El consumo empedernido de alcohol en la juventud podría dañar las arterias

MARTES, 24 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Las arterias de los jóvenes que beben alcohol se vuelven rígidas en un momento anterior de su vida, lo que podría aumentar su riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular (ACV) más adelante, informa un estudio británico.

Las arterias de las personas se vuelven menos elásticas de forma natural al envejecer, pero ciertos factores (entre ellos el consumo de alcohol y tabaco) pueden acelerar ese proceso. Este estudio incluyó a más de 1,600 personas en Reino Unido. A los 17 y 24 años se evaluaron su consumo de alcohol, su tabaquismo y sus arterias.

El consumo empedernido de alcohol en la juventud podría dañar las arterias

"Había ciertas evidencias de un aumento graduado con un uso más empedernido, lo que significa que, mientras más se bebe, mayor es el aumento en la rigidez arterial", señaló el investigador Hugo Walford, estudiante de medicina del Colegio Universitario de Londres.

Añadió que otros factores de una enfermedad cardiaca futura no explicaban la relación, lo que sugiere que esa conducta riesgosa durante este periodo tiene un efecto directo en la salud de las arterias.

El uso de alcohol se calificó como nunca, mediano (4 bebidas o menos en un día típico de consumo) o alto (más de 5 bebidas). El tabaquismo se calificó como nunca, anterior, mediano (menos de 10 cigarrillos al día) y alto (10 o más al día).

En general, la rigidez arterial aumentó en un promedio de un 10.3 por ciento entre los 17 y los 24, con un aumento ligeramente mayor en las mujeres que en los hombres.

La rigidez arterial aumentó con cada aumento de un punto en la puntuación promedio de alcohol, según los hallazgos, que se presentaron el lunes en una reunión en línea de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology).

No se encontró un aumento en la rigidez arterial entre los fumadores promedio. Y aunque los fumadores empedernidos tuvieron un mayor aumento en la rigidez arterial que los que nunca habían fumado, solo fue significativo en las mujeres. Los cambios en la rigidez arterial entre los 17 y los 24 años no difirieron entre los exfumadores y los que nunca habían fumado.

"Los resultados sugieren que el daño arterial ocurre en los bebedores jóvenes, y en las mujeres jóvenes que fuman mucho. Los que nunca han fumado y los exfumadores tuvieron unas alteraciones similares en la rigidez arterial, lo que indica que dejar de fumar puede restaurar la salud vascular a esta edad temprana", aseguró Walford en un comunicado de prensa de la reunión.

Añadió que los jóvenes quizá piensen que beber y fumar no conducirá a un daño a largo plazo, pero que esto podría ser incorrecto.

"Estos resultados indican que estas conductas podrían poner a los jóvenes en una trayectoria durante toda la vida, que comienza con la rigidez arterial, y que podría al final conducir a enfermedad cardiaca y ACV", añadió Walford.

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Society of Cardiology, news release, Aug. 23, 2021

Comparte tu opinión