El defecto del 'agujero en el corazón' podría aumentar el riesgo de ACV tras una cirugía

El defecto del 'agujero en el corazón' podría aumentar el riesgo de ACV tras una cirugía

MARTES, 6 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Las personas que nacen con un agujero en el corazón podrían tener un riesgo más alto de accidente cerebrovascular (ACV) tras una cirugía, encuentra un estudio reciente.

Este tipo común de defecto congénito, conocido como foramen oval permeable (FOP), es un agujero entre las cámaras superiores del corazón que no se cierra tras el nacimiento.

"Ya sabíamos que el FOP aumenta el riesgo de un segundo ACV en personas que ya habían sufrido uno", dijo en un comunicado de prensa del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston, el líder del estudio, el Dr. Matthias Eikermann, anestesiólogo del centro.

"Nuestro laboratorio busca formas de reducir las complicaciones tras una cirugía no cardiaca, así que investigamos si la presencia del FOP aumenta o no el riesgo de ACV tras una cirugía", dijo.

Eikermann y su equipo de investigación analizaron los historiales de caso de más de 150,000 personas que se sometieron a una cirugía en uno de tres hospitales de Nueva Inglaterra entre 2007 y 2015. Más o menos un 3.2 por ciento de los que tenían un agujero en el corazón sufrieron un ACV en un plazo de 30 días tras la cirugía. Esto es en comparación con un 0.5 por ciento de las personas que no tenían un FOP.

El equipo también encontró que los ACV relacionados con el FOP provocaban más daño cerebral que los ACV en las personas que no tenían un agujero en el corazón.

El estudio aparece en la edición del 6 de febrero de la revista Journal of the American Medical Association.

"Nos sorprendió la gran magnitud del riesgo de ACV en los pacientes con FOP tras la cirugía", dijo Eikermann. "Los pacientes que estudiamos no tenían ninguna señal ni ningún síntoma de ACV antes de la cirugía".

"El riesgo de ACV durante el periodo de observación breve de 30 días tras la cirugía en este análisis es incluso más alto que el riesgo observado a lo largo de varios años en los pacientes que habían sufrido un ACV anterior no vinculado con la cirugía", añadió.

Minimizar el riesgo planteado por un FOP podría reducir en gran medida la cantidad de ACV tras una cirugía, según los autores del estudio.

"El ACV es una complicación postquirúrgica devastadora, y tenemos una nueva vía con tratamientos conocidos que podría utilizarse para reducir dicho riesgo", planteó Eikermann.

La mayoría de personas no saben que tienen un agujero en el corazón antes de una cirugía, dijo.

Más de una cuarta parte de la población tiene un FOP, y en la mayoría no provoca problemas graves de salud, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

"Los estudios futuros serán útiles para ver si realizar una ecocardiografía de rutina antes de la cirugía cambia nuestra toma de decisiones quirúrgicas al buscar y diagnosticar específicamente el FOP antes de que contribuya a un accidente cerebrovascular", señaló Eikermann.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre el FOP.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión