¿El confinamiento lo tiene triste? Los expertos ofrecen consejos para aliviar el estrés

¿El confinamiento lo tiene triste? Los expertos ofrecen consejos para aliviar el estrés

MARTES, 26 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Aunque los riesgos de salud física que plantea la COVID-19 son la prioridad de todo el mundo, los expertos advierten que la pandemia también se está cobrando un precio masivo en salud mental.

Esto es lo que encuentra una nueva investigación de los efectos de salud mental en China, donde los picos de infección y el confinamiento sucedieron varios meses antes que en EE. UU.

Por ejemplo, un estudio reciente publicado en la revista Psychiatry Research encuestó a más de 7,200 hombres y mujeres en China durante el confinamiento de febrero en ese país. Se encontró que más de un tercio sufrían un "trastorno de ansiedad generalizada" relacionado con la COVID, mientras que alrededor de una quinta parte sufrían síntomas de depresión. Poco más de un 18 por ciento reportaron dificultades del sueño.

La buena noticia es que los expertos dicen que hay estrategias de afrontamiento efectivas para las personas que sienten que el peso de la crisis del coronavirus las abruma.

"Primero, creo que es importante que reconozcamos que sentirse abrumado, aterrado o estresado en las circunstancias actuales es bastante comprensible", señaló Danielle King, profesora asistente de psicología industrial y organizacional de la Universidad de Rice, en Houston.

"En lugar de evitar tener esos sentimientos, creo que es beneficioso que los reconozcamos, tengamos compasión con nosotros mismos, y encontremos formas de también experimentar algunas emociones positivas en medio de estas dificultades", planteó.

Hacerlo de forma consciente, aseguró King, ayuda a las personas a aceptar que hay algunas cosas "que no están bajo nuestro control". También libera la mente para que se reenfoque en las cosas que podemos elegir.

"Por ejemplo", anotó, "en una época estresante podemos encontrar un momento de alegría al hacer ejercicio, divertirnos jugando con nuestros hijos, sentir satisfacción al pintar un cuadro, experimentar calma y gestionar nuestros pensamientos a través de la meditación, o hacer felices a los demás cocinando una nueva receta para nuestra familia".

La meta es crear "momentos de emoción positiva" como forma de fomentar la esperanza y el valor "en medio de tanto estrés comprensible", dijo King.

Neda Gould, directora asociada de la Clínica de Trastornos de Ansiedad del Centro Médico Johns Hopkins de Bayview, en Baltimore, se hizo eco de ese consejo. Y dijo que se puede contribuir a esa meta al dedicar el tiempo para adoptar unos momentos meditativos de calma y relajación.

"Cualquier forma de relajación o mindfulness puede desactivar la respuesta de estrés", aseguró Gould, "y permitirnos pensar de una forma más clara y efectiva, y ayudarnos a volver al momento presente. Pausar y hacer algunas respiraciones es una opción. Dedicar tiempo a escuchar meditaciones guiadas antes de irse a la cama, o temprano en la mañana, puede resultar útil".

King se mostró de acuerdo. "Creo que trabajar para permanecer en el 'ahora' lo más posible es útil cuando en nuestras vidas tantas cosas están cambiando y son impredecibles", aseguró.

King aconsejó adoptar una perspectiva de "un día a la vez", que reoriente el enfoque a las cosas buenas de una época que por lo demás es difícil. Para algunas personas, quizá esto signifique celebrar la oportunidad imprevista de "'pausar', quedarse en casa [y] pasar tiempo en solitario y/o con nuestras familias", planteó. Son oportunidades "que quizá no experimentemos de nuevo, hasta este punto, en nuestras vidas", apuntó.

Gould aconsejó no caer en la tentación pesimista de pensar en el peor de los casos. "Recuerde que la mente puede fijarse en los resultados catastróficos", anotó. "Y debemos llevarla de vuelta a los hechos de la situación, en lugar de esas historias sobre lo que podría suceder que nos atrapan".

Esto lleva a Gould y a King a sugerir otra forma de reducir la ansiedad: dejar de ver las noticias.

"La cantidad de información en las noticias puede hacer que la ansiedad fácilmente se convierta en algo discapacitante", advirtió Gould. Sugiere recurrir solo a algunas fuentes fiables de noticias durante periodos limitados. "Evite revisar las noticias constantemente, y mejor limítese a hacerlo una vez al día, por ejemplo", dijo.

"Mantenerse informado es importante", reconoció King. "Pero también debemos priorizar nuestra salud mental. Si las noticias, como cualquier otra actividad, provocan una ansiedad abrumadora, haga una pausa, salga a caminar, y entonces pruebe un nuevo método para alcanzar su objetivo".

Y recuerde que identificar cuáles métodos funcionan mejor contra la ansiedad podría conllevar algo de ensayo y error, añadió.

"Lo que cada uno de nosotros 'necesita' podría ser exclusivo", explicó King. "Estamos aprendiendo sobre nosotros mismos en esta nueva experiencia. Y debemos escuchar a nuestros cuerpos y a nuestras emociones".

Más información

Averigüe más sobre la COVID-19 y la salud mental en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión