante sudafricana que también es más contagiosa todavía no se ha detectado en ningún lugar de Estados Unidos.

Los CDC dijeron que su programa de vigilancia de cepas está en vías de multiplicar por más de dos el número de secuencias genómicas que se suben a las bases de datos públicas a finales de esta semana.

"El consenso general es que no hay una única variante que impulse a los casos actuales en EE. UU. Dicho esto, debemos estar atentos a estas variantes preocupantes", declaró esta semana al Washington Post Duncan MacCannell, director científico de la Oficina de Detección Molecular Avanzada de los CDC.

Otros científicos están de acuerdo.

"No observamos ninguna evidencia de una variante en particular que le 'gane' a las demás", dijo al Post Kristian Andersen, inmunólogo del Instituto de Investigación Scripps. "Esto no quiere decir que no haya una, pero hasta ahora no hemos visto ninguna evidencia, y estamos buscándola, pero no lo suficiente".

Andersen apuntó que es probable que las variantes británica y sudafricana se hagan dominantes en Estados Unidos en cuestión de meses. "Nuestros esfuerzos de mitigación son muy insuficientes para afrontarlas", advirtió.

Aunque las variantes no muestran señales de ser más letales que la versión original del virus, podrían mandar a más gente al hospital, aumentar el número de muertes por la COVID-19, y prolongar el esfuerzo por alcanzar la inmunidad grupal en este país, reportó el Post.

"Estamos en una carrera contra el tiempo", declaró al Post Jennifer Nuzzo, epidemióloga del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. "Debemos aumentar la velocidad con la que actuamos, para que no permitamos que este virus se propague más ni que esta variante [británica] se vuelva la dominante en circulación. El tiempo pasa".

Un azote global

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 23.1 millones, mientras que el número de muertes superó a las 384,800, según los cálculos del Times. El jueves, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 2.8 millones de casos; Texas, con más de 2 millones de casos; Florida, con más de 1.5 millones de casos; Nueva York, con más de 1.2 millones de casos; e Illinois, con más de 1 millón de casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En India, el número de casos de coronavirus superó los 10.5 millones el jueves, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. Por otra parte, el jueves Brasil superó los 8.2 millones de casos y tenía casi 206,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 92.4 millones el jueves, con casi 2 millón de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: CBS News; New York Times; Washington Post

Comparte tu opinión