El coronavirus llegó a la ciudad de Nueva York desde Europa, no desde Asia, muestra un estudio genético

El coronavirus llegó a la ciudad de Nueva York desde Europa, no desde Asia, muestra un estudio genético

JUEVES, 9 de abril de 2020 (HealthDay News) -- El nuevo coronavirus ha estado circulando en la ciudad de Nueva York más tiempo de lo que se creía, y se puede determinar que la mayoría de los casos se originaron en Europa, revela un estudio reciente.

Para llegar a esa conclusión, se reunió información genética del coronavirus a partir de muestras nasales tomadas de 75 pacientes del Hospital de Tisch, el Hospital Winthrop de la NYU, y el Hospital Langone de Brooklyn de la NYU, señaló el equipo de Langone Health de la NYU.

Los hallazgos se presentaron a la Iniciativa Global para Compartir Todos los Datos de Influenza (Global Initiative on Sharing All Influenza Data), que fomenta que se compartan internacionalmente todos los datos sobre las infecciones de influenza, y que ahora está monitorizando la evolución del nuevo coronavirus.

"El valor de determinar las secuencias virales locales es que, mientras más se hagan disponibles, mejor podremos monitorizar la propagación y la gravedad de la enfermedad, y más puede clarificarse cuáles fármacos, vacunas o intervenciones sociales son efectivas aquí", comentó la líder del equipo de la secuenciación, Adriana Heguy, directora del Centro de Tecnología del Genoma de Langone de la NYU.

"Apenas comenzamos este proyecto, pero pronto secuenciaremos 192 muestras virales por semana, con la meta de ofrecer miles de secuencias para el análisis en un futuro cercano", añadió Heguy en un comunicado de prensa de Langone de la NYU.

"Esta iniciativa global no solo determina el código de una sola versión del virus, sino que monitoriza cómo su código genético cambia a medida que pasa por la población, y con qué consecuencias", explicó el Dr. Matija Snuderl, director de Patología y Diagnósticos Moleculares de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"A medida que los virus evolucionan durante la transmisión de una persona a otra, sus secuencias pueden ayudar a los investigadores a determinar la procedencia, o lugar de origen, de esa infección específica", dijo Snuderl, que dirige al equipo de evaluación clínica.

"Pueden suceder unos cambios leves en el código genético de un virus durante la transmisión de una persona a otra, que pueden ayudar a orientar la respuesta de salud pública", añadió Matthew Maurano, del Instituto de Genética de Sistemas y el Departamento de Patología de Langone de la NYU.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión