El colesterol no es amigo del corazón, sobre todo en las personas jóvenes

El colesterol no es amigo del corazón, sobre todo en las personas jóvenes

MARTES, 3 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Los niveles en aumento del colesterol en los adultos jóvenes se vincula firmemente con las probabilidades a largo plazo de la principal causa de mortalidad, la enfermedad cardiaca, encuentra un estudio reciente.

El nuevo estudio global usó datos de más de 400,000 personas de 38 ensayos distintos. Siguieron su salud durante un promedio de más de 13 años, pero a algunos les dieron un seguimiento durante hasta 43 años.

Los investigadores observaron en particular el efecto de los niveles de todos los tipos de colesterol en la sangre, excepto el colesterol "bueno" HDL.

En un informe que se publicó el 3 de diciembre en la revista The Lancet, los investigadores encontraron que, independientemente de la edad, unos niveles más altos de colesterol "no HDL" se vinculaban con un aumento en las probabilidades de enfermedad cardiaca, además de muertes debidas a la enfermedad cardiaca.

El efecto fue particularmente pronunciado en las personas que eran jóvenes cuando sus niveles de colesterol comenzaron a aumentar; es probable que esto se deba a que sus sistemas cardiovasculares habían estado sobrecargados por el colesterol durante muchos años.

Por ejemplo, entre los hombres menores de 45 años, el riesgo de haber tenido una enfermedad cardiaca o un accidente cerebrovascular letales o no letales a los 75 años era de apenas un 12 por ciento entre los que tenían un colesterol no HDL bajo. Pero el riesgo aumentó a un 43 por ciento entre los que tenían unos niveles altos, encontró el estudio.

Entre las mujeres menores de 45 años, esos porcentajes fueron de un 6 y un 24 por ciento, respectivamente.

Pero unos cambios saludables en el estilo de vida (por ejemplo, unas mejores dietas y el ejercicio) podrían reducir en gran medida los niveles de colesterol y también el riesgo de por vida de problemas cardiacos de una persona, señalaron los autores del estudio.

Por ejemplo, entre los adultos menores de 45 años que tenían al menos dos factores de riesgo de la enfermedad cardiaca, bajar los niveles de colesterol no HDL a la mitad redujo sus probabilidades de enfermedad cardiaca más adelante en la vida de alrededor de un 16 a un 4 por ciento entre las mujeres, y de alrededor de un 29 a un 6 por ciento entre los hombres, encontró el estudio.

"Esa reducción en el riesgo es más grande mientras más pronto se reducen los niveles de colesterol", añadió en un comunicado de prensa de la revista el coautor del estudio, Stefan Blankenberg, del Centro Alemán de Investigación Cardiovascular, en Alemania.

Unas acciones tempranas e intensivas para reducir los niveles de colesterol no HDL podrían revertir el estrechamiento inicial de las arterias, pero no está claro si unos niveles ligeramente aumentados o normales de colesterol afectarían al riesgo de enfermedad cardiaca, o a qué niveles se debe recomendar el tratamiento, sobre todo en los adultos más jóvenes, apuntaron los autores del estudio.

Dos expertos de EE. UU. que no participaron en el estudio se mostraron de acuerdo en que unos niveles altos de colesterol no HDL son problemáticos a cualquier edad.

En los pacientes más jóvenes, "este estudio demostró que la exposición a largo plazo a niveles altos de colesterol no HDL junto con al menos dos factores de riesgo más provocaría un aumento en el riesgo a largo plazo de enfermedad cardiovascular, incluso más si esa elevación ocurrió ante de los 45 años", anotó el Dr. Guy Mintz, director de salud cardiovascular en el Hospital Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

Usar estos datos para advertir a los pacientes jóvenes sobre los peligros "puede ser muy efectivo para motivar a los pacientes a cambiar", considera Mintz.

¿Qué deben hacer las personas en la treintena y la cuarentena si encuentran que tiene unos niveles altos de colesterol no HDL?

"En lugar de un uso temprano de medicamentos, creo que los pacientes con este tipo de perfil de riesgo se beneficiarían de una modificación enfocada en el estilo de vida, que incluya la pérdida de peso, el ejercicio regular y una mejora del estado metabólico (incluyendo la prediabetes) antes de implicarse en una terapia con estatinas a muy largo plazo", aconsejó Mintz.

La Dra. Eugenia Gianos es directora de salud cardiaca de las mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al leer el nuevo estudio, dijo que "confirma la relación entre la exposición a unos niveles elevados de colesterol con el tiempo y el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca".

Los datos también son "un recordatorio clave de que debemos comenzar los esfuerzos de prevención cardiovascular a una edad joven para evitar los efectos posteriores", añadió Gianos. "Ya sea que se logre mediante el estilo de vida o los medicamentos, es imperativo reducir los niveles de lípidos de forma sustancial para reducir el riesgo".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre la prevención de la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión